Mazda y Autocasión en el ALD Ecomotion Tour 2017

3 Junio, 2017, modificada el 4 Junio, 2017 por

Por cuarto año Mazda y Autocasion han formado equipo en el ALD Ecomotion Tour, que en 2017 celebra su décima edición, y el resultado ha sido muy satisfactorio, logrando reducir los consumos del nuevo Mazda CX-5 2.2 diésel con tecnología Skyactiv frente al valor homologado por la propia marca en una competición que este año ha estado muy reñida en la categoría SUV, con el mayor número de participantes.

Mazda y Autocasión en el ALD Ecomotion Tour 20175

Con un recorrido total de 456,06 kilómetros y una temperatura exterior de más de 30 grados (en el interior rondaba los 40), casi hemos consumido más agua Martín Tejero (Jefe de Flotas de Mazda España) y yo, que gasóleo el nuevo Mazda CX-5 2.2 diésel, que ha gastado 19,18 litros en recorrer la distancia de la prueba, lo que implica que su consumo medio ha sido de 4,22 l/100 km frente a los 5 l/100 km que homologa este vehículo. Esto supone una reducción en el consumo medio de un 16 %, no está mal, sobre todo si tenemos en cuenta que la conducción realizada durante la prueba ha sido bastante natural, salvo por el hecho de no conectar el compresor del aire acondicionado.

Este año se cumplen dos hitos muy importantes para ALD Ecomotive: sus primeros 25 años en España y la décima edición del ALD Ecomotion Tour, que ha contado con la participación de un total de 19 marcas y 26 vehículos inscritos. Con varias categorías (SUV, berlinas de menos de 118 g/km de CO2, berlinas de más de 118 g/km de CO2, industriales…), este año la más reñida ha sido la de los SUV, con nada menos que el 70% de los inscritos, entre los cuales ha estado el equipo de Mazda-Autocasion.

El ganador de esta edición del ALD Ecomotion Tour ha sido el equipo Honda con una reducción del consumo homologado de un 21 % en su Honda Civic 1.5 VTEC.

Por categorías:

  • Vehículos de menos de 118 g/km de CO2: Nuevo Opel Insignia
  • Vehículos de más de 118 g/km de CO2: Honda Civic 1.5 VTEC.
  • Vehículos industriales: Fiat Dobló.
  • SUV: Volkswagen Tiguan 2.0 TDi.
  • Híbridos: Hyundai Ionic Hybrid.

Cuál es el objetivo del ALD Ecomotion Tour

Todos los coches montaban ruedas Michelin.5
Todos los coches montaban ruedas Michelin.

ALD Ecomotive es una de las compañías de renting de vehículos más importante en España y desde hace 10 años organiza esta prueba en la que el ganador es aquel que logre un mayor porcentaje de reducción de consumo frente a la cifra homologada por el fabricante. Para evitar que se realicen malas prácticas se equipa a los coches con un traspondedor de flotas (del proveedor BlueFleet) que transmite en tiempo real todos los datos sobre la conducción. Además, se fija un tiempo mínimo para realizar cada una de las etapas del recorrido y cada minuto de retraso supone 0,1 litros más de consumo medio de penalización. De este modo se evita la tentación de practicar una conducción demasiado antinatural con velocidades poco realistas en la práctica.

Para igualar más las cosas, todos los coches de la prueba se “calzan” con neumáticos Michelin, se inflan con las presiones recomendadas por el fabricante y no está permitido variarlas durante la prueba, del mismo modo que se precintan los depósitos de combustible para evitar repostajes “ilegales”.

Con esta prueba ALD Ecomotive pretende concienciar a los conductores sobre la incidencia directa que tiene su conducción en el consumo de su coche. Como te contamos en nuestro reportaje sobre conducción eficiente, las diferencias de consumo entre dos estilos de conducción pueden ser abismales y no necesariamente tiene que ser más lento el que menos gasta, se trata de eficiencia.

Una buena distancia de seguridad (que evita que los cambios de ritmo del coche que nos precede nos hagan frenar y perder inercia), un correcto uso del cambio y suavidad en las maniobras no nos harán llegar más tarde pero sí gastar menos… e ir más seguros.

El coche del equipo Mazda-Autocasion

El nuevo Mazda CX-5 ha demostrado ser un compañero de viaje cómodo, seguro y ahorrador.5
El nuevo Mazda CX-5 ha demostrado ser un compañero de viaje cómodo, seguro y ahorrador.

Aunque el peso pesado de Mazda en el mundo del renting es el formidable Mazda6, son conscientes de que el mercado está volcado por completo hacia la categoría SUV, un segmento que está “robando” clientes a todas las categorías, desde los monovolúmenes o compactos hasta las berlinas tradicionales. Por ello, y por que es novedad, han elegido el nuevo Mazda CX-5 para participar en esta edición del ALD Ecomotion Tour. En concreto, el vehículo de nuestro equipo tiene una cuota mensual de 440 € + IVA en un período de 36 meses con Mazda Renting

Puesto que se trata de reducir el consumo respecto al valor homologado, lo mejor es partir de una versión lo más parecida posible a la empleada para la homologación, pues niveles de acabado superiores (con llantas de más pulgadas y neumáticos más anchos y varios kilos de más de equipamiento) penalizan más en los consumos, por ello, la unidad elegida es la del CX-5 Evolution+Navi con el motor 2.2 diésel de 150 CV, tracción delantera y cambio manual (puedes ver todos sus datos en la ficha adjunta). Además, es la más razonable y, posiblemente, la más demandada por el público por su buena relación precio/equipamiento/producto.

A lo largo de la prueba me ha gustado mucho su equilibrio y me ha gratificado más su conducción que durante la presentación del modelo. Claramente su comportamiento es más agradable con las llantas de esta versión de 17 pulgadas que con las que se equipan en las versiones topes de gama de 19 pulgadas, muy seductoras desde el punto de vista estético, pero que penalizan tanto el confort como la eficacia y los consumos.

El recorrido elegido por la organización contaba con un poco de todo: zonas urbanas, autovías, carreteras secundarias y comarcales, con pendientes fuertes en algunos puntos pese a las cuales, fue posible reducir el consumo medio homologado, lo que dice mucho en favor de esta mecánica.

Gran parte del truco para lograr estos consumos está en el buen par motor de la mecánica 2.2 diésel de Mazda que, gracias a su generosa cilindrada, no necesita demasiada sobrepresión del turbo para lograr un buen empuje a bajo y medio régimen, lo que nos permitió apurar las marchas largas y llevar el motor por debajo de las 2.000 rpm durante casi todo el recorrido.

Pese a la incomodidad de la elevada temperatura interior, el confort de las suspensiones y de los asientos, así como una dirección precisa y de buen tacto, el recorrido se hizo llevadero.

Esta prueba deportiva me ha servido para corroborar las impresiones percibidas durante la toma de contacto que tuve con esta segunda etapa del Mazda CX-5 que ha mejorado mucho en todos los aspectos frente a su predecesor, no sólo en lo que se ve y se toca, también en lo que se siente al conducirlo, con un rodar mucho más fino.

Muchas gracias a Mazda y a ALD Ecomotive por contar con nosotros en esta edición del ALD Ecomotion Tour tan especial por su décimo aniversario.

Vídeo ALD Ecomotion Tour 2017

 

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba