Cómo funciona Uber (UberX, en España)

12 enero, 2017, modificada el 3 marzo, 2017 por

¿Cómo funciona Uber? Uber es una aplicación de chóferes a domicilio que te llevan al lugar que necesites. Aquí te explicamos cómo manejarlo.

Cómo funciona Uber (UberX, en España)2

Corren unos tiempos con diversidad de alternativas a la movilidad en las grandes ciudades alrededor del mundo. Innovadoras opciones y muy buenas. Al taxi convencional que todos conocemos se han sumado en estos últimos años otras disyuntivas para el transporte en urbes que pasan por servicios premium de chóferes a domicilio o por la propia conducción mediante alquiler de prestaciones de vehículos eléctricos que coger en el origen y dejar en el destino -si ambos son céntricos- por apenas 19 céntimos de euro al minuto. Me estoy refiriendo, obviamente, a las nuevas empresas de car sharing, Car2go -de Daimler- y Emov -perteneciente al Grupo PSA-; y a los servicios de Uber y Cabify. El manejo de este último, de origen hispano, ya te lo enseñamos aquí. De igual forma, hemos constituido una comparativa entre las compañías de coches compartidos.

Ahora le toca el turno a la herramienta estadounidense de alquiler de vehículos con conductor. A continuación, te mostramos en qué consiste y cómo funciona Uber, UberX en nuestro país.

Qué es Uber y en qué se diferencia de Cabify

Uber es una plataforma de transporte privado a través de un sistema de aplicación móvil que opera en ciudades de todos los continentes -mucho más expandido que sus rivales-. Aunque tiene más tiempo de vida (se fundó en San Francisco, EE.UU., en marzo de 2009) que su competidor directo, Cabify (en 2011), llegó -para quedarse- a España un tiempo después. Mientras Cabify se instalaba correctamente en nuestro país a principios de 2012, Uber lo hacía un poco después -en 2014-, cargado con algunas controversias y problemas legales que lo designaban como competencia desleal hacia el gremio de taxistas. ¿Por qué? Entre otras, la principal causa fue la posesión de la licencia VTC que otorga el consistorio de cada ciudad. Este permiso se distingue levemente del que tienen los taxistas en que un coche con licencia VTC sólo puede llevar a cabo un servicio con una reserva previa, lo que les impiden coger a viajeros en marcha o en ruta -como sí pueden hacer los taxis-. Por tanto, mientras los taxistas y los conductores de Cabify, efectivamente, tenían sus correspondientes licencias, los trabajadores de Uber -en un primer momento- no. El Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid prohibió su uso y cerca de dos años después, corregidos estos errores, Uber volvió -el 30 de marzo de 2016- a prestar sus servicios en Madrid con chóferes profesionales (autónomos o empresas) y con dichas licencias hasta ahora.

Realmente, el servicio que proporciona Uber es el mismo que el que ofrece Cabify, y viceversa. La empresa californiana oferta un modo de transporte similar al de un taxi, pero la atención, la meticulosidad, la forma de pago e, incluso, las tarifas, cambian. Y lo hacen para mejor, con respecto al cliente. Tanto Uber como Cabify proponen a sus usuarios mayor observación, mayor comodidad y, a cambio, -además- un menor coste.

Tarifas de UberX.2
Tarifas de UberX.

En cuanto a las tarifas, mientras que Cabify únicamente se delimita a cobrar por distancia recorrida (por kilómetros), Uber lo hace por distancia (1,20 euros/km) y tiempo (0,10 euros/min), con una tarifa mínima de 5 euros y cuota de cancelación de otros 5 euros (en el modo más asequible). Esto se resume, para el cliente, en que si el trayecto se realiza en plena hora punta con la ciudad congestionada de tráfico, sale más rentable utilizar Cabify; mientras que si el tráfico es fluido y se va a tardar menos tiempo en llegar al destino, la mejor opción -por barata- sería la de Uber. En cualquier caso, y como ya se ha citado antes, los precios entre sí variarán de forma mínima; cuando se experimenta un gran ahorro es cuando se equipara con las tarifas de autotaxis.

En ambas plataformas digitales se realiza el pago virtual, es decir, no existe efectivo, sino que se realiza una transferencia de la tarjeta de crédito o débito personal -cuyos datos se han de introducir antes en la aplicación- a la del empleado de Uber -o Cabify-, lo cual es más cómodo. Esto es otra clara diferencia con respecto a los taxis, que en la gran mayoría de ocasiones es necesario llevar dinero en efectivo. Es cierto que el pasado mes de diciembre se anunció que todos los taxis están obligados a llevar un datáfono para el pago con tarjeta -pero puedes encontrarte con alguna sorpresa-.

Por último, la interacción y conectividad está muy presente en estos nuevos servicios. En el caso de Uber, está permitido conectar con la radio del vehículo la cuenta de Spotify para poner la música que el cliente prefiera. Además, el conductor ofrecerá al cliente una botella de agua y caramelos.

Cómo se utiliza la plataforma Uber

De una manera muy parecida a como te explicamos que funciona Cabify se emplea la aplicación Uber. Para reservar un servicio y que un chófer te recoja en un origen y te lleve al destino que le indiques sólo tendrán que seguir unos sencillos pasos.

  • Descargar la aplicación en el smartphone. Está disponible para los sistemas iOS y Android.
  • Crear una cuenta de registro. Durante este proceso, tendrás que completar un nombre de usuario, contraseña y, entre otros datos personales, las cifras de la tarjeta de crédito o débito para realizar el pago de cada trayecto.
  • Una vez registrado, ya podrás contratar y reservar un servicio.
    • Seleccionas la ubicación en la que te encuentras y hasta la que tiene que llegar el chófer de Uber.
    • Introduces un destino al que quieres llegar.
    • Eliges el tipo de coche que quieres de entre las opciones posibles. Inmediatamente, la aplicación le envía la petición al conductor más cercano.
    • Podrás ver en la interfaz los datos del conductor y del vehículo, para una fácil identificación, y podrás consultar la tarifa estimada del viaje.
    • Cuando el vehículo llegue y el usuario lo localice se procede al trayecto sin realizar ninguna función más hasta concluir el viaje en el destino, cuando el sistema pide una rápida valoración de su trabajador.
    • El pago, como ya se ha dicho, se producirá de forma automática indicándote en la interfaz el total de la tarifa.

Uber, al igual que Cabify, tiene la opción de elegir entre diversos tipos de vehículos a escoger -según su segmento-. El segmento Económico es el tipo más asequible. En él se incluyen los modos UberX (de uno a cuatro pasajeros, la opción más barata), UberXL (de uno a seis pasajeros) o Uber Select (de uno a cuatro pasajeros, en berlinas de lujo). El otro segmento superior es el Premium, donde se incluyen los modos Uber Black (de uno a cuatro pasajeros en ejecutivos), Uber SUV (de uno a siete pasajeros, en todo terrenos) y Uber LUX (de uno a cuatro pasajeros en sedanes de lujo con todo tipo de atenciones y detalles). Todos estos van de más barato a más caro.

Uber ONE es una opción superior y más lujosa que la compañía anunció que estrenaría en Madrid, cuyo conjunto de vehículos está compuesto por los eléctricos con las mejores prestaciones, los Tesla Model S.

Con estas sencillas fases podrás disfrutar de un servicio de movilidad e intercambiarlo con las distintas opciones según convenga más a las circunstancias.

Te puede interesar...

Christian García

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba