Peligros –y seguridades- de la autopista y autovía

26 Agosto, 2016, modificada el 3 Marzo, 2017 por

¿Qué peligros y seguridades hay en las autovías y autopistas? En las autovías y autopistas hay una serie de peligros que se deben tener en cuenta para aumentar al máximo nuestra seguridad al volante. Te los detallamos a continuación.

Peligros –y seguridades- de la autopista y autovía11

Antes de fijarnos en los peligros –y seguridades- de la autopista y autovía, vamos situarnos dentro de las carreteras de alta velocidad. Hay tres tipos de carreteras de alta velocidad: autopistas, autovías y vías para automóviles.

Aunque sinuosa, este tipo de vías permiten mantener una velocidad elevada.11
Aunque sinuosa, este tipo de vías permiten mantener una velocidad elevada.

Empezaremos por esta última por ser la menos extendida, de hecho, es raro encontrar alguna en España y es que se trata de un concepto más que un lugar físico. Es una vía reservada para el uso exclusivo de automóviles, tiene una sola calzada y limitación total de accesos a las propiedades colindantes. De la misma manera, en una carretera convencional señalizada como “vías para automóviles” la velocidad máxima genérica no es de 90 km/h, sino de 100 km/h.

Autopista y autovía, nos importan para la seguridad

Una característica de estas vías son las curvas de amplio radio.11
Una característica de estas vías son las curvas de amplio radio.

Las autopistas y autovías son las más importantes, veámoslas. En primer lugar, están señalizadas como tales aunque, si tienes carnet de conducir, seguro que sabes identificar una autopista y una autovía. Aunque tengan la diferencia intrínseca de que la autopista tiene el uso exclusivo para automóviles, de cara a saber los peligros –y seguridades- de ambas vías, no haremos distinción.

En cierto modo, lo mejor que tienen este tipo de carreteras es lo puede volverse contra nosotros. La autovía está pensada para conducir a alta velocidad. De esta manera, las curvas son de radio amplio, no hay cruces ni apenas “interrupciones” a la circulación –no hay cruces y sí incorporaciones a elevada velocidad-, puede haber dos o más carriles, admite un elevado volumen de tráfico y no hay circulación en sentido contrario. Todo, pues, pensado para que el viaje sea rápido y placentero.

¿La autopista provoca accidentes?

A veces, la confianza, puede hacernos valorar mal el peligro.11
A veces, la confianza, puede hacernos valorar mal el peligro.

Estas bondades que nos proporcionan este tipo de vías -autopista y autovía-, creadas para la distribución de tráfico en un país, son las que nos pueden hacer bajar la guardia.

¿Por qué pueden ser peligrosas una autopista o autovía? No vamos a fijarnos en lo evidente, que es la velocidad. No, vamos a fijarnos en la monotonía que supone circular por largas rectas y paisajes “sosos”. Esto crea aburrimiento y el aburrimiento llama a la somnolencia. Debemos tener especial precaución en haber dormido muy bien antes del viaje y llevar un habitáculo limpio y con temperatura agradable. La radio y una conversación agradable son grandes compañeros de viaje.

¿Cuánta distancia de seguridad hay que dejar?

La circulación "aglomerada" nos debe hacer recapacitar y dejar distancia de seguridad.11
La circulación “aglomerada” nos debe hacer recapacitar y dejar distancia de seguridad.

Al permitir que circule un gran volumen de tráfico, contamos con muchos coches circulando a 120 km/h unos seguidos de otros. Esto puede ser peligroso si no dejamos la distancia de seguridad. Para saber que circulamos a la distancia correcta del coche precedente tomaremos un punto de referencia de dicho coche, una señal o una farola, contaremos “101, 102, 103” despacio y en voz alta y deberemos pasar por  ese punto de referencia al acabar de contar. Si pasamos antes, vamos demasiado pegados al de delante.

¿Cómo circularemos de noche? ¿Y con lluvia?

Siempre que esté libre, debemos circular por por el carril de la derecha y usar los otros para adelantar.11
Siempre que esté libre, debemos circular por por el carril de la derecha y usar los otros para adelantar.

Si llueve o si es de noche tendremos dos dificultades añadidas. Por una parte, la espuma que sale de las ruedas del coche que nos precede. Sí, la solución es evidente: dejar más espacio. Por otra parte, la noche obliga a encender las luces y, si vamos muy cerca del coche de delante podemos molestar al conductor con nuestros faros. Seamos respetuosos y dejemos distancia. Esto mismo, y casi en mayor medida, se puede aplicar a la carretera convencional. Si vemos que nuestro haz de luz supera la matrícula del coche de delante, es muy posible que le estemos molestando. Un detalle aparte ocurre en las retenciones. Queremos lanzar una propuesta: apaga las luces de cruce en una retención. Consumirás menos y molestarás menos al de delante. Si la circulación se reanuda, sólo tienes que volver a encenderlas.

Dos datos importantes, en este tipo de vías debemos circular a más de 60 km/h y haremos caso omiso de las peticiones de autostop. Por otra parte, si sufrimos una avería podremos parar en ambos arcenes –aunque mejor en el de la derecha-. Es obligatorio señalizar con los triángulos de emergencia. Colocaremos ambos por detrás del coche, mínimo a 50 metros y visibles a 100.

Tanto la autopista como la autovía están señalizadas como tales, en su comienzo y su fin.11
Tanto la autopista como la autovía están señalizadas como tales, en su comienzo y su fin.

En todo caso, debemos circular por el carril de la derecha. Es muy frustrante ver cómo hay coches circulando por el central estando el de la derecha libre y, del mismo modo, ver cómo hay coches por el de la izquierda estando el central e, incluso, el de la derecha libres. Esto genera retenciones, resta fluidez a la circulación y es motivo de sanción.

Como resumen podemos decir que las autopistas y las autovías son las carreteras más rápidas y seguras para circular. En contra puede aparecer el aburrimiento de ir haciendo durante muchos kilómetros una conducción simple con el agravante de un entorno repetitivo lo que nos puede llevar a bajar la percepción de riesgo por excesiva confianza.

Te puede interesar...

Nacho Torres

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba