Reportaje

12 inventos que revolucionaron el automóvil

11 fotos

Ampliar

02 de diciembre, 2019

Estamos viviendo una época en la que el automóvil tiene que reinventarse. En los próximos cinco o diez años van a cambiar más cosas que en los últimos cien, así que aquí va un repaso a algunos de los inventos que han hecho cambiar al automóvil sin una vuelta atrás.

Existen algunos hitos en la historia del automóvil que han hecho que avanzase un gran paso y, sobre todo, que a partir de él ya no hubiese vuelta atrás. Vamos a dar un repaso a algunos de estos hitos que han llevado al automóvil hasta donde estamos ahora tal y como lo conocemos.

Los faros eléctricos

Los faros eléctricos permitieron usar con seguridad el coche por las noches.

11 fotos

Ampliar

Al principio los coches llevaban faroles de aceite o de carburo y daban muy poca luz. No es que fuesen muy veloces, pero está claro que por la noche, sus candiles eran más para hacerlos visibles que para ver por dónde iban. Gracias a la luz eléctrica los coches pudieron empezar a ser operativos y circular también por la noche.

Puede que te interese: Todos los tipos de faros que existen

Los primeros coches con luz eléctrica empezaron a llegar finalizando la primera década del siglo pasado y el pionero en ellas fue el modelo de Cadillac que también tiene el honor de ser el primero en utilizar piezas estándar.

La carrocería autoportante

Lancia Lambda con carrocería autoportante.

11 fotos

Ampliar

Los primeros automóviles se construían de una forma muy parecida a los camiones en la actualidad, con dos vigas de acero que soportaban la mecánica y las suspensiones y una carrocería atornillada sobre ellas. La primera carrocería «moderna» de tipo autoportante, como las conocemos en la actualidad llegó en 1923 de la mano de Lancia con su modelo Lambda, un coche que, además sorprendió con el siguiente invento revolucionario: la suspensión independiente.

La historia de Lancia: una marca mítica

Gracias a la carrocería autoportante se aligeraron las carrocerías, se hicieron más seguras y se mejoró el comportamiento en carretera gracias a que se bajaba la altura de su centro de gravedad.

La suspensión independiente

El Lancia Lambda también fue el primer automóvil con suspensión independiente.

11 fotos

Ampliar

Hasta la llegada del Lancia Lambda los coches tenían las dos ruedas de ambos ejes unidas mediante una barra rígida. Esto condicionaba mucho el confort, sobre todo en una época en la que las calzadas eran adoquinadas o simples caminos de zahorra.

La suspensión independiente en el eje delantero mejoraba el confort y la seguridad del coche, además de permitir una dirección más precisa y un mejor comportamiento dinámico. Hoy en día, sólo los camiones y algunos 4×4 muy especializados para campo no usan la suspensión delantera independiente.

Las zonas de deformación programable

Las zonas de deformación programada disipan la energía del impacto.

11 fotos

Ampliar

Sin duda el concepto de célula de supervivencia con estructuras de deformación programada inventada por Bela Barenyi es una de esas ideas que ha cambiado la forma de fabricar coches para siempre. Hasta que este caballero llegó con su teoría de que un coche debía ser una estructura fortificada rodeada de zonas blandas que amortiguasen el impacto, los fabricantes pensaban que todo el coche debía ser rígido para ser más seguro.

Cómo se fabrica un coche, en 4 pasos

Barenyi demostró que su teoría era correcta y hoy todos los coches siguen ese principio de construcción. Sus primeros trabajos auparon a Mercedes como una de las marcas de referencia en materia de seguridad y todas siguieron sus pasos.

El cinturón de seguridad

Aniversario CInturón de seguridad.

11 fotos

Ampliar

En 1959 se inventó el artilugio que más vidas ha salvado en accidentes de tráfico, el cinturón de seguridad de tres puntos, un dispositivo que, en lo básico, apenas ha variado durante sus 60 años de historia.

Tal vez te interese: la historia del cinturón de seguridad

Nils Bohlin, un ingeniero sueco que por aquel entonces estaba contratado por Volvo, dejó claro que, como casi siempre, las ideas más sencillas son las más eficaces. Una simple correa anclada por tres puntos permitía sujear el cuerpo de los pasajeros del coche en caso de accidente, evitando salir proyectados tras el impacto.

El turbo

El Chevrolet Corvair fue el primer automóvil en instalar turbo.

11 fotos

Ampliar

El turbo nació como un dispositivo para que los aviones, a medida que eran capaces de volar a mayor altitud, fuesen capaces de mantener unas buenas cifras de potencia a medida que el aire iba perdiendo densidad de oxígeno. Por ello nació con el nombre de «dispositivo corrector de altura» y lo que hacía era meter aire a presión en los cilindros de los motores radiales de aviación.

En los años sesenta Chevrolet se sirvió de esta tecnología aeronáutica para mejorar las prestaciones del motor de 6 cilindros bóxer del mítico Corvair Monza Turbo. Por desgracia, ese coche apenas se vendió y tampoco el BMW 2002 Turbo. La marca que consiguió que esta tecnología funcionase bien en un motor de turismo fue Saab. Es más, su teoría de que los motores debían diseñarse dando prioridad al par en lugar de a la potencia.

La inyección electrónica

El Volkswagen Typ3 fue el primer automóvil en montar una inyección completamente electrónica Bosch D-Jetronic.

11 fotos

Ampliar

En 1968 llegó al mercado un automóvil desconcertante: el Volkswagen 1600 de inyección. Este vehículo contaba con un motor de 4 cilindros bóxer refrigerado por aire muy similar al del mítico Escarabajo, concebido justo antes de la Segunda Guerra Mundial. Tampoco su chasis ni su diseño era el colmo de la modernidad, pero montaba un sistema de alimentación de combustible que era revolucionario: la primera inyección electrónica, la Bosch D-Jetronic. Por primera vez, la mezcla de aire combustible era calculada por un ordenador.

Esta tecnología era tan avanzada en 1968 que no se estandarizó hasta más de un cuarto de siglo después. A partir de los años noventa del siglo pasado, la inyección electrónica se convirtió en una necesidad y los carburadores desaparecieron del mapa.

El catalizador

El catalizador ha permitido reducir drásticamente los residuos de la combustión de los motores.

11 fotos

Ampliar

El catalizador es un laboratorio de química instalado en el tubo de escape. A él entran una serie de sustancias que se transforman en otras. Gracias al catalizador se redujeron las emisiones contaminantes de forma drástica y hoy en día es también una tecnología que se ha convertido en imprescindible.

El airbag

Los Airbags han salvado muchas vidas y reducido lesiones.

11 fotos

Ampliar

Las primeras pruebas con prototipos de airbags comenzaron en la década de los años setenta. Uno de los primeros automóviles en ensayarlos fue el Citroën SM, pero la ruina de Citroën dio carpetazo a su desarrollo y al final fue Mercedes Benz la primera en comercializar un automóvil con este dispositivo que complementa al trabajo de los cinturones de seguridad.

Los primeros Airbags eran tan caros que sólo la Clase S de Mercedes los ofrecía como una de sus opciones más caras y sólo en el lado del conductor. En la actualidad, hasta los modelos más modestos montan como mínimo 4 airbags y la tendencia es a que estemos rodeados cada vez de más de estas bolsas salvavidas.

El ABS

El ABS es el elemento de seguridad activa que más revolucionó el automóvil.

11 fotos

Ampliar

Otro invento desarrollado para la aviación que se ha implantado en el automóvil : el ABS. Este sistema nació para garantizar unos aterrizajes seguros en pistas con poca adherencia, permitiendo aplicar los frenos de los aviones sin perder el control del mismo sobre el pavimento.

Los primeros ABS eran mecánicos y de rendimiento muy pobre. Permitían mantener el control sobre la trayectoria del vehículo al evitar que se bloqueasen las ruedas en una frenada, pero alargaban las distancias una barbaridad. A finales de los años setenta, Bosch y Mercedes tenían muy perfeccionada la tecnología de los ABS electrónicos y por fin llegaron al automóvil. Hoy en día todos los coches equipan sistemas antibloqueos de freno y, además, su tecnología fue la clave para que luego llegasen los primeros controles de tracción y, más tarde, el dispositivo de seguridad activa más impresionante y que veremos a continuación

El ESP

El desastroso resultado del Mercedes Clase A en la prueba del alce obligó a Mercedes a instalar de serie el ESP en este modelo.

11 fotos

Ampliar

El control de estabilidad es el sistema de seguridad activa (aquellos destinados a evitar el accidente) más eficaz a la hora de salvar vidas que hay en la actualidad. Gracias al ESP se han vuelto conducibles coches con potencias que serían inasumibles para la mayoría de los conductores, el nivel de seguridad ha aumentado y la siniestralidad ha descendido notablemente, hasta el punto de ser obligatorio que cada automóvil lo instale si quiere obtener una matrícula.

Lo que hace este sistema es corregir nuestros errores y mantener la trayectoria señalada por nuestro volante, lógicamente, dentro de unos límites.

Cómo conducir un coche con ESP

Gracias al escándalo por la inestabilidad del primer Mercedes Clase A en la prueba del alce, este sistema se estandarizó y hoy en día es obligatorio en todos los coches que se comercializan en Europa.

La sensorización

Lexus LS, el coche autónomo de Toyota, realizará pruebas de conducción automatizada en Bruselas.

11 fotos

Ampliar

Gracias a la sensorización del automóvil se han podido desarrollar multitud de sistemas de ayuda avanzada a la conducción (conocidos como ADAS por sus siglas en inglés). La instalación de cámaras, sensores por ultrasonidos, radares… han permitido que surjan sistemas como el asistente de cambio de carril, los sensores de ángulo muerto, control de crucero adaptativo o la propia conducción autónoma, que no sería posible sin esta tecnología.

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • Txuchin

    ¡Hummmm! pues a lo mejor 10 años si que puedo llegar a vivir, a ver ese cambio tan drástico en los coches, aunque de niño ya me prometieron que para el 2000 los coches funcionarían con levitación magnética y «parece» que la imaginación fue demasiado rápido.
    Ya veremos.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche