Reportaje

¿Hay menos riesgo de contagio frente al Coronavirus con las ventanillas bajadas?

Ampliar

02 de julio, 2020

Hasta ahora siempre que nos preguntaban si era mejor viajar con las ventanillas abiertas o usar el aire acondicionado la respuesta era muy clara: con aire acondicionado. Sin embargo, como en tantos otros aspectos, el Coronavirus ha hecho que haya que replantearse la respuesta a esta duda.

El Covid-19 ha cambiado radicalmente muchos aspectos de nuestra vida. El trato con las personas, nuestro trabajo, cómo nos desplazamos, el ocio… y también ha cambiado las respuestas a muchas preguntas que nos hacéis en vuestros comentarios. Una de esas preguntas, que ahora tiene otra respuesta, es la de si es mejor usar el aire acondicionado o viajar con las ventanillas cerradas. Antes era evidente recomendar cerrar las ventanillas y usar el aire acondicionado, ahora la respuesta depende de quienes viajen con nosotros… o hayan viajado.

Si es nuestro coche y en él viajamos nosotros solos o con las personas con las que cohabitamos, la respuesta sigue siendo la misma y es que es más recomendable usar el aire acondicionado, tanto por confort como por seguridad frente a los contagios. El motivo es que los sistemas de filtrado del aire acondicionado de los coches actuales actuarían de forma similar a como lo hacen las mascarillas que llevamos nosotros mismos.

Sin embargo, si en el coche vamos con personas con las que no cohabitamos, no podemos garantizar que no sean transmisores aunque no tengan síntomas de la enfermedad y, en este caso, es más recomendable bajar las ventanillas que usar el aire acondicionado (salvo en algunos modelos de alta gama cuyos sistemas de climatización ionizan y purifican el aire)… aunque sea infinitamente más incómodo.

Te interesa: ¿protegen los filtros de habitátculo frente al Covid-19?

Si tenemos la suerte de que nuestro coche equipe un sistema de climatización premium de esos que ionizan, purifican y hasta perfuman el aire, será más seguro usar la climatización, ya que las ventanillas bajadas también producen turbulencias de aire dentro que pueden hacer que, si por ejemplo alguien estornuda o tose, nos lance las partículas directamente a la cara.

En la mayoría de los casos, los coches simplemente tienen un filtro que captura partículas como el polen o el polvo del aire exterior, lo cual no ofrece ninguna protección frente al Coronavirus. En estos casos, las vantanillas bajadas garantizan una mejor renovación del aire y que la carga vírica contenida en él sea menor. Esto, sin embargo, tampoco nos lo podemos tomar al pie de la letra y el motivo lo explicaré con un ejemplo un poco escatológico, pero muy gráfico. Ir en el coche con las ventanillas cerradas y el aire acondicionado puesto si alguno de los pasajeros es transmisor del Covid es como estar en una piscina hinchable y que alguien orine en ella. Vamos a estar en contacto con ello sí o sí. En cambio, con las ventanillas bajadas es como si estuviésemos en la playa y alguien lo hiciese en el mar, la cosa queda más «diluida» y, salvo que estemos justo al lado, apenas nos afectaría.

Coronavirus: usar o no el aire acondicionado en los coches compartidos

Otro caso es cuando utilizamos un coche que no es el nuestro. En principio, las compañías de carsharing y las de alquiler garantizan la higiene de los vehículos. En el caso de los coches de alquiler es más fácil que esos protocolos se lleven a cabo tras cada devolución del vehículo y a priori sería más seguro usar el aire acondicionado en ellos. De todos modos, aquí debería imperar el concepto de «si hay duda, es que no hay duda». Aunque se realicen esos protocolos, algo puede haber salido mal, la persona que tiene que hacerlo cometer un error, que el anterior cliente fuese «una bomba vírica»… de modo que lo más conveniente es ventilar con las ventanillas en lugar de usar la climatización.

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche