*

Los 5 mejores coches para principiantes

7 Febrero, 2017, modificada el 9 Febrero, 2017 por

Ayudamos al conductor novel en su elección sobre qué coche adquirir para comenzar su andadura al volante a partir de 10 relevantes pautas a tener en cuenta.

Los 5 mejores coches para principiantes18

Para ayudar a los conductores noveles a elegir el modelo de coche que los trasladará de un lado a otro durante los primeros meses de su andadura frente al volante, vamos a fijarnos en 10 pautas esenciales que hay que tener muy en cuenta para que adquirir experiencia en la conducción con un vehículo propio sea productivo, rápido y el mejor posible.

Debido a que, en la mayoría de los casos, los nuevos conductores son jóvenes y, por tanto, con limitaciones económicas, el factor dinero estará muy presente a la hora de escoger un vehículo. Lo que pretendemos con este reportaje es que esa circunstancia no altere la seguridad del conductor y exista un equilibrio entre presupuesto y seguridad del coche.

Hemos seleccionado los 5 coches que nos parecen más adecuados para alguien que se inicia en la conducción, pero antes, responderemos a las preguntas típicas que un conductor principiante se hará a la hora de comprar un coche:

  • 1.-¿Coche utilitario o compacto?
  • 2.-¿Vehículo nuevo o de segunda mano?
  • 3.-¿Diésel, gasolina, híbrido o eléctrico?
  • 4.-¿Cambio manual o automático?
  • 5.-¿Motor con mucha o con poca potencia?
  • 6.-¿Versión básica o con mucha tecnología?
  • 7.-¿Muy ergonómico o muy cómodo?
  • 8.-¿Con muchos asistentes a la conducción?
  • 9.-¿La estética es importante?
  • 10.-¿Cómo valoro el precio de compra y el de mantenimiento?

¿Utilitario o compacto?

En este caso, el tamaño importa. No vamos a poner entre las opciones seleccionables otros tipos de carrocerías o segmentos, como pueden ser las berlinas, familiares o monovolúmenes. La razón es sencilla: la funcionalidad y el uso que se le va a dar al coche no concuerda con las finalidades de estos otros vehículos.

A la hora de realizar la maniobra de aparcamiento, el conductor novato agradecerá que la longitud de su coche no sea demasiada. De hecho, será más gratificante cuantos menos centímetros separen el frontal de la zaga, ya sea por el hueco que haya para estacionar –cuanto más pequeño sea el coche, más posibilidades tengo de aparcarlo en la calle- o por la agilidad y confianza que le produce un vehículo pequeño al propio conductor para aparcarlo. No obstante, al final es cuestión de adaptarte al coche, aunque es obvio que a menor tamaño, mayor facilidad de estacionamiento. Y esto te lo ofrece mejor un utilitario.

Por contra, a la hora de viajar, se busca la comodidad y el espacio que ofrece un modelo compacto, mejor equipado generalmente que un coche más pequeño.

NUESTRO CONSEJO: En este punto, nos quedaríamos con un utilitario, por la confianza y más fácil manejo que proporciona al conductor principiante.

¿Nuevo o de segunda mano?

La opción más elegida y económica para los noveles es optar por un coche de ocasión, pero hay que tener en cuenta la seguridad.18
La opción más elegida y económica para los noveles es optar por un coche de ocasión, pero hay que tener en cuenta la seguridad.

Naturalmente, esto dependerá del contexto económico del conductor. A todos nos gusta estrenar. Ahora bien, el mercado actual de vehículos de ocasión es muy bueno. Puedes comprar un coche de segunda mano con poquísimos kilómetros –e incluso, de kilómetro cero- con una diferencia salvaje con respecto al precio oficial.

Teniendo en cuenta que lo que queremos es aprender -o mejorar- la técnica de conducir, es bastante aconsejable que se haga con un coche de segunda mano. Mientras aprendemos, es frecuente dañarlo con raspones o abolladuras en la carrocería y… duele un poco menos si nos ha salido más barato.

NUESTRO CONSEJO: Compra un coche de segunda mano con pocos kilómetros. Por si acaso, aquí puedes mirar ofertas de vehículos de ocasión y nuevos.

¿Diésel, gasolina, híbrido o eléctrico?

Elegir el carburante que moverá a tu vehículo es tan importante como relativo. Importante porque es un factor que te llevará a gastar o ahorrar más dinero. Relativo, porque, según la persona y el uso diario que dé al coche, le convendrá un combustible u otro.

Si se van a recorrer bastantes kilómetros y se va a usar mucho el coche, la mejor opción es un diésel. Descartamos los eléctricos, por la limitada autonomía; los de gasolina, por un mayor consumo en distancias largas; y los híbridos, porque en carretera durante trayectos largos van a tener un consumo elevado. En la opción de gasóleo deberíamos tener en cuenta que, en caso de avería, las reparaciones, las piezas y la mano de obra elevarán más el importe de la factura. La avería del diésel suele ser la más cara.

Por el contrario, el modelo híbrido sería una gran opción, por su bajo consumo, para un uso en ciudad, aunque su precio en el mercado será, a igualdad de características, mayor que el de un diésel.

Las prestaciones y la suavidad de los propulsores de gasolina son buenas para un principiante, pero no idóneas. El par motor que ofrece el motor diésel es mucho más adecuado para un principiante, ya que, por ejemplo, en cuarta marcha y sin acelerar, el motor entrega un movimiento mayor y más suave. No obstante, de forma general, un gasolina será más ligero que un diésel, híbrido o eléctrico equivalente. La gasolina sería una buena opción para realizar trayectos cortos o en contextos urbanos. Además, el precio en el mercado de ocasión y el del seguro se sitúan entre los más bajos de las diferentes opciones. Además, un coche de gasolina es más propenso a calarse que un diésel (algo sufrido de forma común por un novel).

Un coche eléctrico sólo es compatible con trayectos casa-trabajo, trabajo-casa. Y eso si la casa no está demasiado alejada del trabajo. Es sabido que la autonomía es la enorme desventaja de los coches de cero emisiones, aunque va mejorando: en la actualidad existen eléctricos de entre 200 y 400 kilómetros de autonomía. Pensaréis: mucho más que suficiente para el día a día. Habrá gente que hasta le dure tres días sin realizar recarga. Eso dependerá del uso y del conductor, pero tened en cuenta que los jóvenes con carné reciente se mueven bastante, que la red de estaciones de carga en nuestro país no es muy amplia (aunque se puede cargar en el propio domicilio) y que no podréis realizar una “escapadita” lejana de fin de semana con vuestro coche.

También habría que tener en cuenta los incentivos y beneficios, sobre todo en núcleos urbanos, de los que gozan los clientes de híbridos y eléctricos por ser consecuentes y conservadores con el medio ambiente. Vosotros elegís.

NUESTRO CONSEJO: Si se van a recorrer bastantes kilómetros y se va a usar mucho el coche, la mejor opción es un diésel. Un compacto gasolina es una buena elección para un urbanita que no hace demasiados kilómetros. El modelo híbrido sería una gran opción, por su bajo consumo, para un uso en ciudad con escapadas puntuales. Si lo queréis sólo para ciudad y para una conducción más limitada, el eléctrico es la mejor opción..

¿Manual o automático?

El cambio manual es más difícil de aprender a manejar, por lo que, en núcleos urbanos, es mejor optar por el automático.18
El cambio manual es más difícil de aprender a manejar, por lo que, en núcleos urbanos, es mejor optar por el automático.

Aquí hay una gran disyuntiva que se resolverá según la preferencia de cada uno. Por un lado, comenzar con un coche de transmisión manual permite al conductor manejar el cambio que más dificultades presenta en su aprendizaje. Si los primeros pasos se van a dar en un entorno sin demasiadas dificultades en el tráfico y su densidad, lo mejor en comenzar con marchas manuales. De este modo, lo más difícil del aprendizaje nos lo quitaremos antes -la adaptación y memorización de las velocidades, el conocimiento para cambiar de marcha en las revoluciones ideales o, incluso, el tacto del embrague- y, como montar en bicicleta, no se olvidará jamás. Además, contamos con la experiencia de la autoescuela, ya que por reglamento están obligadas a que todos sus vehículos cuenten con caja de cambios manual. Sería bueno terminar de perfeccionar esa técnica y luego dar el paso a la transmisión automática, más fácil de manejar.

Por otro lado, no debemos olvidarnos de la seguridad y del futuro de los automáticos. En un contexto urbano con masificación en el tráfico, para un conductor novato es necesario prestar atención al exterior antes que al interior del vehículo. Es decir, es aconsejable que a la inexperiencia se le resten complicaciones y eso se soluciona con un cambio automático. Si a ello le sumamos que en un futuro todos los coches serán automáticos, tendremos un conocimiento ya adquirido.

NUESTRO CONSEJO:  Lo esencial sería saber manejar ambos tipos de transmisión y, para eso, es mejor comenzar por un manual.

¿Motor con mucha o con poca potencia?

La necesidad de más o menos potencia dependerá de si realizamos trayectos que van a exigir más o menos al motor. Si vamos a frecuentar puertos o carreteras de montaña, recorridos en autovías o pistas rápidas, se requerirá algo más de potencia que si tan sólo nos vamos a mover por ciudad. En cualquier caso, es aconsejable que el motor no exceda los 120 CV. Esto es más que suficiente para cualquier tipo de desplazamiento y terreno y su consumo no será disparatado. Si la mayor parte de la conducción se va a realizar en entornos urbanos, bastará con que el coche tenga unos 80 o 90 CV.

La motricidad en las ruedas será otro aspecto a deliberar. La tracción trasera la descartamos como opción para principiantes. Tiene muchas ventajas, como una mejor adherencia en la aceleración debido a un mejor reparto de pesos, pero la predisposición al sobreviraje en la tracción trasera unida a una falta de experiencia del conductor podría desembocar en un accidente. La tracción total es, sin duda, la opción más segura, pero en coches de baja potencia tendremos un catálogo mucho más limitado. Actualmente, existen compactos con tracción a las cuatro ruedas y alrededor de los 140 CV. También hay SUVs o crossovers compactos menos potentes con este sistema de tracción, pero no serían las mejores opciones.

NUESTRO CONSEJO: La mejor opción para el novel es la tracción delantera.

¿Versión básica o con mucha tecnología?

Lo mejor para un conductor principiante es elegir un coche sin muchas nuevas tecnologías de conectividad con el propio dispositivo móvil e infoentretenimiento. O, al menos, con pocas de ellas. Cuanta menos posibilidad de despistes, mejor.

NUESTRO CONSEJO: Para empezar, bastará con tener un radio CD con puerto USB para insertar una memoria interna con música propia. No hace falta tener un vehículo con sincronizaciones continuas mediante el smartphone, eso eleva el riesgo de perder la atención sobre la carretera.

¿Muy ergonómico o muy cómodo?

En primer lugar, hay que dejar claro que ambos conceptos son compatibles. Sin embargo, si ha de imperar uno sobre otro, que sea la ergonomía. Es muy importante que todos los mandos estén adaptados al conductor y a su posición para que la conducción sea más segura y efectiva.

NUESTRO CONSEJO: Ergonomía ante todo.

 

¿Con muchos asistentes a la conducción?

Hay que dar prioridad a los elementos de seguridad y asistentes útiles, como las cámaras y sensores de estacionamiento.18
Hay que dar prioridad a los elementos de seguridad y asistentes útiles, como las cámaras y sensores de estacionamiento.

Vivimos en una época en que todos los nuevos lanzamientos están dotados de un gran número de asistentes a la conducción que realizan una función semiautónoma. El conductor novel debe huir de esto para aprender a conducir de la forma más “virgen” posible. Esto no significa que deba hacerlo de forma insegura. Es esencial que el vehículo esté equipado con unas mínimas herramientas de seguridad. El sistema ABS, el control de estabilidad (ESP) y los airbags en el habitáculo son elementos básicos de seguridad.

Como asistentes a la conducción, podrían aconsejarse los asistentes sonoros que facilitan la maniobra de estacionamiento, así como la dirección asistida -aunque, si se trata de un modelo relativamente actual, irá equipada de serie-. Para comenzar la andadura como conductor principiante, es mejor no contar con más sistemas tecnológicos que reduzcan la capacidad de concentración y el sentido de la responsabilidad.

NUESTRO CONSEJO: Buen equipamiento de seguridad y ayudas básicas a la conducción.

¿La estética es importante?

Entramos en un terreno que no es imprescindible, pero que ayuda a que el conductor tenga más confianza, se sienta más relajado y disfrute mucho más de la conducción. Esto puede motivarle a aprender más rápido a conducir. Es mejor que el coche se adapte al conductor, antes que el conductor al coche. El diseño exterior es algo fundamental cuando se habla de lo relacionado con la industria automotriz y todas las marcas pretenden tener el diseño más atractivo y los mejores acabados, al fin y al cabo el ojo es a lo que primero que hay que conquistar.

NUESTRO CONSEJO: Que el coche sea del agrado estético del conductor y que se sienta a gusto con la respuesta del vehículo en la conducción

¿Cómo valoro el precio de compra y el de mantenimiento?

El mantenimiento del vehículo es algo fundamental, por lo que es muy recomendable pensar antes de la elección en las piezas de repuesto o en las tarifas de las averías que tiene ese modelo en el taller.18
El mantenimiento del vehículo es algo fundamental, por lo que es muy recomendable pensar, antes de la elección, en el precio de las piezas de repuesto o en las tarifas de las averías que tiene ese modelo en el taller.

Lo ideal es elegir un coche asequible sin olvidar la calidad y la seguridad. No hay que olvidar que, una vez hecha la compra, le siguen una serie de gastos y mantenimientos. Un último consejo es informarnos de cómo está el servicio postventa de los modelos a los que hemos echado el ojo o cuántas piezas del modelo elegido vamos a poder encontrar en los desguaces para un mayor ahorro.

Es común que un conducto principiante herede un vehículo antiguo, el que deja el padre al comprarse uno nuevo o el del abuelo que ya no lo usa. Es la opción más económica, aunque tiene algunas carencias en cuanto a la seguridad. Mucha atención en esos casos, porque se suele pensar que un conductor novato va a hacer sufrir al coche con sus lógicos errores de principiante y que, por eso, un coche viejo es una buena elección. Sin embargo, precisamente un conductor novel, porque es más proclive a cometer errores que pueden provocar un accidente, debería contar con muchos elementos de seguridad activa y pasiva que los modelos más antiguos no tienen.

NUESTRO CONSEJO: El precio del coche y de sus mantenimiento ha de tenerse en cuenta, pero sin descuidar el estado mecánico y los elementos de seguridad que han de proteger al conductor principiante.

¿Cuáles son los 5 mejores coches para un principiante?

Tras analizar las 10 pautas indicadas, nuestra lista de los 5 mejores coches para principiantes sería la siguiente:

1.-Seat Ibiza

Seat Ibiza.18

El Seat Ibiza es el rey de los conductores novatos. Cuánta gente habrá aprendido a conducir con un Ibiza… Su versión 1.6 TDI 105 CV (diésel) es buena en relación potencia-consumo para un uso cotidiano tanto en carretera como ciudad. Pasarán más generaciones y seguirá siendo el preferido por los jóvenes.

2.-Ford Fiesta

Ford Fiesta.18

El Ford Fiesta, otro que tal baila. Su gama de propulsores EcoBoost goza ya de una gran aceptación en el mercado y unas muy buenas prestaciones. De entre las opciones, nos quedaríamos con la 1.0 EcoBoost 100 CV (gasolina) para colocar la “L” en su luna trasera.

3.-Dacia Sandero Stepway

Dacia Sandero Stepway.18

 

El Dacia Sandero dCi 90 (diésel) otorga un mayor espacio gracias a su carrocería crossover. El precio y las prestaciones son magníficas para un conductor principiante y la altura facilitará una mayor visión y dará más seguridad y confianza al novel.

4.-Toyota Yaris Hybrid

Toyota Yaris Hybrid.18

La mejor opción híbrida para nosotros es la del Toyota Yaris Hybrid Feel! 100 CV automático (pese a ser automático). El ahorro de combustible es algo muy presente en los conductores principiantes y las prestaciones del combinado gasolina-eléctrico no tienen nada que envidiar a las de su versión de gasolina.

5.-Renault Zoe

Renault Zoe.18

Para aquellos conductores principiantes cuya mejor opción sea una eléctrica, el Renault Zoe es el ideal por sus dimensiones de utilitario y sus prestaciones y espacio de compacto eléctrico. Además, la nueva versión contará hasta con 400 kilómetros homologados de autonomía. De la misma forma que el Toyota Yaris híbrido, es automático -algo que habíamos desechado para un novato-, pero no cabe duda de que un coche eléctrico puede ser la mejor elección para un usuario que así lo requiera y la inmensa mayoría no tiene caja de cambios manual, debido a que incrementa su peso y a que no es muy práctico en estos coches. Tanto en la opción del Yaris como en la del Zoe, el precio por adquirirlo puede ser elevado debido a sus especiales condiciones, aunque éste se verá compensado con los incentivos de las administraciones y otros beneficios derivados de su eficacia medioambiental.

Te puede interesar...

Christian García

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba