Lorenzo Vidal de la Peña, presidente de Ganvam: “Quiero convertir a Ganvam en un lobby”

23 Noviembre, 2017 por

¿Qué objetivos tiene? ¿Cómo va a cumplirlos? ¿Con qué equipo? El flamante nuevo presidente de Ganvam nos cuenta en esta entrevista su visión de la asociación, de su pasado, pero sobre todo de su futuro en estos tiempos cambiantes para el mercado del automóvil.

Lorenzo Vidal de la Peña, presidente de Ganvam: “Quiero convertir a Ganvam en un lobby”2

Acaba de ser nombrado presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM), el séptimo en la historia de la asociación, y accede al cargo lleno de ideas y de energía.

Con una larga trayectoria en el mundo el automóvil (es presidente de CEOE-Cepyme de Cantabria y del Grupo Vidal de la Peña Automóviles, concesionario de Renault), Lorenzo Vidal de la Peña es consciente de que vivimos un momento de cambio que precede a una auténtica revolución: la del uso del automóvil en lugar de la compra, la del vehículo conectado, la del coche autónomo, la de la compra por Internet…

¿Cómo piensa y qué planes tiene Lorenzo Vidal de la Peña? Autocasión le ha entrevistado y el nuevo presidente de Ganvam ha contestado así a nuestras preguntas.

LorenzoVidal_Presidente-de-Ganvam2
LorenzoVidal de la Peña, Presidente de Ganvam

AUTOCASIÓN: ¿En qué situación se encuentra ahora Ganvam y qué retos tiene por delante?

LORENZO VIDAL: Es una asociación respetable, de las más respetables, lo que a mí me parece algo a resaltar. Partiendo de esa premisa, hay que valorar lo que se lleva a cabo, pero también activarnos en ámbitos en los que no estábamos tan presentes. Y retos hay muchos, pero, en primer lugar, lo más importante es posicionar la asociación como la patronal referente, es decir, aunar todas las organizaciones que participan del sector para actuar como interlocutores. Ganvam se presta a ello por su propia configuración, ya que en ella están integrados todos los ámbitos de la distribución no solo del automóvil, sino de la moto, de los camiones y vehículos industriales, de las caravanas, etc. Ya está de por sí prevista como tal organización.
También hay retos internos, entre ellos la reglamentación como asociación. Primero haremos una radiografía de dónde estamos, como organización en su contexto y también a nivel interno. Pensemos que Ganvam tiene 60 años, y el anterior presidente llevaba en el cargo 20 años. La labor de la asociación ha sido buena hasta ahora, pero debemos actualizar nuestro posicionamiento.
Hacia el exterior, nuestra imagen es limitada, porque Ganvam ha mantenido un perfil bajo, con lo que se la ha identificado con los servicios más básicos que tiene: la tasación, los baremos, etc.  Ahora nos toca salir de esa foto fija y hacer un balance de quiénes somos y tener claro adónde queremos llegar y qué queremos ser, no solo en el sector sino también en el conjunto de la economía productiva nacional.

A.: ¿Qué ha de ser Ganvam, en qué quiere que se convierta?

LVP: Ganvam ha de ser un lobby para el sector y, hablémoslo claro, como tal lobby debe ser el representante y el interlocutor ante la Administración conjuntamente con Anfac como fabricantes. Estos pasados años, no lo hemos pasado nada bien: en torno a 1.500 empresas han tenido que cerrar y 40.000 trabajadores son los que este sector ha dejado de tener. Pues en estos años hemos necesitado representación y una asociación que hiciera de interlocutor ante el propio mercado y aprovechara las oportunidades que podían surgir y…

A.: ¿Quiere decir que en ese periodo de crisis no han sentido que tuvieran esa interlocución ante la Administración para aportar ideas, detectar oportunidades, parar golpes…?

LVP: Por supuesto. No lo hemos tenido y lo hubiéramos necesitado, y mucho. No hemos ocupado ese lugar, pero es que la Administración tampoco nos ha tenido en cuenta. Se ha dado una conjunción de ambas cosas y nos hemos quedado al margen, a merced de mar y del viento y de lo que ocurriera, de manera que, en estos años de crisis, cada uno sobrevivía como podía y algunos incluso han muerto en la orilla. Si para algo han de valer asociaciones empresariales como Ganvam, es para ser un interlocutor serio veraz, útil y comprometido con el sector.

A: En ese horizonte 2020 que se anunciaba a finales de julio para todo el sector del automóvil en España ¿quieren estar?

LVP: Por supuesto, no es que queramos estar, es que debemos estar. Es que la Administración debería tener dos interlocutores: por un lado, los fabricantes: Anfac; y, por otro, la distribución: Ganvam.

“Voy a contar con el mejor equipo que pueda conseguir. Yo me mido por resultados”

A.: ¿Qué relación quieren tener con otras asociaciones? Y estoy pensando en Faconauto…

LVP: Un diálogo absoluto y total. Yo no quiero discutir con nadie, sino todo lo contrario. Creo que tenemos mucho más que nos une que que nos separa. Tenemos intereses comunes, que habríamos de afianzar, para luego hablar de los que sean diferenciados o específicos de Faconauto y apoyarlos en ellos. Es sencillo, hay muchas cosas en común. Faconauto es en teoría parte de nosotros, son los concesionarios, las redes oficiales. Ganvam es mucho más amplio, pero una parte específica pertenece a los miembros de Faconauto.

A.: Esta hoja de ruta que nos está mostrando, ¿con qué equipo la va a llevar a cabo?

LVP: Pues con el mejor que pueda conseguir, no le quepa la menor duda…

A.: ¿Va a ser continuista o renovador en eso?

LVP: Voy a ser lo más efectivo que pueda. Yo no entiendo de continuistas ni renovadores ni futuristas ni integradores… Yo me mido por resultados, actúo por efectividad. Por supuesto que escucharé y atenderé a todos los gestores anteriores, porque, me guste o no me guste, estamos donde estamos por ellos, y también escucharé y sumaré a todos los que ahora piensan todo lo contrario a mí. Hay una cosa cierta: nuestro sector está viviendo una época de incertidumbre, y más grande que será. En ese cambio de modelo de negocio que estamos teniendo van a surgir también oportunidades y Ganvam debe estar en primera línea para, cuando surjan, derivárselas a los socios, para favorecer  y mantener los negocios que representamos.

“La palabra lobby aquí da mucho miedo, pero a mí me suena mejor que ‘grupo de presión'”

A.: ¿Tiene ya formado ese equipo que le va a acompañar?

LVP: No, aún no lo tengo, pero vamos dando pasos. Soy muy delicado con eso, porque yo dependo del equipo que cree, para el que trabaje. Los equipos son lo más importante de toda organización y no me voy a precipitar. Y, por cierto, si quiere saber si habrá alguien de la otra candidatura que no ganó, pues le diré que también tendré en consideración a los miembros de la otra lista. Miraré el conjunto del sector para elaborar el equipo de Ganvam.

A.: Ha conseguido un 58 por ciento de los votos… ¿Habrá un problema de unidad interna?

LVP: No. Ha habido dos candidaturas y una ha perdido y otra ha ganado, y eso el lógico y es bueno también, pero no hay mucha diferencia entre lo que unos y otros queremos para la organización, todo el mundo tiene cabida. No hay ruptura. Una vez que han sido las elecciones, se ha votado, se ha contado, ha habido un resultado y se ha nombrado un presidente y ahora se configura un equipo teniendo en cuenta a todos los asociados, ya no hay listas.

   Pulsa en el enlace, si quieres saber cómo fueron las elecciones en Ganvam

A: ¿Ha hablado con José San José?

LVP: Sí, claro, y le saludé el mismo día de la votación, tan normal, no tengo yo ningún problema con José san José, todo lo contrario.

A.: En la fase previa a las elecciones, habrá hablado con los asociados… ¿Qué le pedían?

LVP: Los votantes quieren una organización que los represente de forma útil y cercana. Hoy todos valoramos la pertenencia a una organización por lo que nos aporta, no nos engañemos, así que habremos de demostrarles que han votado a los mejores para que así sea. Es tan simple como poner la organización a su disposición, para que puedan confiar en quien hace de interlocutor  y les trae oportunidades. Las necesidades son diferentes: hay quien pide un PIVE, hay quien pide la reforma fiscal, que los ayuntamientos dejen circular a los coches… Muchas cosas y temas diversos con los que tendremos que actuar, pero yo destacaría la más importante, que es precisamente actuar como lobby, ser un interlocutor…

A.: Sí, porque por aquí la palabra “lobby” da mucho miedo, ¿no?

LVP: Un lobby no es nada malo ni feo, es lo normal, es llamar a las cosas por su nombre. ¿Qué es un lobby? Es un grupo de presión. ¿Qué suena peor? A mí me suena peor eso de grupo de presión… La palabra está estigmatizada por actuaciones anteriores o por comportamientos no muy éticos. Pero una organización que actúa como lobby para su sector es lo que se pretende y es lo que pretendo hablando de ello claramente. No tiene más misterio. Las cosas, por su nombre.

“Ganvam tiene que cuidar a las pymes, micropymes y autónomos del sector”

A: ¿Cómo quiere que sea Ganvam dentro de 4 años?

LVP: A nivel interno, con un buen equipo y que tenga claros sus objetivos y por lo tanto los planes de acción para llegar a ellos. Que cuente con las herramientas necesarias para perseguir y seguir cualquier desviación que bien el mercado o bien los tiempos nos ocasionen, para poder  dirimir si seguirlas o no, siempre con el objetivo de actuar como lobby, esa meta de estar ahí.  Se presentan tiempos de incertidumbre muy grandes para este sector, en todos sus ámbitos: venta de coches por redes oficiales o no, venta de coches usados, propiedad tangible, los recambios, subsistencia de los talleres, intrusismo profesional en nuestro sector… Hay tantas cosas que debemos resolver…, pero es que nos va en ello la continuidad de nuestros negocios, que muchas veces son pymes o micropymes, autónomos, que individualmente no tiene quien los cuide. Yo creo que Ganvam quiere ser y debe ser esa organización que, dentro de cuatro años, sea percibida como la organización que los protege y los dirige, tan simple como eso, un paraguas de protección para nuestro sector, pero ojo, sujeto a las oportunidades que puedan surgir.

 

Te puede interesar...

Isabel Gª Casado

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba