Peugeot 208: claves de su diseño

18 Diciembre, 2012, modificada el 19 Diciembre, 2012 por

El diseño del Peugeot 208 recoge lo mejor de la herencia pasada (ese mítico 205) reinterpretándolo y creando las bases del futuro lenguaje estilístico de la marca. La responsable de su interior y coordinadora de las versiones GTi y XY nos cuenta todos los secretos de su gestación.

Peugeot 208: claves de su diseño14

No te la esperas tan joven y llena de energía; cuando alguien llega alto parece que tiene que ser muy senior y peinar canas. Pero no: Anna Costamagna, italiana de 38 años, ha vivido profesionalmente deprisa y cuenta con un currículum dilatado y muy especializado a pesar de sus años (ha llevado los diseños del interior y exterior de modelos como el 3008 y el 5008). Nacida en Turín, hoy vive en París y es una de las ejecutivas del Centro de Diseño de Peugeot en la capital francesa, donde comparte ideas y proyectos con Pierre Authier, responsable de diseño del 208, o Gilles Vidal, director de diseño de Peugeot. Anna ha estado recientemente en Madrid y ha conversado con Autocasion.com sobre las claves en el estilo del interior del Peugeot 208, además de compartir su última gran creación, la versión GTI que pudimos admirar en septiembre en el Salón de París.

Un gran equipo y un pliego de condiciones exigente

El equipo que ha creado el 208 empezó a trabajar en este nuevo Peugeot ya en 2008 y, como ocurre en este tipo de proyectos, se implica a ingenieros, diseñadores, expertos en materiales, en ergonomía… es un largo camino en el que se debate, se discute, se llega a acuerdos, se desestiman  ideas, se encuentran soluciones. “Nuestro pequeño grupo, muy unido, compartía la misma visión de la dirección a seguir. Eso nos proporcionó la inspiración, la fuerza y toda la energía para llegar a plasmar todas nuestras ideas” declara Authier, quien confiesa que su objetivo es que el 208 llegue a convertirse en una especie de icono estilístico, “como lo fue el 205“.

Peugeot 208_barrido14
El Peugeot 208 rompe con las líneas de diseño típicas de su segmento

La primera clave es que la  forma y la función vayan de la mano. Así, en el exterior, las dimensiones buscan la optimización de la aerodinámica: 2 cm menos de anchura y 1 cm menos de altura que el 207 se unen a carenados inferiores y, en algunas versiones, a un alerón trasero. ¿Función? Bajar consumos y emisiones. Pero eso no está reñido con la belleza de una silueta compacta, con voladizos reducidos, que busca en lo global y en el detalle reinterpretar la figura biológica de un felino. Esta metáfora del león de Peugeot empieza a manifestarse ya desde el frontal: “Los faros delanteros son rasgados como los de un león –nos cuenta Anna Costamagna- y están subrayados con leds y eso mismo es lo que transmiten los contornos de las luces antiniebla”.  En la parrilla se ha buscado una impresión de flotabilidad, con líneas modernas que sugieren tecnología y eficiencia ambiental: “El tamaño de la entrada de aire te hace pensar en la optimización del consumo”.

La arista suavizada que parte el capó es como una columna vertebral que nace del logotipo, situado en la parte superior de la parrilla, recorre el techo del 208 y acaba imprimiendo movimiento también en la trasera.
Merece la pena detenerse en los pilotos traseros –señala Anna- porque de nuevo hacemos un guiño a nuestro emblemático león, con la marca de tres garras de luz formadas por leds”. Subraya también la diseñadora lo particular de su forma de boomerang integrada en la silueta del modelo.

La dificultad de las 5 puertas

Los diseños más puros se dan por lo general en las carrocerías compactas de 3 puertas. Cuando se necesita añadir dos puertas más para configurar la versión 5p, muchas de las líneas se interrumpen y, a veces, una parte de la elegancia se pierde por el camino. “En nuestro caso –nos cuenta Costamagna- hemos tratado de dar una personalidad propia a cada carrocería: las puertas de la 5p parecen atravesadas por una nervadura que surge de los pilotos traseros. En el montante trasero de la 3p hemos hecho un guiño a nuestro querido 205”.

Una postura de conducción polémica

Peugeot 208 puesto_conduccion14
Una nueva ergonomía preside el puesto de conducción, con un volante más pequeño y situado en una posición más baja.

Internamente, la consigna ha sido buscar el placer de conducción, real y percibido. “A pesar de ser más pequeño por fuera que el 207 –analiza la diseñadora- por dentro tiene más amplitud. Se han cuidado muchísimo los detalles para generar una alta percepción de calidad, con materiales sobrios, una estudiada ergonomía y una focalización clara en el puesto de conducción”. En este último punto nos sonreímos: la postura de conducción del Peugeot 208 ha generado mucha controversia: unos la adoran, otros la detestan, no parece haber término medio. A mí en particular me gusta y me encuentro muy cómoda con un volante más pequeño, situado más bajo; me resulta muy manejable y creo que, en trayectos largos, me canso menos. Es posible que se deba a mi anatomía –pequeña- como me señalan algunos colegas de profesión, pero al fin y al cabo mi talla es bastante estándar si consideramos el público femenino. Esto no les acaba de sonar bien a los responsables de Peugeot, porque una de las exigencias claras del pliego de condiciones del 208 es que debe gustar y estar adaptado tanto al gusto femenino como al masculino, al fin y al cabo se trata de conducir con efectividad y comodidad (lo que conlleva sin duda seguridad al volante) y para eso no hay –o no debería haber- diferencias de sexo.

En el interior de nuevo tenemos similitudes con formas felinas en las bocas del aire acondicionado en el extremo del salpicadero, en el interior la simplicidad ha sido nuestra máxima”.  Se han reagrupado todos los mandos de audio en la pantalla táctil de la columna central, en la que apenas hay botones ni mandos, dando lugar a un diseño más puro y moderno. La instrumentación es otro de los puntos clave del interior: “Hemos situado elementos analógicos, a modo de relojes, junto a una pantalla digital donde la velocidad siempre está claramente visible y juegos de retroalimentación que aportan elegancia”. Precisamente la ambientación lumínica aporta también sensaciones de calma y serenidad al conductor, al ser predominantemente blanca.

El 208 GTi, by Anna Costamagna

La imponente presencia de la versión GTidel 208 es fruto de un concienzudo trabajo en materiales y colores. La primera sensación ante su estilo deportivo es de total atracción, así lo corroboramos con muchos otros compañeros: mayor ancho de vías, pasos de rueda ensanchados, faros halógenos imitando –de nuevo- los ojos de un felino, parrilla negra brillante, interior en semicuero con costuras vistas, combinación de los colores blanco/rojo en el exterior y negro/rojo en el interior… Anna tiene que volver a París, pero nos deja admirando la deportividad de  esta última creación suya que ya tocamos en el Salón de París. Hasta pronto.

Te puede interesar...

Isabel Gª Casado

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba