Reportaje

Estos son los coches que pasaron por el garaje de Maradona

19 fotos

Ampliar

26 de noviembre, 2020

El 25 de noviembre de este funesto 2020 pasará a la historia como el día en el que el Dios terrenal del fútbol dejó el mundo de los mortales para emprender el camino hacia el Olimpo. Sirva este repaso a su garaje como homenaje al más grande de todos los tiempos.

Este miércoles nos dejó el mejor futbolista de la historia, el que tantas alegrías sembró en la afición con la remera puesta y el que tantos escándalos protagonizaba cuando no la tenía. Murió el que parecía inmortal y lo hizo eternizando aún más su halo divino. Diego Armando Maradona, el que fue y será ídolo mundial por varias generaciones, desistió de lo terrenal para volver al planeta empíreo del que vino hace apenas seis décadas, allá donde no existe la polémica y donde lo sobrenatural le corresponde. El genio argentino alcanzó la cúspide a base de talento. Debutó en Primera con tan solo 15 años y a partir de ahí su escalada hacia el triunfo perpetuo fue imparable. Igual de rápido fue recibiendo el dinero que le permitió sacar a su familia de la humilde Villa Fiorito y al mismo tiempo darse los primeros caprichos. Una de las pasiones que mantuvo durante toda su vida fueron los coches… y os podéis imaginar que la satisfizo. Como prueba fehaciente, repasemos los coches que pasaron por el garaje de Maradona.

La historia del Ferrari F40 negro de Maradona

Mercedes 500 SLC: las gracias

Mercedes 500 SLC como el que perteneció a Maradona.

19 fotos

Ampliar

El primer club del 10 fue Argentinos Juniors. Allí empezó a jugar en las categorías inferiores dando lugar a los famosos Cebollitas, un equipo infantil que resultó invencible. Antes de cumplir los 16, Maradona dio el salto al primer equipo debutando en la Primera División Argentina. En el barrio de La Paternal permaneció hasta 1980 y a su marcha recibió como gesto de agradecimiento de los hinchas de Argentinos un Mercedes 500 SLC de color rojo que, por cierto, fue adquirido en el concesionario propiedad del legendario Juan Manuel Fangio.

Porsche 924: un sueño hecho realidad

Porsche 924

19 fotos

Ampliar

Al recalar en Boca Juniors con 19 años, Maradona dio rienda suelta al sueño de todo chaval comprándose un deportivo digno de su imagen pública. Este 924, con motor 2.0 de cuatro cilindros y 125 CV, estuvo en su poder hasta 1982 y puede servir como anticipo de la especial atracción que sintió por los deportivos de colores oscuros…

Fiat 128 CLS: el derecho a la intimidad

Fiat 128 CLS

19 fotos

Ampliar

A finales de 1982, justo antes de ser transferido del club de sus amores al Barcelona, Diego decidió comprar un modesto Fiat 128 CLS (la unidad que vemos sobre estas líneas.) Con este modelo recorría las calles de Buenos Aires junto a la que fue su mujer durante 13 años, Claudia Villafañe, pasando desapercibidos y buscando la privacidad que ya en esos años empezaba a no tener. Lo vendió un par de años después.

Ford Sierra XR4: el regalo a papá

Ford Sierra XR4

19 fotos

Ampliar

A principios de 1986, el que fue sin duda el año mágico de Maradona, el astro de la pelota registró la compra de un Ford Sierra XR4 negro con matrícula XEC 312 que usó tanto él como su padre. El coche contaba con el poderío de un V6 de 2,8 litros que generaba 150 CV de potencia. Fue traspasado en diciembre del año siguiente y volvió a estar a la venta hace unos tres años.

Ferrari Testarossa negro: la estrella

Ferrari Testarossa negro

19 fotos

Ampliar

El coche de la foto que abre este artículo es sin duda uno de los más famosos de Maradona. A pesar de que la anécdota del F40 negro -a la que enlazamos más arriba- cobró un protagonismo especial después de que su ex mánager Guillermo Coppola la contara en televisión, fue el Testarossa que disfrutó en Nápoles el que le inyectó el entusiasmo por los Ferrari. La única condición para hacerse con uno de los cavallinos más célebres de la historia de la marca era que debían pintarlo de negro, algo que hasta entonces en Maranello solo habían aceptado a Sylvester Stallone. Y así fue… Tras él, siguieron con el mismo deseo nada menos que Michael Jackson y Michael Jordan.

Recoge uno de los muchos libros que poseo sobre Diego que, a veces, cuando llegaba a casa a las tantas de la madrugada, el rugido del Ferrari despertaba a la familia de Ciro Ferrara (amigo, vecino y compañero en el Napoli de Maradona.) Su mujer le decía: «¿Llega a estas horas? ¡Pero si entrenáis mañana!» A lo que Ferrara contestaba: «Sí, pero él es Maradona.» Con los años, el defensa central confesó que interiormente en esos momentos pensaba que Diego no aparecería por el entrenamiento. Lo cierto es que, pocas horas después, allí estaba el genio pegado a la pelota.

Ferrari F40 negro: el capricho de la estrella

Lo mejor para que entendáis qué ocurrió con el Ferrari F40 que pasó por las manos de Maradona es que escuchéis la divertida historia de boca de uno de sus protagonistas…

Renault Fuego GTA Max: el arrebato

Renault Fuego GTA Max

19 fotos

Ampliar

En 1991 era bien sabido que Maradona tenía un profundo vínculo con el mundo de las drogas. De hecho, ese mismo año fue detenido en Buenos Aires por tenencia de cocaína. Muy poco después se hizo con el que era el coche de producción argentina más rápido del momento, el Renault Fuego GTA Max. Generaba 123 CV de potencia y rozaba los 200 km/h de velocidad punta. Esta versión fue desarrollada en conjunto por Renault Argentina y el preparador Oreste Berta, y obtuvo grandes logros en el campeonato Turismo Competición 2000.

Ferrari F355 Spider: el retorno

Ferrari F355 Spider

19 fotos

Ampliar

Maradona ansiaba volver a su país tras haber mostrado y demostrado en Europa la calidad de sus quilates. Por eso, se desenfundó la camiseta del Sevilla y se puso durante cinco partidos la de Newell’s Old Boys. Al acabar la temporada de 1993, por fin pudo poner broche a su vuelta a casa firmando de nuevo por Boca. Para celebrarlo, volvió a regalarse un Ferrari (esta vez, descapotable y rojo.)

Camión Scania 113H 360: el muro

Scania 113H

19 fotos

Ampliar

A mediados de los 90 no cesaba el acoso de los periodistas a Maradona por sus escándalos fuera del terreno de juego. Con el objetivo de mantenerlos alejados, llegó hasta hacer uso de un colosal Scania 113H azul de cabina americana para entrar y salir de la ciudad deportiva de Boca.

Mini Cooper S: el no jugador

Mini Cooper S

19 fotos

Ampliar

En su papel como seleccionador del conjunto albiceleste, de 2008 a 2010, condujo un Mini Cooper S de tres puertas, un utilitario premium que en esa generación proporcionaba unos 180 CV de potencia. Por supuesto, Diego, tan exquisito con los colores, eligió combinar el azul y el blanco de su amada Argentina.

BMW i8 y Rolls-Royce Ghost: la vida de lujo

BMW i8

19 fotos

Ampliar
Rolls-Royce Ghost

19 fotos

Ampliar

Al acabar su periplo en la selección, Maradona puso rumbo a Dubái, donde entrenó a los equipos Al-Wasl y Al-Fujairah. El tiempo que estuvo en los Emiratos elevó a la máxima potencia su lujosa vida, en gran parte financiada por los jeques. Así pues, junto a su entonces pareja, Rocío Oliva, disfrutó de una mansión en la exclusiva Isla Palm y albergó en su garaje un BMW i8 híbrido de más de 370 CV y un flamante Rolls-Royce Ghost de más de 300.000 euros.

Overcomer Hunta: el tanque

Overcomer Hunta

19 fotos

Ampliar

El presidente del Dynamo Brest bielorruso quería en su club a Maradona y el marketing que eso conllevaba. Para convencerle le ofreció una importante suma de dinero y le regaló un vehículo que era más propio de la milicia que de un entrenador de fútbol. En cualquier caso, este Overcomer Hunta era una metáfora más de la grandeza del Diego, que, todo dicho sea de paso, duró muy poco en tierras tan gélidas.

Chevrolet Camaro: el caramelo envuelto

Chevrolet Camaro 2019

19 fotos

Ampliar

Cada vez que necesitaba sentirse bien, El Pelusa se acercaba a casa. Su estancia como director técnico en Dorados de Sinaloa parecía ser un primer paso para el regreso final a Argentina y, a pesar de que muchos se atemorizaron con la idea de que Maradona se afincase en una de las capitales mundiales de la cocaína, cumplimentó con éxito su labor deportiva en México. Eso sí, el deterioro de su salud ya era evidente. En uno de esos días como DT de Dorados, el club le regaló un extraordinario Chevrolet Camaro. En el vídeo que podéis encontrar por Internet se ve cómo el crack se abrazaba al coche diciendo: «Me encanta. Ya es mío. ¿Viste cómo ruge?» Pura fuerza la del muscle car americano…

BMW M4: la despedida

BMW M4

19 fotos

Ampliar

El último modelo que le vimos públicamente (en julio de este mismo año), ya en su etapa como entrenador de Gimnasia de La Plata, fue un BMW M4 que supera los 400 CV. Como argumento de la excentricidad de un genio, basta decir que la unidad iba equipada incluso con luces y sirenas de policía. La ingente fortuna material que amasó durante toda su carrera y que queda más que patente aquí, sin embargo, no es ni la mitad de valiosa de lo que fue y representa Maradona en el mundo.

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche