Reportaje

Mi coche hace ruido al frenar, ¿por qué?

Ampliar

13 de mayo, 2019

Muchos coches hacen un molesto ruido al frenar. En la mayoría de los casos no es nada grave, pero conviene saber cuáles son las posibles causas y estar atento a ellos por si puede ser el síntoma de una avería peligrosa.

El chirrido de los frenos es algo muy molesto y que a veces puede ponernos nerviosos. En la mayoría de los casos no son el síntoma de un fallo grave, pero conviene saber cuáles son las posibles causas de ese ruido y echar un vistazo a nuestro coche para evitar males mayores.

La buena noticia es que nosotros mismos podemos descartar la mayoría de las causas graves que pueden provocar este ruido en los frenos. De este modo podemos quedarnos tranquilos y convivir con ese ruido o tomar las medidas apropiadas para solucionarlo.

La mayoría de las veces el chirrido de los frenos está provocado por una falta de lubricación entre la base metálica de la pastilla de freno y el bastidor de la pinza de freno. Si tu coche acaba de empezar a hacer ese ruido después de haberle cambiado las pastillas, casi seguro que el motivo es ése, que se olvidaron de añadir un poco de pasta de cobre en la plaqueta de la pastilla de freno o que no se montaron las chapillas y muelles de retención nuevos que se deben cambiar junto con las pastillas nuevas en un kit.

Esto no es nada grave, aunque sí molesto. No es necesario desmontar de nuevo y añadir la pasta de cobre, aunque sí es recomendable.

Si el chirrido ha empezado a hacerlo sin que hayamos tocado nada en los frenos, entonces sí debemos echar un vistazo para ver qué es lo que está pasando. Nosotros mismos podemos hacerlo fácilmente subiendo el coche en un elevador o con un buen gato y sacando las ruedas para dejar a la vista la pinza de freno y los discos.

Vamos a ver a continuación qué debemos buscar para saber qué está provocando que nuestro coche chirríe al frenar.

Por qué chirrían los frenos del coche y cómo saber si es grave

Tras rodar por el barro conviene lavar el coche y evitar rayar los frenos.

1 fotos

Ampliar

Una de las causas más frecuentes que producen un ruido muy molesto al frenar es que haya entrado una piedrecita entre la pastilla de freno y el disco, de modo que al frenar lo que hacemos es rayar los discos. Esto es muy frecuente sobre todo en los 4×4 y SUV tras vadear algún reguero, pasar algún charco o atravesar una zona embarrada. Si en tu coche han empezado a chirriar los frenos al pasar por un charco o tras conducir por una zona con gravilla o polvorienta, seguramente ésta sea la causa.

A veces es tan sencillo como frenar dando marcha atrás para quitar esa piedra de los frenos, pero lo más normal es que tengamos que sacar las pastillas y limpiarlas. Si no lo hacemos, esa piedra acabará rayando el disco y tendremos que cambiarlos o tornearlos.

Vamos a ver cuáles son las otras causas que sí son graves y que podemos solucionar simplemente quitando una a una las ruedas del coche y haciendo una inspección visual:

  • Desgaste de las pastillas de freno. Hay algunos coches que tienen un testigo de desgaste en el cuadro de instrumentos, pero la mayoría recurren a una solución más sencilla y eficaz para avisarnos de que estamos llegando al límite de desgaste. Lo que hacen es poner una pequeña chapilla doblada y remachada que en cuanto roza con el disco produce un desagradable ruido. Se ve fácilmente cuando sacamos la rueda. En otras ocasiones el coche no lleva ese testigo de desgaste y lo que está haciendo ruido es directamente el bastidor metálico de la pastilla al rozar con el disco. El ruido es diferente, más que un chirrido es un sonido áspero y que llegamos incluso a notar en el pie al frenar. Es imperativo cambiar las pastillas por unas nuevas.
  • Pastillas o discos cristalizados. Si el disco tiene un color algo anaranjado nos indica en la mayoría de los casos que ha estado sometido a elevadas temperaturas. Este calor provoca una alteración en las propiedades de las superficies de fricción. No sólo tienden a chirriar al frenar, también pierden eficacia. Normalmente basta con cambiar las pastillas de freno, pero en ocasiones es necesario sustituir también los discos.
  • Discos rayados: la superficie de los discos de freno es normal que tenga unas leves rayas debido a que algunas partes de las pastillas de freno son más duras que otras y producen un desgaste desigual en los discos. También las piedrecitas que se cuelan entre el disco y la pastilla los provocan. Si estas irregularidades en la superficie del disco son demasiado acusadas aparecen los ruidos al frenar debido a que la pastilla no asienta perfectamente sobre el freno y vibra más de lo normal. Deberemos cambiar los discos.

Echar nosotros mismos un vistazo es muy sencillo, pero es incómodo y, sobre todo, poco salubre ya que el polvillo de los frenos, aunque no contenga amiantos, no es bueno para el aparato respiratorio. Apenas supone una hora de mano de obra encargar esta revisión en un taller, que es lo más recomendable.

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • jcl

    buen articulo ruben, gracias como siempre.

    Por cierto en mis discos delanteros tienen una rayas sin mucho relieve y al frenar no hace ningun ruido supongo que estas rayas son «normales» si no tienen un relieve exagerado ¿no?

    • Rubén Fidalgo

      Hola jcl, sí, es normal que haya pequeñas rayas ya que el material de la pastilla no es perfectamente homogéneo y tiene zonas más duras y abrasivas.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche