Reportaje

El fabuloso Maserati Indy cumple 50 años

15 fotos

Ampliar

01 de julio, 2019

El Maserati Indy cumple 50 años en 2019, uno de los deportivos más llamativos de su época y que en la actualidad está en plena alza de cotizaciones por sus líneas y formidables cualidades. Ésta es su historia.

Aunque su desarrollo se llevó a cabo antes, el Maserati Indy fue el primer modelo presentado por Maserati tras ser adquirida por Citroën en 1968 y el primer ejemplar salió de Módena el 1 de julio de 1969 con destino a Suiza, donde un conocido empresario se hizo con aquel fabuloso Maserati Indy de color dorado e interior en piel marrón, muy a la moda de la época.

El Maserati Indy se desarrolló bajo el código AM116 (Alfieri Maserati 116, por el nombre del responsable del proyecto y el número de proyecto) y con la premisa de ser un verdadero gran turismo, un coche deportivo de altas prestaciones pero en el que el confort fuese también una cualidad destacada.

Sus formas seguían las premisas de diseño inauguradas con el formidable Ghibli, con un frontal muy afilado y faros escamoteables y una carrocería alargada que dejase un interior suficientemente espacioso y luminoso gracias a su gran superficie acristalada.

Maserati Indy: un homenaje al Maserati 8CTF

El interior es el de un automóvil de gran lujo de la época, forrado en piel y con espacio para 4 cómodas plazas.

15 fotos

Ampliar

Aunque los alemanes habrían sido capaces de lanzarlo al mercado con el nombre insulso de Maserati 116, los italianos son más aficionados a los nombres con caché y para este proyecto se eligió el nombre de Indy como homenaje a las victorias en las 500 millas de indianápolis del Maserati 8CTF de 1939 y 1940, un bonito homenaje a los 30 años de semejante gesta deportiva.

El Maserati Indy llegaba al mercado en un momento muy dulce para Maserati, que acababa de batir su récord de ventas con 700 ejemplares vendidos en 1968, afianzándose como líder de su segmento en Italia y con muchas ganas de arrasar en otros mercados, especialmente el americano.

Precisamente para ellos se puso un especial énfasis en el confort interior y el Indy ofrecía 4 cómodas plazas y un habitáculo completamente forrado en cuero de alta calidad y profusamente equipado. No tenía WiFi, pero contaba con aire acondicionado, elevalunas eléctrico, columna de dirección regulable en profundidad, faros halógenos de largo alcance, llantas de aleación ultra ligera, cristales tintados y dejando la dirección asistida, el equipo de alta fidelidad con antena automática y el cambio automático como opciones.

Maserati Indy: 300 CV y 280 km/h

Incluso en parado el Indy sugiere velocidad.

15 fotos

Ampliar

Aunque sus formas son muy vanguardistas para la época y a la moda, la disposición mecánica es clásica, con un motor delantero longitudinal y propulsión trasera. Los primeros modelos de motor central en Maserati llegarían con los proyectos tutelados por Citroën, quien forjó algunos de los Maserati más peculiares de su historia como los Merak, Bora, Khamsin…

Bajo el capó delantero se ocultaba un precioso motor V8 de diseño muy moderno con doble árbol de levas en cabeza, culatas hemisféricas y 4,1 litros que rendía 260 CV y permitía al Indy llegar a los 250 km/h, lo que lo convertía en uno de los coches más rápidos del planeta hace medio siglo.

Sólo un año más tarde se aumentaba la cilindrada del V8 hasta los 4,7 litros y se introducía un nuevo sistema de gestión electrónica Bosch que hacía que la potencia subiese hasta los 290 CV y lograba llegar hasta los 280 km/h, llegando hasta rozar los 5 litros y 300 CV en 1971.

Maserati Indy: un valor al alza

El mercado está empezando a valorar los Maserati como realmente se merecen.

15 fotos

Ampliar

Menospreciada y a la sombra de Ferrari, los clásicos de Maserati no gozaban de unas cotizaciones muy elevadas y, aunque en la actualidad siguen estando menos cotizados que los Ferrari contemporáneos (pese a que en su día algunos modelos de Maserati eran más caros que los de Maranello), los modelos de Maserati han visto subir su cotización rápidamente en los últimos años, especialmente los Bora, Ghibli y Mistral.

En la actualidad, los escasos Maserati Indy que salen al mercado de coches clásicos están cambiando de manos en el entorno de los 100.000 euros cuando hace apenas 5 años lo hacían por la mitad.

Lo cierto es que es un gran turismo muy exclusivo, se fabricaron sólo 740 unidades entre 1969 y 1975, y con unas excelentes cualidades.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche