Reportaje

Peligro con el hielo negro: el asesino invisible

Ampliar

11 de enero, 2021

Sin lugar a dudas, lo que se conoce como hielo negro es uno de los enemigos más peligrosos para los conductores. Te explicamos cómo evitar en lo posible el tener un accidente por este problema.

Muchos conductores creen que el hielo se ve en la carretera como una especie de manto blanco, pero no es así. La mayoría de las placas de hielo son completamente invisibles hasta que ya es demasiado tarde. Es lo que se conoce como hielo negro, y no es más que una capa de hielo camuflada sobre el asfalto.

Este hielo, además, suele ser una capa más gruesa y deslizante que la que vemos de color blanco como escarcha en algunas zonas sombrías, lo que lo hace todavía más peligroso.

En realidad, el mayor riesgo del hielo negro es que no lo detectamos hasta que ya estamos prácticamente encima de él, a veces incluso ni siquiera lo hemos visto y sólo notamos la pérdida de control del vehículo en cuanto pasamos sobre él.

No te lo pierdas: cómo conducir con hielo.

Como es algo casi invisible, lo mejor es estar prevenidos y saber en qué zonas suele ser más probable que haya este tipo de placas de hielo negro para reducir la velocidad y aumentar la precaución en ellas.

En qué zonas suele haber hielo negro

El hielo negro puede estar en cualquier parte del asfalto cuando las temperaturas son especialmente bajas, pero suele darse con más frecuencia en estos puntos que te señalamos a continuación. Por desgracia, no hay mucho que podamos hacer una vez hayamos perdido el control del coche al pasar sobre una placa de hielo (sobre todo si no tenemos neumáticos de invierno) así que lo mejor es prevenir y circular a una velocidad más baja en estas zonas críticas:

  • En los puentes: el asfalto de los puentes está más frío que el del resto de la calzada normalmente. La Tierra emite algo de calor, como los puentes no están en contacto con el suelo y, además, están en zonas elevadas y en las que suele hacer más viento, la temperatura del asfalto es menor en ellos, lo cual favorece la formación de hielo en ellos.
  • Bajo los puentes: no sólo el asfalto del propio puente está más frío, también hay más riesgo cuando pasamos por debajo de un puente o viaducto. Aquí se debe a la sombra que produce el puente sobre el asfalto y también a la humedad que muchas veces gotea de la calzada superior sobre la inferior.
  • Zonas sombrías: en invierno el sol incide con un ángulo que hace que en muchas zonas no llegue a dar el sol directamente durante todo el día en los meses de invierno. Es mucho más probable que haya hielo en ellas. Las carreteras estrechas con taludes altos a los lados son zonas críticas.
  • Entrada y salida de los túneles: dentro de los túneles es poco probable que se formen placas de hielo debido a que su temperatura es relativamente constante durante todo el año, como en las bodegas y cuevas. Sin embargo, justo en la entrada y en la salida de los túneles sí se suelen producir placas de hielo. Normalmente son zonas sombrías y en las que, además, suele haber humedad. Para colmo, el túnel suele hacer una especie de efecto chimenea y hay corrientes de aire que bajan todavía más las temperaturas del asfalto.
  • Zonas de frecuentes nieblas: las nieblas y las lluvias finas son mortales si se coinciden con temperaturas extremadamente bajas. La fina capa de agua que entra en contacto con el asfalto frío se congela casi instantáneamente.

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • itv trapaga

    Estaba viendo el episodio de Ugly Betty donde comenzó un blog … Siempre he querido tener un blog (¡que la gente realmente lea!) Y tengo algunas ideas geniales para algunos, pero ¿cómo puedo empezar uno en Internet? . Ayuda muy apreciada ..

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche