Opel OPC, 15 años con nosotros

23 Diciembre, 2014 por

Se cumplen quince años desde que llegara al mercado el primer Opel Astra OPC. Montaba un motor de 2 litros con 160 CV y fue un éxito inmediato de ventas. Actualmente, el Opel Insignia OPC es el buque insignia de las variantes deportivas de la marca alemana.

Opel OPC, 15 años con nosotros6

OPC es el acrónimo de Opel Performance Center, es decir, los modelos de Opel a los que acompañan estas siglas se caracterizan por sus motores potentes de altas prestaciones, puestas a punto deportivas y estéticas agresivas. Pues bien, se cumplen 15 años desde que llegó al mercado el primer vehículo que salió del centro de altas prestaciones de la marca; era ni más ni menos que el Opel Astra OPC, con 160 CV.

Según Mark Adams, vicepresidente de Diseño de Opel, “un modelo OPC debe ser inmediatamente reconocible como tal. Cada detalle y cada línea debe expresar las prestaciones del vehículo”.

Las siglas OPC ocupan el lugar dejado por las GSi

Con la segunda generación del Opel Astra, la marca alemana dejaba atrás el Astra F que tantos éxitos le había dado en competición. Su sustituto, el Opel Astra G, era más eficiente y tenía una mayor habitabilidad interior, pero no estaba pensado como vehículo de carreras. Así lo explica Volker Strycek, piloto de competición de Opel y cofundador de OPC: “El coche estaba muy lejos de ser adecuado para competición. Como no había planes de producir una versión GSi, no se había tenido en cuenta dotarle de un potente motor y su correspondiente chasis. Así que nos sentamos y en menos de un año teníamos desarrollado y probado nuestro primer modelo, el Astra OPC 1”. Después de él, muchos otros han llegado a las carreteras tras establecer su vuelta rápida en Nürburgring.

Aquel primer Opel Astra OPC montaba un propulsor basado en el ECOTEC 2.0 litros de 136 CV. El recién creado equipo OPC construyó una mecánica con mucho más régimen de utilización y mayor respuesta, completamente diferente del económico motor del que derivaba. Se montaron pistones forjados, cámaras de combustión de nuevo perfil, colectores más grandes de admisión y escape y una centralita de gestión del motor optimizada, dando como resultado 160 CV. Un radiador de aceite adicional y el termostato ajustado aseguraban la temperatura idónea en toda circunstancia.

Opel Astra OPC primera generación6
El primer Opel Astra OPC montaba un motor atmosférico de 2 litros y 160 CV.

El chasis, obviamente, también necesitó algunos refinamientos para adecuarse a las nuevas prestaciones, y Opel quiso que éstas se reflejaran en las características dinámicas y en el comportamiento. El centro de gravedad se bajó dos centímetros, se instalaron amortiguadores Bilstein, unos discos de freno mayores tras las llantas de 17 pulgadas, unos brazos de suspensión de nuevo desarrollo y una dirección más directa. Además, este OPC se distinguía por unos aditamentos aerodinámicos y por la inclusión de asientos Recaro. Desde entonces, el Opel Astra G OPC sigue siendo un coche de carreras muy popular.

El primer Astra OPC de la historia obtuvo el reconocimiento inmediato del público y de las 2.500 unidades previstas inicialmente para la producción se pasó a 3.000, que fueron vendidas en cuatro meses.

Segundo modelo salido del centro de altas prestaciones: Opel Zafira OPC

Tras el éxito obtenido con el Astra, el equipo OPC se planteó un proyecto algo especial: construir el monovolumen compacto más rápido del mundo. Así, diseñaron la variante deportiva Opel Zafira OPC, que supuso, además, la llegada del turbocompresor. A partir de ese momento, todos los modelos creados por el “Opel Performance Center” han estado equipados con la eficiente tecnología turbo. La potencia del motor 2 litros se fue incrementando gradualmente desde los 192 CV de la primera generación del Zafira hasta los 200 CV de la segunda generación del Astra OPC y, posteriormente, hasta los 240 CV y los 280 CV disponibles en el actual Opel Astra OPC. El par motor también creció con las prestaciones. La primera generación del motor 2.0 turbo tenía 250 Nm, mientras que la última versión entrega unos impresionantes 400 Nm.

Nürburgring, territorio habitual para Opel OPC

La historia de Opel OPC está indiscutiblemente ligada al circuito alemán de Nürburgring. La segunda generación del Opel Astra OPC estableció un nuevo récord en su clase al completar en 2005 el trazado de 20,8 km del bucle norte (Nordschleife) en 8 minutos, 35 segundos y 94 centésimas. El año siguiente, el Opel Zafira OPC estableció una nueva marca para monovolúmenes compactos (8:54:38 minutos) que aún no ha sido batida. Y el Opel Corsa OPC ha registrado nuevos estándares en el segmento de coches pequeños. Un vehículo completamente de serie completó la vuelta en sólo 8:47:99 minutos en 2007. Además de los intentos de batir récords, todos los modelos OPC “sufren” los rigurosos test de resistencia en el “Infierno verde”, que se considera la pista de carreras más exigente del mundo.

Opel ha producido dos series especiales con la denominación “Nürburgring”, el Astra OPC de 2008 y el Corsa OPC de 2011. El Astra Nürburgring ofrecía un aspecto más deportivo, aunque sus prestaciones eran las mismas del Opel Astra OPC, mientras que la versión Opel Corsa Nürburgring Edition ofrecía 18 CV y un diferencial autoblocante delantero que lo hacía mucho más radical y eficiente que el Opel Corsa OPC ‘normal’.

Opel Corsa OPC Nurburgring Edition6
La edición especial Nürburgring del Opel Astra OPC incluía un diferencial autoblocante delantero.

Opel Astra OPC, el coche más potente del segmento

El Opel Astra OPC es el modelo de su clase más potente, con un propulsor turbo de dos litros con 280 CV y 400 Nm de par. Este Opel Astra acelera de 0 a 100 km/h en seis segundos y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h. Fue puesto a punto, por supuesto, en el Nordschleife de Nürburgring. Incorpora suspensión delantera con HiPerStruts (Torretas de Altas Prestaciones), un diferencial autoblocante mecánico delantero y equipo de frenos Brembo de altas prestaciones.

En la actualidad, el Opel Insignia OPC es el modelo más alto de la gama. Su motor 2.8 litros V6 turbo ofrece 325 CV y envía 435 Nm de par a las cuatro ruedas. Los ingenieros del equipo OPC han desarrollado un sistema de tracción total derivado de la experiencia adquirida con el Opel Calibra en el Campeonato Alemán de Turismos (DTM), donde se proclamó vencedor en 1996. Con este potente motor a su disposición, el Opel Insignia OPC acelera de 0 a 100 km/h en seis segundos (6,3 en el caso del Sports Tourer) y alcanza una velocidad máxima, limitada electrónicamente, de 250 km/h. Sin embargo, el Insignia puede ser aún más rápido. La versión “deslimitada” con cambio manual alcanza una velocidad de 270 km/h (265 km/h el Sports Tourer).

Te puede interesar...

Marcos Diego

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba