Reportaje

El Renault Espace cumple 35 años

33 fotos

Ampliar

16 de octubre, 2019

En 1984 Renault revolucionó el mundo de los vehículos de más de 5 plazas con el lanzamiento del primer Espace, un coche de diseño futurista y con un interior muy modulable que prácticamente inventó una nueva categoría de automóviles. Aquí va nuestro homenaje por su aniversario.

El diseño del primer Renault Espace era tan diferente a todo lo que había, que recuerdo perfectamente la primera vez que vi uno cuando yo tenía 8 años y lo mucho que me llamó la atención, sobre todo la posición del conductor, tan lejos del parabrisas. En sentido estricto, ya había otros monovolúmenes en el mercado antes que éste, como la VW T2, pero el Renault Espace rompía moldes con una carrocería mucho más baja (no era mucho más alta que un R-18 ranchera de la época), aerodinámica y, sobre todo, con un interior muy versátil y modulable.

En 1984 Renault dejó desfasados a todos los vehículos de más de 5 plazas de la época y a partir de él todos empezaron a imitarlo, algunos de forma tan descarada como el Pontiac Trans Sport presentado en 1989.

El diseño del Espace empezó a gestarse una década antes de su lanzamiento. Su responsable entonces era Fergus Pollock, que entonces trabajaba para Chrysler (qué casualidad que el Voyager fuese una de las primeras en reaccionar lanzando el Voyager pocos meses después del Espace). El proyecto fue retomado por Matra, que en aquella época estaba estrechamente vinculada a Talbot-Simca, de modo que el Espace estuvo a punto de nacer bajo la marca Talbot.

Eran años complicados para los fabricantes franceses y Talbot-Simca pasaron a manos del grupo PSA (que entonces era Peugeot-Citroën). Peugeot nunca destacó por aceptar proyectos demasiado arriesgados y dio un portazo a Matra cuando vio aquel coche tan extraño al que no auguraba ningún futuro.

Matra llamó entonces a las puertas de Renault con el proyecto Espace y en pocos meses se ultimaron los detalles para el debut mundial del primer Renault Espace, que dejó a todos con la boca abierta y murmurando desde el primer minuto.

Las claves del Renault Espace: diseño y modulabilidad

Ningún otro automóvil contaba con un interior más versátil que el Espace.

32 fotos

Ampliar

La primera generación del Espace tenía un diseño rompedor. Era muy bajo y con un morro muy afilado. Su centro de gravedad apenas variaba respecto a una berlina porque toda su mecánica iba casi en el suelo y se reducía el peso de las partes más elevadas empleando materiales sintéticos en el techo, que era de fibra de vidrio, una copia del del DS de Citroën presentado en 1955.

Hasta entonces, los vehículos de más de 6 plazas eran básicamente furgonetas con asientos en el espacio de carga, pero el Espace era un verdadero turismo con capacidad para hasta 7 adultos, se conducía como un turismo y en él se viajaba con el confort de un turismo.

Además de un diseño muy llamativo, lo que más llamó la atención desde el principio fue su habitáculo modulable. Los asientos podían rotar 180 º y el interior de 6 plazas se convertía en una especie de salón en el que los pasajeros se sentaban vis a vis y podían usar la plaza central a modo de mesilla.

Las siete plazas eran individuales y podías convertirlo en una práctica furgoneta eliminando uno o todos (menos el del conductor, obviamente) los asientos. Huecos donde dejar botellas, biberones, bolsas… el Espace se convirtió en el coche perfecto para las familias y llegó en un momento propicio para una explosión demográfica. Todo le era favorable a Renault para que su arriesgadísimo proyecto acabase siendo un éxito, como así fue.

Renault Espace I (1984-1991): incluso con tracción total

De la primera generación, con el lavado de cara llegaron las versiones con tracción total, un precursor de los SUV.

32 fotos

Ampliar

La primera generación del Espace es la que cuenta con un diseño más puro y llamativo. Para muchos se perdió parte de personalidad con el lavado de cara presentado en 1989, pero con él llegaron muchas mejoras en calidad y acabados, además de una de las versiones más intrépidas: el Quadra de tracción total, el que también podría ser considerado como el primer Crossover de la historia.

La primera generación del Espace fue todo un éxito comercial y, pese a tratarse de un coche destinado a cubrir un nicho de mercado, se vendieron casi 200.000 ejemplares a lo largo de sus 7 años de vida.

Renault Espace II (1991-1997): para muchos la más lograda

La segunda generación mantenía la esencia de la primera pero mejoraba en acabados, materiales y diseño.

32 fotos

Ampliar

El proyecto del Espace fue muy complicado de llevar a cabo y muy costoso para un coche del que no se iban a vender millones de unidades, así que en Renault amortizaron muy bien todo lo posible.

En 1991 llegó la segunda generación del Espace. Apenas cambiaba nada de su esqueleto respecto a la generación precedente, pero se modificaba por completo su imagen para darle un look más moderno, a la vez que se introducían nuevas mecánicas y se mejoraba el equipamiento.

En el interior también se modernizaba la apariencia, con un nuevo salpicadero, mejoras en la ergonomía de los asientos, nuevas tapicerías, etc.

Renault Espace III (1997-2002): llega el puesto central

Con la tercera generación, el cuadro de instrumentos pasó a ir en el centro del salpicadero.

32 fotos

Ampliar

La tercera generación presentada en 1997 suponía el primer gran cambio respecto a su predecesora. Estéticamente se asemejaba al Laguna de la época y sobre todo llamaba la atención su interior, donde se reubicaba la instrumentación. Ésta pasaba a ir montada en el centro del salpicadero, lo cual obligaba a rediseñar los mandos de la climatización, que se posicionaban en el límite de las puertas en los extremos del salpicadero, uno para el conductor y otro para el copiloto.

No se perdía ni  un ápice de sus dotes prácticas y se ganaba una vez más en equipamiento, tecnología, mecánica y calidad de acabados.

Renault Espace IV (2002-2015): estirando la goma

Con la cuarta generación llegaron las versiones alargadas y, además, hubo tantos lavados de cara que casi hay subgeneraciones entre ellas.

32 fotos

Ampliar

Con la cuarta generación la gama Espace se bifurcó y se ofrecían dos versiones de carrocería: la normal y la alargada, denominada Grand Espace.

Su diseño era muy rompedor, pero se perdió mucho en cuanto a la versatilidad de su interior al no poder rotar los asientos sobre su propio eje.

La crisis económica y una decisión poco ética por parte de Renault, que dejó a Matra sola ante el peligro después de encasquetarle el proyecto del Avantime, llevaron a Matra a la ruina. Para tratar de mantener las ventas y amortizar en lo posible el proyecto, Renault realizó no uno sino dos lavados de cara para prolongar su vida comercial durante más de 10 años. Con nada menos que 13 años en el mercado, el Espace de cuarta generación fue uno de los coches más longevos de los últimos tiempos.

Renault Espace V (2015-XXXX): de monovolumen a crossover

Las prestaciones del motor de 160 CV son honestas.

32 fotos

Ampliar

Renault, que prácticamente inventó la categoría de los monovolúmenes y llegó a explotarlos en casi todos los segmentos (desde el pequeño Twingo hasta el Grand Espace), era plenamente consciente de que las ventas de este tipo de coches habían llegado a su límite. Los SUV no paran de ganar cuota de mercado y cada vez hay menos familias que necesiten tanto espacio.

Tal vez te interese: Prueba Renault Espace Initiale Paris

Con la llegada de la quinta generación del Espace se redirigió el tiro. Una vez más el diseño es el gran protagonista en el desarrollo del vehículo y el Espace llama la atención con unas líneas muy peculiares. Con un enfoque más lúdico que familiar, el Espace presentado en 2015 lo hizo como crossover, no como monovolumen.

Con la incorporación del sistema de dirección en las 4 ruedas 4Control de Renault, el Espace es uno de los coches de su tamaño más agradables de conducir.

Avantime y F1: dos Espace muy especiales e irrepetibles

El Renault Espace F1 fue una realidad irrepetible.

32 fotos

Ampliar

Con la segunda generación del Espace se llevó a cabo uno de los experimentos más radicales de la historia del automóvil. Renault arrasaba en los últimos años en la Fórmula 1 con unos coches con suspensión adaptativa que eran imbatibles y el Espace cumplía 10 años. ¿Por qué no celebrarlo presentando un cruce entre un F1 y un Espace?. Pues dicho y hecho.

Bajo la apariencia de un Espace de segunda generación se realizaba un chasis en el que se reducía el peso con el uso masivo de la fibra de carbono y se le instalaba la mecánica V10 de 3,5 litros del coche de Fórmula 1 de la temporada 93, el Williams-Renault FW15C con unos brutales 800 CV de potencia.

Colocado en posición central para mejorar el reparto de pesos y la motricidad, esta bestia parda era una realidad capaz de acelerar de 0-100 km/h en sólo 2,8 segundos y de alcanzar los 312 km/h.

La ausencia de pilar central del Avantime limitaba su rigidez estructural.

32 fotos

Ampliar

El otro «spin-off» del Espace es el Renault Avantime, otro cruce de conceptos de esos que sólo a Renault se le pueden ocurrir y que, como su nombre, fue demasiado avanzado a su tiempo.

La idea era cruzar el concepto de monovolumen del Espace y el de un coupé y el resultado fue un coche que gusta más en 2019 que cuando se presentó en 2001, un futuro «neoclásico» o «youngtimer» que ha vivido una pequeña explosión de cotizaciones que se ha vuelto a desinflar algo y ahora se ha estancado.

El Renault Avantime tiene un interior formidable con unos asientos que ya quisieran para sí algunos salones de lujo. Por desgracia su voluminosa carrocería carece de una buena rigidez torsional debido a que su cuerpo con sólo dos puertas carece de unos pilares lo bastante robustos como para crear un anillo estructural.

Precisamente sus dos puertas fueron uno de los quebraderos de cabeza para sus diseñadores, que tuvieron que inventar unas bisagras especiales de doble cinemática para abrirlas y que el acceso a su habitáculo fuese cómodo.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche