Las multas más curiosas de las que no tenías constancia

19 Octubre, 2017 por

¿Sabías que tener puesto el típico perrito que solo sabe mover la cabeza puede ser objeto de multa por falta de visibilidad para los demás conductores? Tener instalado este perrito, comer al volante o ir con la música a todo volumen son consideradas una infracción. Todas ellas están recogidas en el Reglamento General de la Circulación.

Las multas más curiosas de las que no tenías constancia1

Lo que no saben la mayor parte de los conductores, es que se arriesgan a tener una multa. Esta puede rondar desde los 80 hasta los 200 euros, dependiendo que tipo de infracción estén cometiendo.

A continuación te presentamos una serie de multas que casi con total seguridad te podrían haber caído mientras has ido conduciendo. Lo peor es que crees que no existen, pero están ahí.

¿Alimentos al volante?

Si eres de los que sueles comer o beber al volante, ¡ten cuidado! A parte de desviar tu atención de la carretera, te puede caer una multa de 200 euros con la consiguiente retirada de dos puntos del permiso de conducir.  Da igual si estás parado en un semáforo, si te pillan te puede caer.

Aunque pensemos que puede ser una operación complicada eso de maquillarse al volante, el reglamento de la circulación no se olvida de ello. Esta acción conlleva una multa de 200 euros y la retirada de dos puntos de carnet.

Conducir con la vestimenta no adecuada

Si eres de los que coges el coche a la hora de ir a por el pan o si en verano coges tú coche para ir del hotel a la playa, mucho cuidado con cómo vas vestido. Lo de llevar chanclas o ir sin camiseta puede salirte caro. Si te pillan de esta guisa deberías saber que te pueden poner una multa de 200 euros.

En el caso de las mujeres, si éstas llevan puesto tacones el reglamento también recoge la misma sanción económica que para los que van en chanclas. Te pueden multar con 200 euros.

El motivo de esta sanción es el simple. Llevar esta indumentaria no permite tener un control adecuado sobre los mandos de tu vehículo. Recuerda que en la carretera puede ocurrir algo imprevisto y necesitas ser lo más rápido posible si no quieres sufrir un percance. Viste con el calzado adecuado y ropa cómoda, de esta forma tu conducción será mucho más segura.

Te pueden multar por conducir en bikini1
Te pueden multar por conducir en bikini

Posición a los mandos

En otro sentido, lo de ser lo más apoyando el brazo en la ventanilla olvídalo. Si un agente observa esa conducta, te va a caer una multa de 80 euros. Lo mismo si eres de los que te encanta llevar a tú grupo de música o cantante favorito a todo volumen. Si circulas por las inmediaciones de un hospital o por una zona de descanso con la música a todo volumen, interrumpir el descanso de los demás te puede acarrear una multa de 80 euros.

Irrumpir en el descanso

Es más, en las zonas consideradas como “de descanso”,  si los vecinos te llaman la atención los agentes te pueden sancionar con una multa de entre 80 y 100 euros. Mucho cuidado si pasas del tema, ya que para los reincidentes las multas pueden ser de más de 2000 euros.

Y no abuses del claxon porque también te pueden castigar. Aunque en otros países de la Unión Europea no es algo tan típico,  en nuestro país parece ser que somos muy propensos a darle a la bocina durante más de dos o tres segundos.

Antes de darle con energía al claxón, recuerda que te pueden castigar con 80 euros. El reglamento solo recoge que salvo una situación de emergencia o para avisar a un conductor que se le va a adelantar no se puede tocar el claxon de manera continuada.

Las pegatinas

En el capítulo de ponerle pegatinas al coche o instalarle publicidad de forma que dificulte la visibilidad a los demás conductores, mucho cuidado porque te pueden castigar con 80 euros.

Igualmente ocurre si eres de los que te crees un piloto de rallies y te gusta salir derrapando. Esa acción está penada con 100 euros.

El reglamento también recoge una sanción de 80 euros para aquellos que se dedican a darse besos o discuten dentro del coche mientras van en marcha.

A la hora de repostar…

Por último, destacamos una de las infracciones más curiosas. A pesar de que cuando vamos a repostar a una gasolinera lo primero que hacemos es apagar el coche, las luces o la radio antes de acercarnos al surtidor, el reglamento también se preocupa de aquellos que de los que no apagan la radio, quitan el contacto e incluso apagan el teléfono móvil.

Independientemente de lo peligroso que supone realizar esta acción, hacerlo puede acarrearnos una sanción de 200 euros, con la consiguiente retirada de tres puntos de carnet.

Hemos repasado una serie de maniobras muy comunes en muchos conductores y que están recogidas en el Reglamento General de la Conducción. Hay que saber que lo importante a la hora de ponerse al volante es ir siempre atento a todo tipo de señales que recibimos al volante y olvidarnos por un momento de ser el mejor corredor de rallies en carretera o el tipo más chulo al volante. Lo importante es siempre llegar a tu destino sin que tu bolsillo lo sufra.

Te puede interesar...

1 Comentario

Miguel García 18 Noviembre, 2017

Lo sin sentido de tener que apagar el móvil, es que ahora en muchísimas gasolineras se puede pagar con el móvil. ¿quién paga la multa entonces? ¿La estación de servicio o el consumidor?

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba