Reportaje

El Skoda Superb cumple 85 años

56 fotos

Ampliar

22 de octubre, 2019

El Skoda Superb cumple 85 años y los celebramos con este homenaje en el que damos un repaso a su historia y a los hitos más importantes del buque insignia de Skoda.

Skoda es una de esas marcas que no es demasiado conocida, especialmente su pasado anterior a la adquisición de la misma por parte de Volkswagen. Pocos se imaginan que es una de las marcas más antiguas del mundo del automóvil y que su historia se remonta hasta 1895, del mismo modo que casi nadie conoce la historia del primer Skoda Superb, lanzado hace hoy 85 años.

Los orígenes de Skoda y de Lamborghini son muy similares. Ambas compañías automovilísticas nacieron por culpa de un mal servicio de atención al cliente. En el caso de Václav Klement, la causa de su empecinamiento para crear su propia compañía fue una bicicleta alemana que compró defectuosa y, tras varias cartas al fabricante quejándose de los problemas sin una respuesta convincente, acabó por lanzar su propia marca. El paso de las bicicletas a los coches fue más o menos progresivo, de un modo similar a como lo hizo Peugeot.

Tal vez te interese: «Qué significa el logo de Lamborghini»

Skoda Superb: soberbio, supremo

El Superb de hace 85 años dejaba clara desde el principio su intención

56 fotos

Ampliar

Hace exactamente 85 años, el 22 de octubre de 1934, Skoda reveló la denominación Superb. La marca introdujo el nombre para resaltar la calidad y la comodidad de sus berlinas de lujo, que hasta la fecha siempre se habían lanzado con la designación Š 640. La primera generación del Superb se produjo hasta 1949.

Los primeros vehículos de lujo salieron de los edificios de la fábrica de Laurin & Klement en Mladá Boleslav hace más de 110 años. En 1907, el FF lucía el primer motor de ocho cilindros en línea fabricado en Europa Central. Le siguieron otros modelos con los motores especialmente suaves sin válvulas Knight de seis cilindros y el prestigioso Skoda 860, que montaba un motor de ocho cilindros y se fabricó entre 1929 y 1933. El Skoda 640 de nueva generación tomó el relevo. Este modelo disponía de un bastidor tubular central especialmente innovador y suspensión independiente, y fue el primero en llevar la denominación que hoy caracteriza a los modelos tope de gama de Skoda .

El nombre «Superb» viene del inglés, y se deriva, en última instancia, del latín «superbus», que significa «soberbio» o «magnífico». Skoda introdujo el nombre del Superb el 22 de octubre de 1934 para poner de relieve el carácter excepcional del nuevo Š 640. El primer modelo de esta berlina de 5,5 metros de largo, 1,7 metros de ancho y 1,66 metros de alto se presentó al entonces Consejero Delegado del Grupo Skoda, el Dr. Karel Loevenstein, en enero de 1935. Su mujer Pavla escogió el color de la carrocería, optando por el rojo.

La producción en serie del Skoda Superb empezó en marzo de 1935. El modelo de alta gama estaba propulsado por un motor de seis cilindros de 2,5 litros y 40,5 kW (55 CV) de potencia. Rápidamente, la alta demanda conllevó mayores tiempos de entrega: los clientes tenían que esperar cuatro semanas para las versiones con carrocería cerrada y el doble de tiempo para el Superb descapotable. Además de las especificaciones de serie, una radio de coche con seis tubos de electrones y estantes de palisandro detrás de los asientos delanteros también estaban disponibles por un coste adicional.

Casi cada año, la compañía fue sacando innovaciones adicionales, como motores más potentes y una gama de equipamientos más amplia. Tras fabricar cerca de 600 vehículos con árbol de levas lateral, en 1938 Skoda introdujo el Superb OHV, con un motor de seis cilindros en línea de 59 kW (80 CV) y una cilindrada de 3.137 c.c. Poco antes de que se suspendiera la producción en 1940 debido a la guerra, se fabricó una pequeña serie del Superb 4000 con motores V8. En 1946, Skoda retomó la producción de una versión revisada con motores de seis cilindros, antes de dar por terminada la producción por motivos políticos en 1949, tras haber fabricado cerca de 1.000 unidades para el uso civil. También se produjeron 1.660 vehículos militares bajo la designación Š 952 y Š 956.

Las soluciones Simply Clever de Skoda

El hueco para el paraguas es sólo una de las soluciones prácticas empleadas en el Superb.

56 fotos

Ampliar

Los modelos de Skoda siempre se han caracterizado por su sentido práctico y por la buena relación precio/producto. Además de sacar mucho partido a sus dimensiones para proporcionar un espacio habitable generoso, los responsables de la marca han sabido sacar partido de cada hueco aportando soluciones prácticas como la rasqueta para el hielo en la tapa del depósito de combustible o los espacios específicos para ubicar los chalecos de alta visibilidad.

Una de las soluciones «Simply Clever» más llamativas en los Superb es el hueco  en el panel de las puertas delanteras para alojar unos prácticos paraguas, un detalle propio de berlinas de lujo británicas.

Otro detalle práctico llamativo está en la luz de cortesía del maletero. En lugar de ser fija, se puede extraer y usar como una linterna o bien colocarla en otro lugar donde necesitemos esa iluminación, por ejemplo, por si tenemos que cambiar una rueda pinchada.

Tal vez te interese: cómo cambiar la rueda de repuesto

Skoda Superb I: un Passat de lujo

La primera generación bajo el paraguas de VW era una especie de Passat de plataforma extendida.

56 fotos

Ampliar

El primer Skoda Superb de la era moderna de la marca checa llegó en 2001 empleando la plataforma de batalla larga del Passat lanzado en 1999 y que se destinaba a las versiones para el mercado chino del modelo de Volkswagen. Gracias a esos 120 mm más de distancia entre ejes, el Skoda Superb de primera generación ofrecía un espacio para las plazas traseras digno de berlinas de gran lujo como los BMW Serie 7, Audi A8 o Mercedes Clase S contemporáneos.

Sus formas y el diseño general recordaba bastante al Volkswagen Passat de la época, del que también tomaba prestados elementos electrónicos y mecánicos.

La primera generación del Skoda Superb moderno se fabricó hasta el año 2008 con un notable éxito de ventas pese a tener que competir con el propio Passat dentro de la misma compañía. La excelente relación precio/producto y el generoso espacio interior, así como soluciones prácticas como los paraguas en las puertas traseras, pusieron unos buenos cimientos para el nuevo modelo tope de la gama Skoda.

Skoda Superb II: portón y 5 puertas en uno

Las dos opciones de apertura del maletero: portón o tapa del maletero

56 fotos

Ampliar

La segunda generación del Superb llegó en 2008 también compartiendo plataforma con el Passat pero añadiendo más distancia entre ejes. Más espacio todavía y un interior muy cuidado (de hecho, para muchos la calidad interior del Superb de segunda generación es superior a la de su sucesor) marcaron la fama de esta etapa que se prologaría hasta 2015.

Además de un mayor tamaño, empaque y equipamiento, con esta generación llegó la carrocería Combi, la tracción total y un llamativo portón trasero en la berlina que sería muy práctico. La tapa del maletero se podía abrir independientemente como una tapa de un coche sedán de 3 volúmenes convencional o, si necesitábamos meter bultos más voluminosos, abrir por completo como un amplio portón de un 5 puertas.

Por desgracia, esta solución era cara y pesada, así que desapareció en la tercera generación, para disgusto de muchos usuarios que la valoraron muy positivamente.

Además de la tracción total y el Combi, el Skoda Superb de segunda generación contó con una gama especialmente pensada para reducir los consumos y las emisiones. Los Skoda Superb Green Line se caracterizaban por unos neumáticos de menores dimensiones y de bajo coeficient de fricción, detalles aerodinámicos y unos desarrollos y mecánicas optimizadas para mejorar su rendimiento.

Skoda Superb III: la nueva era

La tercera generación del Superb tiene un diseño muy cuidado.

56 fotos

Ampliar

En 2015 llegó el turno de la tercera generación que pronto recibirá un ligero lavado de cara. El diseño fue desde el principio una de las máximas prioridades, sin dejar de lado la practicidad, de ahí que se optase por carrocerías siempre de 5 puertas, tanto para la berlina como para el Combi.

Tecnológicamente supone un gran salto cualitativo respecto a su predecesor y en cuanto a diseño cuenta con los últimos detalles de estilo que caracterizan a los modelos de Skoda.

Al igual que sus predecesores, el Superb de tercera generación presume de ser uno de los modelos del segmento con más espacio para sus pasajero y también para su equipaje, con unas cifras de récord tanto en la berlina como en el Combi.

En 2019 se espera el lavado de cara de esta generación, con el que se introducirán nuevas mecánicas y la esperada electrificación de algunas versiones.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche