Luces de conducción diurna, hasta un 10% menos de muertos

6 Junio, 2017 por

El fabricante de lámparas Philips y la DGT nos recuerdan la importancia de ver y ser vistos en carretera, así como la influencia de nuestras luces y lámparas en esta tarea, siendo las luces de conducción diurna ejemplo de ello.

Luces de conducción diurna, hasta un 10% menos de muertos1

Desde Autocasión os hemos hablado de la importancia de cuándo debemos encender las luces, así como de las ventajas y desventajas de hacer uso de las mismas durante el día. Pues Philips y la DGT nos recuerdan la importancia que estas tienen para ver y que podamos ser vistos, nuestras luces y el cuidado de las lámparas.

Según los datos proporcionados por la Dirección General de Tráfico el 61% de los accidentes en los que existen víctimas se produce durante el día; siendo el 61% en caso de haber fallecidos y el 70% para aquellos en los que las consecuencias se limitan a heridos hospitalizados o no  pero que hayan ocurrido en vías interurbanas. Cuando hablamos de vías urbanas la mayor concentración de accidentes se observa entre las 8:00 y las 20:00 horas que, habitualmente, tenemos luz natural en nuestro país.

Diferentes estudios realizados acerca de las causas de los accidentes durante el día revelan que en el 50% de los siniestros no haber visto o haber visto demasiado tarde al otro usuario de la vía es un elemento clave en el 50% de las ocasiones elevándose hasta el 80% en caso de darse en una intersección.

De ello se desprende que el uso de las luces durante todo el día, incluso cuando la luminosidad es elevada, contribuye de forma efectiva a elevar la seguridad en carretera. Ello se debe a que llevar las luces encendidas permite ver a los vehículos en movimiento con mayor facilidad, diferenciarlos mejor del horizonte y estimar con mayor exactitud a qué velocidad se aproximan.

También nos permiten ver y ser vistos en zonas boscosas o montañosas cuando la proyección de luces y sombras sobre la carretera afecta de forma directa a nuestra capacidad de percepción de los objetos y su movimiento. También ayuda a distinguirnos cuando la posición del sol es baja, en el amanecer o atardecer.

Nuestros vecinos europeos tienen diferentes normativas acerca de cómo deben ser gestionadas, las luces, durante el día. Mientras Finlandia, Suecia, Noruega, Islandia, Dinamarca, Austria, Estonia, Letonia o Eslovenia mantienen una posición de obligatoriedad del uso de las luces diurnas durante todo el año y en todas las vías, otros como República Checa, Lituania, Polonia o Eslovaquia las exigen durante los meses de invierno; además existen otros como Hungría Italia o Portugal en las que solo es exigible en determinadas vías.

Las Luces de Conducción Diurna, pueden disminuir el riesgo de accidente en determinadas circunstancias. Su efectividad es máxima cuando el conductor se comporta de la misma forma que lo haría si no dispusiera del sistema. Por eso, no está de más recordar a los conductores que respeten siempre las normas de circulación”, explica Juan Sologuren, responsable de la marca de lámparas para el automóvil Philips en nuestro país.

Para Sologuren, “utilizar la luz diurna o llevar las luces de cruce encendidas en las horas de menos luz, hace que nuestro vehículo sea percibido por los demás desde mucho más lejos. Según las estimaciones más rigurosas, esa distancia puede ser de más del doble, un factor que incide positivamente sobre la seguridad vial al mejorar aspectos como la distancia de seguridad, detección y velocidad”.

Desde 2011 es obligatorio que todos los vehículos comercializados en el territorio de la EU equipen dispositivos de luces diurnas con lámparas de bajo consumo que se enciendan con la puesta en marcha del vehículo. Si durante la marcha son necesarias las luces de cruce o carretera, las diurnas disminuirán su intensidad para evitar posibles deslumbramientos. Estos equipos lumínicos son obligatorios en el frontal del vehículo y su tarea no es otra que maximizar la visualización del vehículo por parte del resto de usuarios de la vía.

Sologuren comenta: “En el caso de los vehículos adquiridos antes de 2011, los conductores pueden mejorar su visibilidad en carretera llevando encendidas las luces de cruce no sólo durante las horas de menos luz. De cualquier modo, es importante revisar periódicamente el estado de las luces y, en caso de mal funcionamiento, lo ideal, para garantizar su rendimiento y evitar averías, es que las cambiemos de dos en dos”.

Reemplazar las lámparas por parejas nos puede ahorrar problemas y aportar importantes beneficios en cuanto a nuestra seguridad se trata, evitando la descompensación entre las diferentes lámparas o un fallo próximo debido al natural desgaste de los filamentos. Por ejemplo una lámpara diseñada para iluminar hasta 75 metros apenas llegará a los 50 tras 3 años de uso.

Te puede interesar...

Carlos Pascual

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba