“Ford, conduce tu vida”: participamos en el programa de seguridad vial

26 Noviembre, 2013, modificada el 27 Noviembre, 2013 por

Formamos parte de los 400 jóvenes de entre 18 y 24 años que tienen el privilegio de participar en el programa de seguridad vial “Ford, conduce tu vida”. Te contamos en qué consiste esta inciativa que por primera vez llega a España.

“Ford, conduce tu vida”: participamos en el programa de seguridad vial9

El programa Driving Skills for Life de Ford se desarrolla en Estados Unidos desde hace diez años. En este tiempo, 100.000 jóvenes de entre 18 y 24 años han podido disfrutar de cursos prácticos destinados a perfeccionar sus técnicas de conducción y prevenir riesgos al volante. Ahora, esta iniciativa traducida a nuestro idioma como “Ford, conduce tu vida“, ha llegado por primera vez a España y nosotros hemos tenido la oportunidad de participar.

“Ford, conduce tu vida”: ¿qué se aprende?

La suerte quiso que estuviéramos entre los 400 jóvenes conductores inscritos en los cursos prácticos de seguridad vial organizados por Ford, puesto que en solo tres días se agotaron las plazas disponibles.

El Circuito del Jarama es el lugar elegido para la realización de estas sesiones de aprendizaje, un escenario inmejorable y posible gracias a la colaboración del RACE. Nada más llegar al punto de encuentro, nos dan las claves de las cuatro “secciones” en las que está dividido el curso “Ford, conduce tu vida”:

  • Peligros y gestión de la velocidad.
  • Sobreviraje y conducción.
  • Técnicas preventivas.
  • Distracciones al volante.

Una pista de pruebas preparada para la ocasión nos espera para realizar el primero de los módulos: Peligros y gestión de la velocidad. Al volante del Ford Fiesta, nuestra misión consiste en conocer a fondo una de las tecnologías que más vidas salva en la carretera, el ABS. Primero a un ritmo de 50 km/h y después a 80 km/h, nos invitan a hundir el pedal de freno y comprobar cómo actúa el sistema antibloqueo. El objetivo es que los participantes no se asusten con la típica vibración del pedal en una frenada de emergencia y que se familiaricen así con este dispositivo. También tenemos la oportunidad de realizar una maniobra de esquiva y comprobar cómo el ABS evita que se bloqueen las ruedas, lo que nos permite mantener el control del coche.

9
El ABS, un dispositivo que salva vidas.

El apartado sobreviraje y conducción fue la prueba que más gustó a los participantes. Con un Ford Fiesta equipado con neumáticos de plástico en el eje trasero, la tarea es controlar el acusado sobreviraje que estas ruedas generan, debido a su nulo agarre. De nuevo se busca aprender a manejar una situación de riesgo que puede darse en cualquier momento cuando estamos al volante.

Técnicas preventivas es el módulo más teórico del programa “Ford, conduce tu vida”, pero no menos importante. Al finalizar, somos conscientes de la trascendencia que tiene revisar frecuentemente determinados elementos de nuestro vehículo y sabemos cómo llevar un mantenimiento mínimo adecuado.

Por último, comprobamos hasta qué punto influyen en la conducción imprudencias frecuentes como ponerse al volante tras haber ingerido alcohol o utilizar el teléfono móvil. Para el primero de los casos contamos con unas gafas especiales que simulan la visión al ir ebrios. Llama la atención lo complicadas que se vuelven tareas tan sencillas como abrir la puerta del coche o abrocharse el cinturón de seguridad. Un circuito revirado ayuda a que seamos conscientes del peligro de escribir un simple mensaje de texto desde el móvil; pocos son los que completan la prueba sin derribar algunos de los conos que conforman el trazado.

¿Cómo se comportan los jóvenes al volante?

9
El 95% de los participantes consideró muy útiles los cursos de Ford.

El programa “Ford, conduce tu vida” se completa con un cuestionario que sirve para conocer la actitud de los jóvenes al volante y sus principales preocupaciones en la carretera. ¿Cuáles son los resultados?

El 48% de los participantes en el curso señala que el mayor peligro para la conducción es el consumo de alcohol y drogas, seguido de las distracciones (26%). Un escaso porcentaje nombra la velocidad. Respecto al primero de los problemas, el alcohol, los jóvenes parecen estar concienciados de sus riesgos, ya que solo el 16% admite haberse puesto al volante tras tomar alguna copa. En cambio, un elevado 72% reconoce superar de forma habitual los límites de velocidad. También es significativo el hecho de que tres de cada cuatro conductores de entre 18 y 24 años utilicen el teléfono móvil al volante.

Respecto a la jornada de aprendizaje “Ford, conduce tu vida”, el 95% considera que ha mejorado su seguridad al volante tras recibir la formación. La mayoría, así, se cree más preparada para afrontar situaciones de riesgo como una frenada de emergencia o controlar el coche en un sobreviraje.

La marca, que ya ha confirmado que el programa “Ford, conduce tu vida” perdurará en el tiempo, trabaja en la edición del próximo año. Nosotros te animamos a participar; ¡merece la pena!

Te puede interesar...

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba