Reportaje

Los coches que hizo famosos Burt Reynolds

10 fotos

Ampliar

07 de septiembre, 2018

Ayer falleció a los 82 años uno de los actores más míticos para los amantes de las películas en las que los coches son casi tan protagonistas como las estrellas que los conducen. Vamos a dar un repaso a la filmografía que ha hecho inmortales a Burt Reynolds y a muchos coches.

Su sonrisa de pícaro y su bigote están tan frescos en la memoria como el Lamborghini Countach negro perseguido por la policía o el Pontiac Firebird Trans-Am de Bandit. Ayer falleció Burt Reynolds con 82 años y aquí va nuestro pequeño homenaje.

Aunque por sus papeles en el cine tenía fama de mujeriego empedernido, en su vida tuvo más coches que esposas y en su filmografía hay verdaderas «road movies» que ahora son consideradas de culto, especialmente la saga de «Los Locos de Cannonball» y «Bandit».

Vamos a dar un repaso a algunos de los coches que se hicieron famosos posando junto a Burton Leon Milo Reynolds y a sus principales películas con ellos, aunque hubo muchas más como: White Lighning (1973), Hooper (1978), Stroker Ace (1983), Gumball 3000 (2003), etc.

Smokey & the Bandit (1977): el Pontiac Trans Am más famoso

El Pontiac negro con el águila dorada en el capó fue todo un icono en los setenta.

10 fotos

Ampliar

Estrenada en 1977 y conocida en España como «Los Caraduras», no está muy claro quién es el protagonista en esta película, si Burt Reynolds o el Pontiac Firebird Trans-Am negro con el águila dorada sobre su capó. Esta imagen fue todo un icono de finales de los años setenta y, ¿recuerdas algún otro Pontiac negro que se hiciese famoso en televisión?…

El éxito de «Smokey and the Bandit» hizo que tuviese otras dos secuelas estrenadas en 1980 y 1983. Esta saga y la de Cannonball, que fueron en años consecutivos, hicieron que Burt Reynolds fuese uno de los actores de moda en la primera mitad de la década de los ochenta.

El argumento es muy sencillo: transportar un camión de cerveza de forma clandestina atravesando estados donde la ley es muy estricta contra el alcohol. No te contamos más para que te animes a verla.

Los Locos de Cannonball I (1981): una ambulancia con 007

En Los Locos de Cannonball I se hizo un guiño a Bandit.

10 fotos

Ampliar

El país con los límites de velocidad más estrictos del planeta y con la mayor pasión por la gasolina y los motores potentes… vaya mezcla.

En esta comedia los protagonistas son los bólidos y multitud de famosos del momento: Roger Moore, Sammy Davis Jr., Dean Martin, Farrah Fawcett… o un jovencísimo Jackie Chan en un desternillante Subaru repleto de tecnología.

Además del Ferrari 308 conducido por Dean Martin y Sammy Davis (vestidos de curas), el gran protagonista en esta película es el Lamborghini Countach negro de dos participantes. Rolls Royce, Corvette, Camaro, Porsche, Aston Martin… la película es un desfile de coches de carreras que quieren cruzar un país de costa a costa saltándose todos los límites de velocidad, una aventura que inspiró a los locos de Gumball 3000.

Los Locos de Cannonball II (1984): un Countach de color…

En la segunda entrega de los Locos de Cannonbal el Countach dejó de ser negro y pasó a ser blanco y rojo por arte de magia.

10 fotos

Ampliar

La primera Cannonball tuvo tanto éxito en taquilla que hubo que repetirla apenas dos años más tarde. El Countach pasó de negro a blanco, pero, para escaparse de la policía, se volvía de color rojo con un simple manguerazo, un gadget sorprendente y genial hace 7 lustros.

El argumento es el mismo, cambian los coches y algunos protagonistas y logró mantener al público entretenido lo suficiente como para pensar en una tercera entrega, pero sin Burt Reynolds, los Locos de Cannonball 3 pasó con más pena que gloria.

Los Rompehuesos (1974): a la cárcel por un Citroën Maserati

Tirar al mar este SM tras una loca persecución acabó con sus huesos en la cárcel.

10 fotos

Ampliar

Sólo aparece un coche en los primeros minutos de la película, pero se trata de una de las persecuciones más famosas de Hollywood y, para más morbo, la única protagonizada por un coche francés. Citroën estaba promocionando su  SM con motor Maserati en EE.UU. tras lograr el título de mejor coche de importación en dicho país en 1972.

Aunque la persecución acaba con Burt Reynolds en la cárcel, al actor le entusiasmó el coche y acabó por encargar dos ejemplares, uno de los cuales regaló a otra actriz amiga suya.

Reynolds interpreta a un jugador de fútbol americano en decadencia que acaba entrenando a un equipo de presos en un partido contra los guardianes. Bastante mejor y entretenido este original de 1974 que el penoso remake del ególatra Adam Sandler de 2005.

Driven (2001): no todas fueron buenas…

En la película Driven, Reynolds comparte cartel con Silvester Stallone.

10 fotos

Ampliar

¿Te imaginas a Rocky medio sonado conduciendo un bólido de carreras?, pues a alguien le pareció buena idea. Silvester Stallone y Burt Reynolds protagonizaron esta película que pretendía entretener con una trama basada en los retos personales de pilotos de la fórmula CART estadounidense.

Aunque ninguna de las películas de esta lista estuvo nominada a un Oscar, al menos entretenían y tenían su gracia. Ésta ni eso.

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche