Reportaje

Los coches más maléficos del cine

8 fotos

Ampliar

17 de marzo, 2020

Damos un repaso a los coches que han sido los protagonistas de algunas de las historias más inquietantes del cine, los verdaderos malos de la película.

En el mundo del cine hay muchísimos casos en los que el coche ha sido el compañero, el perfecto co-protagonista. También hay muchos ejemplos de películas de terror o de intriga en las que el coche ha sido el hilo argumental de la misma, como en «Death Proof» o «Nunca Juegues con Extraños«.

Tal vez te interese: 10 películas de coches para ver en cuarentena

En este reportaje no vamos a hablar de coches conducidos por psicópatas malvados como en los ejemplos anteriores o la más mítica de todas «El Diablo sobre Ruedas» sino de coches que son malvados en sí mismos. Si eres de los que les gusta el cine de terror y los coches, tienes aquí unos buenos ejemplos para disfrutar.

Christine: Plymouth Fury del 58

Tal vez sea la mejor película con un coche malvado como protagonista.

8 fotos

Ampliar

En el primer puesto y de forma indiscutible. Con los años tiene algo de tufillo, pero en su día los efectos especiales fueron sensacionales y la trama no está mal llevada. Basada en la novela de Stephen King y dirigida por John Carpenter, Christine es la historia de un Plymouth Fury poseído por un intrigante alma demoníaca.

Tal vez te interese: la historia de Miss Belvedere

Se alimenta de la pasión de su amo por el coche y el problema está en sus celos desaforados. No aguanta que nada ni nadie se interponga en la relación entre el amo y el coche. No puede faltar en la colección.

The Car: Lincoln Continental Mark III del 71

Este Lincoln está muy modificado por un conocido preparador americano.

8 fotos

Ampliar

Esta película es de 1977 y hay que verla con la perspectiva de aquella época. Estaban de moda los films sobre catástrofes con máquinas. Aviones que se estrellan, barcos que se hunden… y coches asesinos en serie. El modelo en cuestión es un Lincoln Continental Mark III pero muy modificado, de hecho apenas se reconoce la base sobre la que se creó esta máquina demoníaca.

De transformar la berlina de lujo en máquina maléfica se encargó el especialista de cine George Barris, el mismo que diseñó el Batmóvil o el coche de la familia Monster para las populares series de televisión.

La Rebelión de las Máquinas: Western Star 4800

Stephen King dirigió su propia novela. ¿Qué podía salir mal?

8 fotos

Ampliar

Dirigida por el propio Stephen King en 1986, esta película es más reconocida por su título original «Maximum Overdrive». El argumento no puede ser más hilarante: un cometa pasa cerca de la tierra y provoca una extraña influencia sobre las máquinas. Durante una semana éstas cobran vida y atacan a los humanos.

El protagonista es un camión Western Star con un inquietante duende en su coraza y un remolque cargado con juguetes, la verdad es que no sabes si da más miedo o risa.

Karr: Pontiac Firebird Trans-Am del 82

K.A.R.R. era el gemelo izquierdo de Kitt en «El Coche Fantástico».

8 fotos

Ampliar

Knight Automated Roving Robot, esto es lo que significan las siglas de KARR, el gemelo malo de Kitt, el protagonista de la popular serie de TV de los ochenta que apareció en algún episodio. Idéntico a Kitt, a alguien se le olvidó instalar en su memoria las tres leyes básicas de la robótica y este Pontiac Firebird Trans-Am era el antagonista del bonachón servidor para la ley y el orden.

No es una película sino un episodio de la serie de televisión, que tampoco está mal para pasar el rato recordarla. Ha aguantado mejor el tiempo el Pontiac que los peinados de David Hasselhoff.

Highwaymen: Cadillac Eldorado del 72

Aunque con un conductor, casi era más máquina el hombre que el coche.

8 fotos

Ampliar

No es exactamente un coche poseído, pero es que su conductor tampoco está muy claro que sea una persona. El Cadillac Eldorado del 72 es conducido por un psicópata con un brazo biónico que se dedica a matar a la gente provocando accidentes.

El bueno de la peli es el marido de una de las víctimas, que se propone como objetivo acabar con el maléfico Cadillac Eldorado antes de que éste acabe con la chica.

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche