Riesgos y ventajas de comprar un coche de renting, leasing o alquiler

Riesgos y ventajas de comprar un coche de renting, leasing o alquiler

20 febrero, 2018

Uno de los principales proveedores del sector del coche de ocasión es el canal del alquiler, que ofrece grandes y variadas flotas a precios atractivos. Pero… ¿realmente interesa comprar un automóvil a estas empresas?

Recordaré aquí brevemente las diferencias entre coches de leasing, renting y alquiler puro y duro, para después entrar en cuáles son sus principales ventajas e inconvenientes. Los primeros son automóviles “de alquiler con opción a compra”. Hoy en día, muchas marcas, bajo sus programas “renueva tu vehículo cada X años o quédatelo o devuélvelo“ quieren decir básicamente eso mismo. Hay una entrada, unas cuotas y un pago final que es el que marcará la diferencia sobre si te quedas el coche abonándolo, lo cambias por otro y empiezas de cero o devuelves el que tienes y te vas con la relativa tranquilidad de que has disfrutado del automóvil unos años pagando poco más de la mitad de su precio total.

10 grandes preguntas -y respuestas- sobre el vehículo de ocasión

Respecto a estos vehículos, una vez lanzados al mercado de segunda mano la principal intriga es saber si su estado económico está al día y nadie nos podrá pedir mensualidad ni levantamiento de dominio alguno. Por lo demás, es un coche de particular corriente y moliente.

Un coche proveniente del renting, buena opción

El renting, por su parte, es un alquiler a largo plazo. Lo suelen suscribir empresas, ya que su gasto periódico desgrava -en otros países no hace falta ser empresa para tener un automóvil de renting y desgravar-. En el trato, la compañía de renting generalmente ofrece (porque lo ha negociado con la marca) un mantenimiento sin coste o con un coste muy bajo ya prorrateado en cada cuota. Además, suele incluir el cambio de neumáticos con distinta frecuencia.

Estos coches son interesantes, ya que sabemos que siempre han tenido el mismo conductor y, puesto que el mantenimiento estaba incluido, éste se ha respetado a rajatabla. En la época de bonanza se podían encontrar, procedentes de contratos de renting, berlinas de lujo bien equipadas y con dos o tres años de antigüedad a muy buen precio. Hoy, lo que más abundan son compactos un poco más básicos y algo más rodados. Lo normal. La mayoría de las veces, optar por uno de estos vehículos suele ser una buena compra.

¿Buscas coches de segunda mano a buen precio? ¡Echa un vistazo a nuestra selección!

El riesgo de comprar un coche de alquiler

Ahora vamos con los coches de alquiler, una alternativa interesante, pero no exenta de cierto peligro. Intentemos minimizarlo sabiendo lo que nos vamos a encontrar y qué nos vamos a llevar.

Hasta hace no mucho, la oferta de vehículos de alquiler era bastante “tristona”: urbanos y compactos de gasolina indefectiblemente con el acabado más básico. Ahora que el consumidor se ha hecho más exigente, las alquiladoras han ampliado su gama, y mucho. Hay urbanos, compactos, descapotables, coupés, familiares, monovolúmenes, todo terrenos y hasta motos de tres ruedas.

España, el país más barato para alquilar coche en 2017

Está muy bien y es un cambio notable… Pero el que no es tal es el referido a las versiones y su equipamiento. Aunque actualmente las motorizaciones diésel son las que se llevan el gato al agua, los acabados siguen siendo los más básicos -casi siempre – de las gamas. No, amigo, no esperes encontrar un BMW 530d con cuero y techo solar por estos lares, que lo que vas a hallar son miríadas de BMW 518d (520d, con suerte) de color gris o blanco, climatizador… y punto pelota.

Al menos, esto es lo que ocurre en los coches procedentes de las empresas más grandes, aunque a mí alguna de las alquiladoras más pequeñas me ha dado en algún viaje una grata sorpresa al buscar por el parking mi Mercedes Clase E reservado y encontrarme con un 350 “a tope” de equipo en lugar del 200CDi “pelao”, como suele ser habitual…

Cómo alquilar un coche si eres menor de 23 años

Pese a sus pocos km, han pasado por muchas manos…

Hecha la aclaración del producto disponible, hay que considerar las condiciones del mismo. Aquí, cuidado: estos vehículos, aún contando con pocos kilómetros (la mayoría son “jubilados” entre los 25 y 40.000 km), han pasado por infinidad de manos desde su más tierna infancia, lo que implica un rodaje poco ortodoxo. Además, hay conductores -como yo- que cuidan su coche de alquiler como fuera suyo, mientras que otros parece que por todos los medios buscan la autodestrucción porque sí. De todo hay y es lo mismo que te puedes encontrar con automóviles de otra procedencia, pero si uno de ellos ha pasado por 300 manos distintas… tiene más posibilidades de que alguna de esas manos haya sido de un cafre.

Como te digo una cosa, te digo la otra: los vehículos se venden revisados y generalmente con un año de garantía, lo que debiera diluir algo nuestros miedos.

Compra de coche usado: ¿qué garantía tengo?

Otro “hándicap” nos lo encontraremos con el asunto de la ITV. Los coches de alquiler pasan su primera revisión a los dos años y a partir del quinto tienen que superarla cada seis meses. Un pequeño trastorno y, en función de cuál sea tu provincia, un gasto molesto.

No nos ahorramos una cantidad ingente de dinero

Con todo, el ahorro que obtienes respecto a un coche nuevo está cercano al 30%. Personalmente, es éste un punto a revisar, pues no me parece ni mucho menos una rebaja abultada. Eso, un 30%, es lo que te ahorrarías optando por el mismo vehículo a igualdad de condiciones (antigüedad, equipamiento, color, kilómetros…) de cualquier otro origen. Insisto en que son productos interesantes, pero sólo si el ahorro supera ese porcentaje.

Para acabar, muchos me han preguntado cómo saber si el automóvil que les han vendido procede de alquiler. Pues es tan sencillo como mirar la ficha técnica y si en el apartado “Clasificación del Vehículo” aparece un código 1041… sí: es o ha sido de coche de alquiler (por cierto, 1040 es para los taxis y 1045… ¡para los coches fúnebres!).

¡Descubre la web de Curro San Miguel y hazte con sus libros!

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

miguel angel 13 marzo, 2016

creo que hoy día no interesa, la mejor garantía es la oficial de dos años, si tiene un año y medio tienes seis meses, he trabajado en renting, varios en el aeropuerto, y no se hace ni mantenimiento, y he visto coches con 68.000 mismo aceite, rellenado si eres un limpiador honesto, con gulf 10w40, de barril, rellenado de anticongelante con agua grifo, y gasoil low cost. merece si hay garantía, y según mercado, hoy por hoy, no pues internet tienes ofertas de concesionario que por el mismo o un pelin más tienes mínimo un año garantía….puedes negociar otro año, gratis, con picardía…..

miguel angel 13 marzo, 2016

se me olvidaba que el precio real, es como el telepizza, toda la vida hay 2×1 o el 30 porciento, pues lo mismo con un coche, hay que preguntar precio real coche, con o sin financiación, plan pive o no, y ver precio total, en varios concesionarios de la misma marca, después con ese precio, buscar el km 0 o seminuevo, y ver si compensa, pues nuevo dan hasta 5 años garantía y mantenimiento gratis hasta 150.000 en muchas casas,…..y si lo compras usado o matriculado, garantía creo que dan la legal, un año o finalización de garantía dos años. cuidado con eso, pues hay coches de flotas,…pero si sale malo yo lo vendería, y luego ese lo encaloman a otro comprador que ve un chollo.

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba