Reportaje

La saga de Mazda RX-7/RX-8 está de aniversario

33 fotos

Ampliar

13 de septiembre, 2018

Los modelos más deportivos de Mazda están de aniversario y tienen motivos para celebrarlo, aunque por desgracia, sin ningún modelo en vigor en la actualidad. Así celebra Mazda el aniversario de su saga RX-7/RX-8.

Mazda acaba de celebrar el 40 aniversario del lanzamiento de uno de los coches más singulares de la historia y lo ha hecho a lo grande y como debe ser, reuniendo a un buen número de descendientes suyos y a sus afortunados poseedores. En total, más de 30 Mazda rotativos se reunieron el el Jarama el pasado fin de semana con sus Mazda RX-7 y RX-8 en un evento excepcional.

Esta vez nos lo perdimos pero aquí va nuestro pequeño homenaje a unos modelos que enamoran en cuanto los ves y los escuchas, completamente fuera de lo normal gracias a su motor rotativo Wankel.

Primera generación de Mazda RX-7 (1978): así empezó todo

La primera generación llamó la atención desde el principio.

33 fotos

Ampliar

En 1978 Mazda lanzó la primera generación del Mazda RX-7 como sucesora de la saga de deportivos con motor Wankel iniciada con el mítico Mazda Cosmo. Como toda la saga de modelos RX anteriores, el RX-7 equipaba un motor rotativo (de ahí la R en su denominación) y lo mostraba de manera orgullosa en infinidad detalles de su diseño, siendo el más llamativo sus preciosas llantas inspiradas en el rotor triangular de los motores Wankel.

Pegado al asfalto, ligero, con líneas aerodinámicas y modernas, el Mazda RX-7 SA22C o FB (según se trate del primer modelo o del facelift presentado en 1981), este modelo llamaba la atención por su diseño y por su alegre andar.

Su motor de dos rotores era capaz de rendir 150 CV con apenas 650 cm3 de cilindrada y lanzada de 0 a 100 km/h al RX-7 en 8,5 segundos, un crono excelente en aquella época.

Esta primera generación superó las 570.000 unidades producidas gracias a una buena aceptación en los mercados, donde su silueta enamoró.

Segunda generación (1985): el 944 japonés

La segunda generación del Mazda RX-7 recordaba al modelo de Porsche.

33 fotos

Ampliar

En 1985 llegó el relevo con el lanzamiento del Mazda RX-7 FC. Sus líneas perdieron algo de personalidad pero ganaron en calidad de fabricación y, sobre todo, se amplió la gama con la presentación de las versiones turbo y los descapotables.

Sus faros escamoteables y su luneta trasera hicieron que la mayoría de las comparativas de las revistas de su época lo enfrentasen con los Porsche 924/944. No sería el único parecido con modelos de la marca alemana, si te fijas en la forma de su puerta parece trasplantada de un Porsche 928.

Gracias a la sobrealimentación, por primera vez un motor wankel de calle llegaba a la mítica cifra de los 200 CV e incluso la superaba en algunas ediciones especiales.

Tercera generación de Mazda RX-7 (1992): objeto de culto

La tercera generación logró unas prestaciones formidables y en la actualidad es muy cotizado.

33 fotos

Ampliar

En 1992 llega al mercado el Mazda rotativo más cotizado (con permiso del exclusivísimo Cosmo): el Mazda RX-7 FD, una bestia de deportividad que lograba 255 CV gracias al trabajo de un turbo y los dos rotores Wankel.

Con un peso mínimo en la parte delantera gracias a la compacidad del motor rotativo, el Mazda RX-7 tenía una excelente relación peso/potencia, pero, sobre todo, una agilidad y direccionalidad asombrosas. Pese a la fama de delicados de los motores Wankel, lo cierto es que este generación era muy robusta y aguantó bien los incrementos de potencia a los que fue sometida por diversos preparadores.

Su aparición en la saga “Too fast Too Furious” lo lanzó al estrellado disfrazado como “VeilSide” y el Mazda RX-7 se convirtió de golpe en uno de los deportivos japoneses más deseados, sobre todo por los amantes del drift, que suelen realizar preparaciones extremas con potencias que superan los 600 CV.

Mazda RX-8 (2002): deportivo para 4

El RX-8 añadió practicidad y tecnología, pero perdió carácter.

33 fotos

Ampliar

En 2002 Mazda revisó el concepto de su deportivo rotativo y lanzó al mercado el RX-8. Este número extra añadía dos puertas a contramarcha que han sido copiadas por infinidad de modelos y concepts posteriormente y permitía tener un deportivo en el que 4 adultos podían viajar con cierto confort.

Como de costumbre en la saga RX, el diseño del RX-8 está repleto de guiños a su corazón triangular con tres ventrículos, reproducido en la nervadura del capó delantero, en el faldón frontal, en la luz de niebla trasera, en los reposacabezas de los asientos… y no era para menos, Mazda debía estar muy orgullosa de su motor Wankel después de haber humillado a sus rivales en Las 24 Horas de Le Mans y convertirse en la primera marca japonesa en lograr algo así.

Por desgracia, la dificultad para controlar las emisiones debido a la temperatura de trabajo de estos motores, el RX-8 supuso el fin de la saga rotativa, al menos hasta ahora.

Mazda RX Vision (2015): que será, será…

Este Concept debutó en Europa en el Salón de Ginebra de 2016.

33 fotos

Ampliar

En 2016 pudimos ver por primera vez en Europa en el Salón de Ginebra el Mazda RX Vision, un concept que nos llenaba de esperanzas a los amantes de los motores Wankel, un sensacional coupé de líneas elegantes y que podría llevar un motor rotativo, como indicaba la R de su denominación.

Por desgracia, por ahora se ha quedado sólo en eso, en un prototipo, pero, quién sabe…

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Ofertas en Autocasion.com

Aquí está tu coche