*

Las ventajas de reprogramar la centralita de tu motor

12 Noviembre, 2014, modificada el 13 Noviembre, 2014 por

No siempre aumentar la potencia implica un incremento en el consumo de combustible. Una mecánica bien puesta a punto puede mejorar su rendimiento. Aquí te mostramos las principales ventajas que puede tener “chipear” el motor de tu coche.

Las ventajas de reprogramar la centralita de tu motor1

En un reportaje anterior os mostrábamos los principales métodos para mejorar el rendimiento del motor de un coche de forma electrónica. En esta ocasión expondremos las principales ventajas que pueden suponer este tipo de reprogramaciones para ti y para tu coche.

Por supuesto, todas estas virtudes se van al traste si la nueva cartografía no es la correcta o si empleamos sistemas que no son recomendables, como el que se limita a “engañar” a la unidad de control falseando los datos de los sensores.

  • Mayor agrado de utilización: para algunos modelos existe una amplia variedad de reprogramaciones que nos permitirá adaptar la respuesta del motor del coche a nuestro gusto y estilo de conducción, con una curva de par más plana, más potencia en la zona alta del cuentavueltas, etc.
  • Consumos más reducidos: una buena reprogramación debe tener en cuenta varios parámetros y la forma en que éstos interactúan. Según el tipo de uso que hagamos del coche podemos conseguir que, aunque resulte contradictorio, más potencia signifique menos consumo. En ese sentido, las reprogramaciones que buscan una curva de par más plana permiten utilizar más las marchas largas, lo cual nos permitirá ahorrar combustible.
  • Más seguridad activa: más potencia no siempre significa más peligro. Contar con una buena reserva de fuerza bajo el pie derecho a la hora de realizar un adelantamiento con el coche cargado o al incorporarnos en una autopista (momentos de mucho riesgo en los que unas décimas de segundo suponen la diferencia entre un siniestro o un simple susto) es una ventaja.
  • “Reestrenar” coche: con el paso del tiempo, poco a poco nos acomodamos y acostumbramos a nuestro compañero de viaje. Un cambio en la respuesta de su motor puede hacer que nos” volvamos a enamorar” y recordemos las buenas sensaciones que percibimos el día que lo estrenamos.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba