Reportaje

Los coches del Muro de Berlín

6 fotos

Ampliar

25 de noviembre, 2019

Con motivo del 30 aniversario de la caída del Muro de Berlín damos un repaso a algunos de los coches más carismáticos del Este como homenaje a esta fecha tan decisiva para Europa.

El pasado 9 de noviembre celebramos el 30 aniversario de una fecha histórica para Europa: la caída del Muro de Berlín. Esta frontera artificial se había mantenido en pie desde el 13 de agosto de 1961 y a sus pies murieron más de 600 personas intentando cruzar la línea que dividía Alemania y gran parte de Europa en dos.

Aunque hay muchos más coches de Europa del Este, como los Skoda, los Tatra o los Syrena que circulaban por las calles de la extinta RDA, en este homenaje he querido centrarme en marcas que produjesen sus vehículos en la propia República Democrática Alemana. Esto deja fuera a los Lada Niva, fabricados en Rusia, los Tatra checos o los Syrena polacos.

Trabant 601: todo un icono

El Trabant 601 es todo un símbolo del Muro de Berlín.

6 fotos

Ampliar

Este cochecito no necesita presentación. Su imagen está tan ligada a la de Berlín que incluso dispone de un permiso especial para circular como atracción turística pese a que sus tubos de escape emiten muy por encima de los límites permitidos en la capital alemana.

Trabant se fundó en 1957 y se aprovechó de las instalaciones que Auto Unión tenía en Zwickau, que había quedado en la Alemania controlada por la URSS tras la derrota de la Segunda Guerra Mundial. El nombre de Trabant significa «Satélite» y no es una casualidad que fuese en 1957 su fundación, el mismo año en el que los soviéticos pusieron en órbita el Sputnik, el primer satélite artificial creado por el hombre.

El modelo 601 de Trabant era un utilitario ligero y de muy bajo coste. Contaba con una plataforma metálica sobre la que se montaba la mecánica (un pequeño motor de dos tiempos y 2 cilindros), las suspensiones y los frenos y que se cubría con una carrocería hecha de duroplast, un plástico obtenido a partir de fibras de algodón.

Pese a su bajo precio, pocos eran los que se lo podían permitir y debían esperar por él casi 10 años desde que se apuntaban en la lista de solicitantes. La duración media de un Trabant 601 era de casi 30 años, no porque fuese muy fiable sino porque no había otra cosa y sus propietarios hacían bolillos para mantenerlos en orden de marcha.

La fábrica cerró definitivamente sus puertas en 2013, pero el Trabant sigue vivo gracias a los nostálgicos y a las agencias de viajes que organizan rutas por Berlín a bordo de unidades de alquiler.

Barkas B1000: temida y deseada por igual

Posiblemente el coche fabricado en Alemania del Este de más calidad. Deseada y odiada a partes iguales.

6 fotos

Ampliar

Desarrollada a partir del diseño de la furgoneta DKW y con un motor de 3 cilindros de dos tiempos casi idéntico, la Barkas B1000 era una práctica furgoneta que era deseada y odiada por los alemanes del este. Sin duda, este automóvil era uno de los mejores que se podían adquirir en aquel lado del muro y todo buen alemán de la RDA suspiraba por tener una Barkas.

Por desgracia, prácticamente la única manera de viajar en una Barkas B1000 para la mayoría de alemanes era tras ser detenidos por la policía, que contaba con ella para sus servicios.

La Barkas B1000 traspasó las fronteras y llegó a exportarse a través de una compañía Belga que llegó a instalar un motor Ford 1.8 diésel para hacerla más competitiva.

Wartburg 353: se vendió en España

Los Wartburg 353 eran mucho más feos que sus predecesores.

6 fotos

Ampliar

Es probable que este coche te suene ya que llegó a tener un importador en España y durante unos cinco años era el coche más barato que se vendía en nuestro país. El Wartburg 353 fue, sin duda, uno de los coches más feos de la historia y un triste final para una de las marcas de automóviles más antiguas del mundo, fundada en 1898.

También contaba con un motor de 3 cilindros que apenas había evolucionado de sus predecesores, cuyas carrocerías eran mucho más elegantes y bien fabricadas. Mientras que los Wartburg 311 y 312 tenían unas líneas redondeadas muy atractivas, el 353 presentado en 1966 parecía esbozado por un niño, con trazos rectos muy simples.

Se mantuvo en producción hasta 1988, justo antes de la caída del muro, tras más de un millón de unidades producidas de las que apenas quedan ejemplares en circulación.

Melkus RS 1000: el alas de gaviota comunista

El Melkus era el sueño inalcanzable para la mayoría.

6 fotos

Ampliar

Sólo se construyeron 101 ejemplares de este llamativo deportivo, pero la mayoría de ellos siguen rodando en perfecto estado ya que se trataba de un coche muy caro. Por lo que costaba el Melkus RS 1000 se podían comprar en su día 30 Trabant 601, así que sólo personas muy influyentes podían permitírselo.

Contaba con un motor de 3 cilindros de dos tiempos muy similar al del Wartburg, pero gracias a sus tres carburadores rozaba los 70 CV, que movían con mucha alegría su ligera carrocería de poco más de 600 kg de peso. Gracias a su ligereza y aerodinámica, podía rozar los 170 km/h.

Una de sus señas de identidad más llamativas son sus puertas con apertura tipo «alas de gaviota». Se mantuvo en producción entre 1960 y 1979.

AWZ P70: coquetería condensada

El Nissan Figaro se inspiró en este coqueto coupé de la RDA.

6 fotos

Ampliar

AWZ fue otra de las marcas que nacieron de las ruinas de DKW y Auto Unión tras la Segunda Guerra Mundial en Zwickau. Sus automóviles se parecían mucho a los antiguos DKW, con una ingeniería ya muy desfasada. El modelo que puedes ver en esta imagen es un P70 Coupé y sus líneas son muy atractivas y sirvieron de inspiración para los diseñadores japoneses que crearon el Nissan Figaro, incluso sus dimensiones son muy similares.

El P70 se produjo con varias carrocerías. La más popular era la del sedán de 3 volúmenes y también una especie de versión SW que era una práctica furgoneta cuyas redondeadas formas recordaban a una especie de Volkswagen T1 que hubiesen encogido una tribu de jíbaros.

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche