Reportaje

60 aniversario del Jaguar Mk2, la primera berlina deportiva

18 fotos

Ampliar

11 de octubre, 2019

En 1959 se presentaba al mundo la evolución de la berlina Mk1 de Jaguar, un coche excitante que pasaría a la historia por sus formidables prestaciones y un estilo que ha sobrevivido a todas las modas. Podría decirse que este coche fue el precursor de modelos como el BMW M5.

Hoy en día el mercado de berlinas con temperamento deportivo está bastante bien surtido y los hay de todos los tipos, desde los emocionantes acabados GT con chasis más dinámicos y mecánicas alegres hasta verdaderos superdeportivos disfrazados de familiares como los RS de Audi, M de BMW o AMG de Mercedes. Sin embargo, cuando Jaguar presentó en 1959 el Mk2 con el extraordinario motor 3.8 de 6 cilindros en línea de la familia XK fue toda una revolución.

Lo justo es reconocer que su predecesor, el Mk1 presentado en 1955, ya apuntaba maneras y, aunque sus motores eran menos potentes (2.4 y 3.4 litros), su dinamismo hizo que surgiesen decenas de talleres especializados en potenciar sus formidables motores, que básicamente eran los mismos que los de los preciosos coupés y roadsters de la saga Jaguar XK. Hasta tal punto eran rápidos y eficaces estos sedanes de Jaguar, que el campeón de Fórmula 1 Mike Hawthorn tenía un ejemplar «tuneado» con el que volaba por las carreteras, hasta que falleció en un accidente con él en un absurdo pique contra un Mercedes 300 SL de un amigo suyo en la A3 a la altura de Guilford en 1959, precisamente el año del lanzamiento del Mk2.

Frente a su predecesor, el Jaguar Mk2 presentado en 1959 añadía el nuevo motor de 3,8 litros que, de estricta serie, ya rendía unos  impresionantes 220 CV (un Mercedes Alas de Gaviota, un superdeportivo de la época, rendía 240 CV, para hacernos una idea). Además de esta nueva mecánica y mejoras en los frenos y equipamiento, el diseño de los Jaguar Mk2 mejoraba con una mayor superficie acristalada, ventanas más grandes y mejores acabados. Por desgracia, el cristal es más pesado que el acero y las mecánicas más grandes también, de manera que el Mk2 «engordó» casi 100 kg frente al Mk1, aunque sigue siendo un coche muy ligero comparado con una berlina actual. Para hacernos una idea de su ligereza, un Mk2 pesa casi media tonelada menos que un Jaguar XJ actual, aunque éste tenga la carrocería de aluminio. Este sobrepeso es el culpable de que sea el Mk1, pero con motores muy preparados y similares al 3.8 del Mk2, el predilecto para las carreras de clásicos.

Su diseño rompió moldes y, todavía a día de hoy, el Jaguar Mk2 es considerado como una de las berlinas más elegantes de todos los tiempos, tanto con las llantas de chapa y las ruedas traseras semicarenadas como con las llantas opcionales de radios, que obligaban a desmontar el semicarenado del paso de rueda trasero para dejar espacio a sus neumáticos.

Jaguar Mk2: antes de que el M5 existiese…

El Jaguar Mk2 tenía unas prestaciones y un dinamismo de auténtico sport.

18 fotos

Ampliar

Los 220 CV que rendía de estricta serie el motor más potente de la familia Mk2, el formidable chasis con suspensión delantera de paralelogramo deformable y eje trasero con los frenos a la salida del diferencial, el equilibrio de pesos, los formidables frenos de disco y la precisión de la dirección hacían que el Jaguar Mk2 fuese una delicia para sus conductores, mucho más agradable de conducir incluso que el E-Type, con idéntica mecánica pero conducción más incómoda y delicada.

El Jaguar Mk2 podría decirse que fue algo así como el BMW M5 en la actualidad, un coche de lujo para llevar a 4 adultos con todo el confort, pero capaz de arrancarle la cabeza a casi todos los deportivos del mercado contemporáneo.

Pronto empezó a ser frecuente el verlo inscrito en infinidad de competiciones, surgieron preparadores que sacaron todavía más caballos de aquel formidable motor, al que era relativamente fácil hacerlo llegar a los 280 CV con ligeras modificaciones en la carburación, colector de escape, árboles de levas y culata.

El Jaguar Mk2 se vendió con varias motorizaciones (2,4 litros; 3,4 litros y 3,8 litros), cambio manual de 4 marchas con overdrive o automático de 3 marchas e incluso una variante comercializada bajo la marca Daimler en la que se hacía más hincapié en el lujo y se montaba un motor V8 que, pese a su delicioso sonido, tenía unas prestaciones muy inferiores a las del formidable L6 de 3,8 litros.

Incluso para los estándares actuales, el Mk2 es un coche con un nivel de prestaciones que sorprende y es uno de los preferidos por los preparadores para hacer «swaps» y modernizaciones. Tal vez la más famosa sea la del propio responsable de diseño de Jaguar, que se hizo su propio Mk2 «moderno» con el espectacular Jaguar Mk II by Callum. Lo cierto es que es un coche que apenas necesita una dirección asistida moderna, un juego de electroventiladores, neumáticos de perfil algo más bajo unos buenos latiguillos y pastillas de freno, aire acondicionado y un moderno equipo de sonido para matar de envidia al hijo del vecino que te preguntará si tiene WiFi.

Jaguar Mk2: corazón XK

Los motores de 6 cilindros y doble árbol de levas de la familia XK fueron una maravilla durante décadas.

18 fotos

Ampliar

Tras la Segunda Guerra Mundial, Jaguar diseñó un nuevo motor que denominaría XK y que era tan avanzado en su época y con un rendimiento tan excepcional que, para su debut a la prensa, realizaron un concept car de líneas deportivas tipo roadster que se pretendía que sólo fuese un ejercicio de estilo que evocase a las formidables prestaciones de su nueva mecánica.

Con lo que no contaban los responsables de Jaguar era con que aquel cascarón para presentar su nuevo motor causase tal furor que tuvieron que fabricar en serie algunos coches con aquella silueta, lo que dio origen a la saga de deportivos Jaguar XK (XK 120, XK 140 y XK 150), que tomaban su nombre directamente de las siglas que identificaban al nuevo motor de la compañía.

El motor XK nació siendo un éxito. Desde el principio estuvo muy bien parido y, aunque sin arriesgar demasiado (nada de bloques de aleación como hacían en Lancia ni cosas similares), era muy moderno y bien estudiado. Constaba de un robusto bloque de fundición gris de 6 cilindros en línea al que se añadía una culata de concepción muy moderna con cámaras hemisféricas y doble árbol de levas en cabeza con las válvulas formando el ángulo perfecto para el llenado de los cilindros y la evacuación de los gases.

Unos grandes carburadores SU se encargaban de alimentar a los caballos, que eran más que suficientes para lanzar a los Jaguar XK por encima de la barrera de los 190 km/h, de ahí la denominación de XK 120 (120 mph), que en sucesivas evoluciones pasaron a denominarse 140 y 150, ya te imaginarás por qué.

Además de unas prestaciones sobresalientes, este motor es una auténtica roca con una excelente fiabilidad, un sonido de lo más sugerente y una finura de funcionamiento sin vibraciones ideal para una berlina de lujo como en realidad era el Mk2.

Aunque posteriormente se evolucionó y básicamente era muy similar a los posteriores 4.2 que prácticamente han llegado hasta nuestros días, el más potente instalado en el Mk2 era el 3.8, que ofrecía una potencia de 220 CV y un par motor cercano a los 300 Nm. Al tratarse del modelo más potente de la gama y siendo Jaguar plenamente conocedora de que sus clientes amaban sus prestaciones, los 3.8 equipaban de serie un diferencial trasero autoblocante.

Con estas cifras, un Jaguar Mk2 de estricta serie es capaz de acelerar de 0-100 km/h en sólo 8,5 segundos y alcanzar los 202 km/h, cifras que hoy en día siguen siendo excelentes, pero que hace 60 años eran estratosféricas.

En la actualidad los más cotizados, precisamente por su nivel de prestaciones, son los 3.8 con cambio manual de 4 marchas + overdrive (una especie de quinta).

Es curioso lo que ha sucedido con el Mk2. Lo primero que llama la atención de este coche es que el modelo más vendido fuese el más caro. Se fabricaron un total de 30.141 ejemplares con el motor 3.8 frente a los 25.173 con la mecánica 2.4. Esto deja claro que el perfil del cliente de este coche buscaba prestaciones, además del lujo y el diseño.

También es llamativo que, pese a ser la versión con más unidades producidas, sea la más cotizada. No es que los 2.4 o los 3.4 sean malos, al contrario, también son excelentes, pero es que los 3.8 son un producto redondo.

Jaguar Mk2: el preferido por los ladrones

Las formidables prestaciones del Mk2 lo hicieron ideal para los planes de huida.

18 fotos

Ampliar

Con semejante nivel de prestaciones, el Jaguar Mk2 empezó a ser un coche muy cotizado en su día, no sólo por las clases acomodadas y conductores más sport, también por los ladrones.

Era más rápido que la mayoría de lo coches que se podían comprar en 1959 y mucho más cómodo de entrar en él con el botín que hacerlo en un angosto deportivo, de ahí que pronto empezó a ser frecuente verlo como protagonista en los titulares de los atracos y robos de la época. La policía tomó pronto buena nota y se hizo con varias unidades para plantar cara en las persecuciones.

En la actualidad es una verdadera maravilla poder disfrutar viéndolos correr a ritmos que te quitan el hipo en competiciones de históricos, con unas derrapadas controladas que hacen que te levantes de la silla. Para que puedas comprobarlo, te dejamos aquí este vídeo de Goodwood que, aunque se trata de un Mk1 y su estilo no es muy fino, te permitirá escuchar el formidable sonido del motor XK con las gargantas de sus carburadores abiertas a tope.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • Paul Dunne

    ¡Buenos recuerdos! Cuando terminé la escuela en el Reino Unido durante la década de 1960, me formé como ingeniero de Jaguar. Los días de la marca 2 y luego el Jaguar tipo E. ¡Días felices!

    • Rubén Fidalgo

      Hola Paul, gracias por recordarlos con nosotros. Me hace mucha ilusión tu comentario, espero que te haya gustado el pequeño homenaje. Coches excepcionales, sin duda. Un saludo.

  • Juan V. Llácer

    A los 50 me di el capricho de comprarme uno, casualmente también era del 69, como el que escribe – último año de fabricación de las versiones 340 y 240 que siguieron a las 3.4 y 2.4 que dejaron de llamarse así en 1.967, con acabados más económicos (se decía que costaban prácticamente las mismas libras que sus versiones iniciales de 9 años antes), también aquel año el 3.8 dejó de fabricarse- , es el motor más modesto de los tres, el 240, obviamente no se pueden comparar sus prestaciones con el tope de la gama – el 3.8-…Fue restaurado en Alemania hará más de 10 años donde aprovechando que pasaron el volante a la izquierda- originalmente fue vendido en el mercado inglés- le colocaron una dirección asistida, que se agradece mucho, y mejoraron su equipamiento interior – asientos de cuero, mesillas de picnic extraíbles traseras, etc- y exterior- parachoques anchos, llantas de radios, etc- consiguiendo así que tenga el mismo maravilloso y atractivo aspecto en todos sus detalles que los MK2 fabricados entre 1.959 y 1.967…Como decía, los entre 120 a 130 CV de potencia de esta versión puede que se queden cortos comparados con las prestaciones de los increíbles motores 3.8 y sus 220 CV pero su fiabilidad está a la par, valga como anécdota que el día que lo compré tuve que recorrer más de 600 kilómetros desde cerca de Pamplona hasta el sur de Valencia y sin hacer más paradas que para repostar el coche y un servidor, además de tener que «tragarme» un embotellamiento de esos que avanzas 1km cada 10 minutos cruzando el by-pass de Valencia, pues bien, el » Jag in blue » respondió a las mil maravillas sin siquiera calentarse – eso sí era un 22 de Diciembre-… Y en cuanto a su aspecto y atractivo sólo puedo decir que cuando me doy el gusto de pasearme difícilmente podría tener más miradas de admiración si condujera un Ferrari último modelo… Ciertamente, entrar en el coche es meterte en el túnel del tiempo y darle al botón de arranque y salir es llevarte a otra época…En definitiva, un delicia 100% británica de cuando los coches se fabricaban como si fueran obras de orfebrería- hierro, madera y cuero…Gracias por el espléndido artículo.

    • Rubén Fidalgo

      Hola Juan, muchas gracias por compartir tu experiencia con esa maravilla con nosotros. Me hace mucha ilusión que te haya gustado el reportaje conociendo como conoces el modelo de primera mano. Un saludo y a disfrutarlo mucho más.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche