Reportaje

Los 15 mejores Seat por su 70 aniversario: del 1400 al nuevo León

16 fotos

Ampliar

11 de mayo, 2020

Seat cumple 70 años desde que abrió su primera fábrica y para celebrarlo damos un repaso a 15 de sus modelos más emblemáticos, una historia que culmina con el lanzamiento del nuevo Seat León 2020.

Aunque hasta 1953 no salía por las puertas de la factoría el primer Seat 1400, en 1950 se ponía la primera piedra, así que el nuevo Seat León llega al mercado como colofón a 70 años de historia. A lo largo de estas 7 décadas, Seat ha pasado por momentos clave en los que ha tenido que saber adaptarse a los cambios. De fabricar modelos de Fiat bajo licencia a producir sus propios modelos de forma independiente y luego bajo el manto de Volkswagen, la historia de Seat está plagada de modelos muy carismáticos para la sociedad española.

Para celebrar los primeros 70 años de historia de Seat, vamos a ver algunos de los 15 modelos más emblemáticos de la marca de coches española.

Seat 1400: el primero

Con el Seat 1400 la marca empezó a rodar con una producción muy corta.

16 fotos

Ampliar

Aunque para la mayoría el primer Seat fue el 600 y muy pocos conozcan esta berlina, en realidad fue el primero en salir por las puertas de la recién estrenada fábrica de la marca. El Seat 1400 era una berlina de lujo para la sociedad española de la primera mitad de los años cincuenta. El coche de los ingenieros de los parques móviles y de los ministros. Con pocos clientes que se lo pudieran permitir, fue la decisión perfecta para poner a rodar una factoría completamente nueva. Su baja demanda permitía formar a los operarios y que España empezase sus primeros pasos en la fabricación de coches en cadena.

Robusto, muy fiable y con una carrocería que se inspiraba en los grandes coches americanos, el Seat 1400 fue todo un pionero que cumplió a la perfección su papel.

Seat 600: el boom

El Seat 600 monopolizó el mercado.

16 fotos

Ampliar

Gracias a la experiencia adquirida con la fabricación del Seat 1400, la marca ya estaba preparada para asumir una mayor demanda del público, así que se decidió dar luz verde a la fabricación en España del Fiat 600, un utilitario muy práctico y económico de mantener.

En una España cerrada a las importaciones, el Seat 600 prácticamente monopolizó el mercado. Para muchos fue el coche que motorizó al país, aunque es justo reconocer que también cerró las puertas a otros modelos.

Seat 850 spider: emparentado con el Lamborghini Miura

El Seat 850 Spider tenía un diseño de Pininfarina muy elaborado.

16 fotos

Ampliar

Sobre la plataforma del Seat 850 de motor trasero, Pininfarina diseñó una preciosa carrocería descapotable que es pura coquetería. Los pilotos traseros son los mismos que Lamborghini montó en su formidable Miura y es que, aunque fuese un coche de prestaciones modestas, el Seat 850 Spider tenía un diseño muy elaborado.

Un capricho para una sociedad que ya tenía que esforzarse para poder comprar un 600, sus ventas no fueron millonarias, pero cumplieron su cometido. Hoy en día es uno de los Seat clásicos más valorados.

Seat 133: el relevo del 600

El Seat 133 daba relevo al mítico 600.

16 fotos

Ampliar

El Seat 133 nació para dar relevo a todo un icono. Cuando llegó al mercado en 1974, su concepto de tracción trasera con el motor también en la zaga estaba completamente desfasado. Jamás alcanzó las cifras de ventas del 600, aunque se mantuvo en el mercado hasta 1981.

Fue un modelo muy popular en las autoescuelas de la época debido a su bajo coste de mantenimiento y precio muy ajustado.

Seat 127: un compacto con genio

El 127 tenía un comportamiento muy alegre.

16 fotos

Ampliar

Gracias a su motor delantero transversal, su ligereza y unas buenas suspensiones, el Seat 127 hacía gala de una conducción que enamoraba. Compacto, práctico y con temperamento, el Seat 127 se convirtió en un modelo muy deseable. Seat desarrolló una carrocería de 4 puertas para satisfacer las necesidades del mercado interno, mientras que su hermano de Fiat sólo se ofrecía con la carrocería de 2 puertas.

En la actualidad es un modelo muy buscado por los aficionados a las pruebas deportivas de clásicos como los rallys de regularidad.

Seat 1430: la berlina con carácter

El 1430 hacía gala de unas buenas prestaciones.

16 fotos

Ampliar

Al Seat 124 con motor 1200 se le criticaba la falta de prestaciones y una dirección imprecisa y dura. Con la llegada del motor 1430 desaparecían las críticas sobre sus prestaciones y se el «catorcetreinta» se convertía en una berlina muy deseada por el público español.

Además de las versiones de 1430 cm3 también se ofrecieron mecánias 1.600 con el famoso doble árbol de levas en cabeza que llevaban a esta berlina a otro nivel todavía mayor, los míticos FU.

Seat 124 Sport: el sueño de una generación

El 124 Sport 1600 era el coche más deportivo que se podía permitir un español sin complicadas importaciones.

16 fotos

Ampliar

En 1970 se presentaba el Seat 124 Sport 1600, el único deportivo que se fabricaba en España, junto con el Alpine A 110. Gracias a sus dos carburadores dobles y el temperamento del doble árbol de levas, las prestaciones de este coche eran la envidia de la época en España.

Personajes como la cantante Carina o el boxeador Urtain figuraban entre los famosos que podían permitirse un coche como éste en aquellos años.

Su sucesor creció en cilindrada y potencia y ganó en facilidad de mantenimiento al perder los complicados carburadores en favor de uno de doble cuerpo. Con el Seat 124 Sport 1800 muchos vieron un paso atrás en temperamento y diseño, aunque sus prestaciones eran mejores que las de su antecesor.

Seat 1200 Sport Bocanegra: sin igual

Este modelo fue exclusivo de Seat.

16 fotos

Ampliar

Presentado como concept car en un salón de exposiciones, Seat decidió que Inducar vistiese con esta llamativa carrocería la base mecánica del Seat 127. Así nacía este atractivo hatchback de 2 puertas que no tendría homónimo en Fiat y se convertiría en un modelo exclusivo de Seat.

Disponible con motor 1200 y 1430, el Seat Sport 1200 era muy original y atractivo, pero también caro, un coche de capricho para la época. Su peculiar frontal «de seguridad» con la doble defensa en color negro dio lugar al apodo con el que sería más conocido: el mítico «bocanegra»

Seat Ronda: el divorcio

El Seat Ronda tuvo que desligar a Seat de Fiat.

16 fotos

Ampliar

Seat y Fiat rompieron sus relaciones contractuales cuando estaba en plena producción el Ritmo. Sin un modelo propio que producir, los responsables de Seat tiraron de ingenio para modificar el diseño del Ritmo lo suficiente como para poder considerarlo un modelo diferente y poder así seguir aprovechando la línea de montaje para seguir vendiendo coches y exportarlos. Nacía así el Seat Ronda, el primer modelo de Seat con nombre de ciudad española.

A Fiat no le sentó nada bien la jugada y denunció a Seat ante las autoridades europeas. Los de Martorell volvieron a tirar de ingenio y se presentaron en los juzgados con un Seat Ronda de color negro en el que se pintaban de color amarillo las partes modificadas y que no eran comunes con el ritmo, como el frontal, la trasera, las manillas de las puertas, el portón o el salpicadero. De este modo destacaban las diferencias y los tribunales fallaron a favor del Ronda español.

Seat Ibiza: volando solos

El primer Ibiza rompía definitivamente con Fiat.

16 fotos

Ampliar

Diseñado por Giugiaro, el Seat Ibiza de primera generación fue el primer modelo diseñado por Seat sin contar con Fiat para nada. Para el desarrollo de sus mecánicas se requirió la colaboración de la oficina técnica de Porsche y el Ibiza logró cierto éxito comercial.

Pese a su acertado diseño y unas mecánicas robustas y de buen rendimiento, la calidad de fabricación no fue su punto fuerte, ni tampoco los materiales. En la actualidad sobreviven pocos ejemplares, aunque algunos están bastante buscados, como los SXi con motor de inyección y acabado deportivo.

Seat Toledo: en el buen camino

La primera generación del Toledo dio muchas alegrías a sus amos.

16 fotos

Ampliar

El Seat Toledo de 1991 fue el primer modelo de Seat en contar con el saber hacer de Volkswagen para su desarrollo, algo que se notó en la calidad final y en el resultado.

Su enorme portón trasero daba acceso a un maletero que era un récord en su categoría, sus motores diésel y de gasolina heredados de Volkswagen eran un ejemplo de fiabilidad y el Seat Toledo empezó a ganarse una excelente fama entre sus clientes. Era el principio de una nueva era para Seat.

Seat Ibiza II: el primero con VW

La segunda generación de Ibiza fue el primer modelo desarrollado con VAG.

16 fotos

Ampliar

La segunda generación del Seat Ibiza, presentada en 1993, fue la primera en desarrollarse en colaboración y aprovechando el conocimiento de Volkswagen. Empleaba la plataforma del VW Polo que se fabricaba en la factoría de Landaben, en Navarra.

El salto cualitativo fue espectacular y el Seat Ibiza se vendió muy bien dentro y fuera de nuestras fronteras, destacando por su diseño y fiabilidad. Sorprende el número de ejemplares que todavía sobreviven y circulan por las carreras pese a tener ya casi 30 años.

Seat León: el punto de inflexión

El Seat León dio buena fama a Seat fuera de nuestras fronteras.

16 fotos

Ampliar

El Toledo y la segunda generación del Ibiza fueron dejando claro que la nueva etapa de Seat no tenía nada que ver con su pasado y que estaba a la altura en cuanto a calidad. La llegada del Seat León al mercado fue un espaldarazo para la marca y no sólo conquistó el mercado español, también tuvo unas ventas excelentes en otros mercados europeos, especialmente en Alemania, donde terminó de convencer y afianzó los cimientos de la marca a nivel internacional.

El Seat León se convirtió al instante en un pilar fundamental para la marca, un modelo que ahora estrena su cuarta generación.

Seat Ateca: el primer SUV

Con el Ateca, Seat entró fuerte en el mercado SUV.

16 fotos

Ampliar

Durante años, Seat reclamaba a sus amos que les diesen la oportunidad de entrar en el mercado de los SUV. Tras experimentos como el Seat Altea Freetrack o los León X-Perience, por fin en la segunda mitad de 2016, ya como año modelo 2017, Seat entró de lleno en el mercado de los SUV con el estreno del Seat Ateca.

Este paso fue decisivo para establecer un nuevo ritmo de crecimiento para la marca, que accedía así al sector de mayor auge de ventas del mercado. Desde el principio, el Seat Ateca se convirtió en un éxito de ventas e incluso logró ser galardonado como el Coche del Año ABC.

Nuevo Seat León: la nueva era

El nuevo Seat León abre una nueva era para la marca.

16 fotos

Ampliar

Por fin llegamos al 2020 después de 70 años de historia y lo hacemos con la llegada de la cuarta generación del Seat León, un modelo destinado a ser también un éxito de ventas y que abre un nuevo futuro para la marca.

Con un diseño que resulta algo cercano al del modelo precedente, el nuevo Seat León pone el acento en la tecnología, especialmente en el apartado de ADAS (asistentes avanzados a la conducción) y de conectividad, pero también con el próximo lanzamiento de versiones electrificadas que marcarán un antes y un después para Seat.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • Jose Maria

    Y el Córdoba?

    • Rubén Fidalgo

      En la lista no caben todos… faltan muchos modelos como el 132, el 131, el marbella… el córdoba al fin y al cabo era una variante del Ibiza, gran coche también.

  • Chabi Herrero

    Me ha gustado el artículo, pero pienso que el 133 no es un hito para SEAT precisamente.
    Quizá sería mejor poner en su lugar al Panda o incluso al 131, coches que fueron mucho más importantes y que tuvieron mayor repercusión para la marca española. Saludos

    • Rubén Fidalgo

      Hola Chabi, totalmente contigo, pero es que estamos preparando un reportaje específico para el Marbella, por eso no lo hemos incluido y no está de más dar a conocer modelos que han pasado algo desapercibidos pero forman parte de la historia de la marca. Un saludo y gracias por tu comentario.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche