*

Food Trucks, un modelo de negocio en expansión

25 Agosto, 2015, modificada el 28 Agosto, 2015 por

La moda de las Food Trucks llega desde Estados Unidos con paso firme. La Citröen HY, el vehículo más utilizado por su estética vintage y su amplitud interior.

Food Trucks, un modelo de negocio en expansión33

La moda de los ‘food trucks’ ha pegado fuerte en España y es habitual verlos en fiestas populares o convenciones como una forma original de servir comida a la gente.

¿Qué son estos vehículos? Los food trucks son pequeñas camionetas de estilo vintage remodeladas para que sirvan como cocina o bar. Su aspecto -gracias a su restauración- emana un olor a pasado, en parte debido a que los vehículos utilizados son clásicos del mundo de la automoción.

Los hay de todos los tamaños, formas y diseños, de ahí su tremendo éxito. Además, tienen una utilidad tremenda, ya que no hay que montar y desmontar una carpa o tenderete por su carácter portátil. Te montas, arrancas -en algunos casos- y llegas a tu puesto de trabajo sin necesidad de estar horas levantando una estructura.

¿Dónde renació este modelo de negocio?

33
Foto: Facebook del Eat Street

Este sistema nació en Estados Unidos a finales de siglo XIX, cuando muchos trabajadores no tenían los servicios de las grandes ciudades porque se encontraban solos en medio del campo. Fue entonces cuando unos cuantos visionarios observaron una posibilidad de negocio y, a través de alimentos de larga conservación, montaron estos ‘chiringuitos’ ambulante.

Casi siglo y medio después, esto resurgió en la ciudad de Nueva York en 2007. Su ‘boom’ se debe a lo caro que es mantener un negocio durante la crisis, a la tradición de comprar comida en la calle –recordemos los puestos de ‘hot dogs’ en la Gran Manzana- y que estos negocios, si no están anclados en el suelo, están exentos de pagar impuestos en la capital financiera de Estados Unidos.

Grandes chefs de la gastronomía mundial han experimentado con este tipo de vehículos o incluso McDonalds ha metido a Peña, concursante de Top Chef, en un food truck para rodar su último anuncio televisivo.

El boom ya es inevitable en España, que se ha visto contagiado por estos negocios sobre ruedas de forma vertiginosa. De hecho, en el DecorAccion de Madrid ya se vieron. También en los famosos eventos Eat Street de Barcelona donde este tipo de establecimiento cada vez es más común.

Este mundo también ha llegado a la televisión, con el programa de televisión ‘cocineros al volante’, de Televisión Española. Es un concurso al más puro estilo de los actuales formatos de cocina, pero orientado hacia el Food Truck y hacia servir comidas en diferentes localidades. El que mejor gestione saque más partido a su vehículo, gana.

¿Cómo me hago ‘food trucker’?

33
Un Food Truck muy floral

Es un negocio muy nuevo, por lo que no hay una normativa nacional para legislar este tipo de actividad comercial. Por tanto, al vivir en un país dividido en Comunidades Autónomas, cada una de ellas tiene una legislación completamente diferente. De este modo, es difícil establecer nexos comunes entre leyes para explicar unas bases generales.

Lo que sí puedes hacer es comenzar a mirar vehículos, ya que hay cientos de posibilidades. Desde furgonetas como la clásica T1 hasta camionetas Citroën HY –la más socorrida, por unos 30.000 euros-, el mercado automovilístico de vehículos clásicos nos ofrece una gran gama de diseños y tamaños que se ajustan a lo que queramos hacer con nuestro negocio.

Por supuesto, para ejercer una actividad económica por cuenta propia hay que ser autónomo. Esto conlleva hacer pagos trimestrales de IVA, llevar la contabilidad o pagar IRPF. Por otro lado, es necesario tener el carné de manipulador de alimentos. La furgoneta tiene que tener certificación veterinaria.

¿Qué vehículo me compro?

33
Foto: Eat Street

Hay que tener especial cuidado con el vehículo que compramos, ya que depende de cual compremos, tendremos una serie de limitaciones. Por ejemplo, la mencionada Citroën HY, se puede utilizar para este tipo de negocio, pero de ser así no se puede matricular.

¿Por qué? Porque los coches con más de veinticinco años no pueden registrarse como vehículo comercial, hay que matricularlo como histórico y eso no nos permite ejercer una actividad económica con él. Por tanto, si nuestro objetivo es montar un ‘food truck’, la única solución posible es utilizar una grúa para moverlo y no matricularlo.

Otra opción menos aparatosa es adquirir un vehículo con menos de veinticinco años y matricularlo como vehículo comercial. Probablemente no sea tan pintón o vintage, pero el ahorro en transporte puede ser bastante alto.

Por otro lado, las redes sociales son muy importantes, ya que estos puestos suelen estar en un lugar diferente cada día. ¿Qué pasa con esto? Que hay que informar a la gente de nuestra localización y para ello, se recurre a estas herramientas.

Normalmente, este tipo de negocio se asocia a la libertad, a la juventud y, por supuesto, a lo vintage,… Por tanto, el estilo de comunicación empleado por estos food truckers está muy orientado hacia esos conceptos.

Otra opción, si queremos una furgoneta de este tipo para un evento concreto, es recurrir al alquiler. Rufina e Hijas o The Van Sisters son empresas especializadas en Food Trucks que tienen preparada una pequeña flota de estos vehículos para préstamos. Las propias webs, como podréis observar, tienen cierta tendencia –o mucha- vintage.

Una cultura, casi una tribu urbana más

33
Momento vivido en el Eat Street

Que haya un Food Truck Club no es casualidad, ya que como hemos dicho, este tipo de negocio no es tan solo una actividad económica, representa un estilo de vida, una imagen y una forma de ver la cosas.

La libertad de movimiento, el tener tu negocio cuando y donde quieres (siempre que el ayuntamiento de tu localidad ceda) e ir a los mandos de un vehículo con un look vintage es algo mágico y especial para almas libres alejadas de las ataduras.

Eso sí, en España queda mucho por delante para que esa libertad sea real. Ahora, estos negocios están muy limitados, ya que no pueden ejercer su profesión en la calle como sí lo hacen churreros o heladeros. Debido a ello, en próimas fechas veremos si nuestro país sigue el camino seguido por Berlín o Nueva York o se limita, como ahora, a permitir este tipo de eventos -salvo excepciones- en eventos o ferias de alimentación.

Te puede interesar...

2 Comentarios

Igar73 26 Agosto, 2015

Es importante aclarar que con la normativa actual NO se puede comprar una furgoneta clásica con más de 25 años, transformarla a Food Truck y matricularla como vehículo histórico.
De continuar esta moda es posible que la legislación se adapte, pero a día de hoy uno de los requisitos más importantes que se necesitan para matricular un vehículo como histórico es respetar al máximo su condición original.
Otro escollo importante es que el vehículo tiene que estar incluido en el Inventario General de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español y ni mucho menos todo lo que tiene más de 25 años esta incluido.

Lo que sí se puede hacer, es comprar una HY por ejemplo y transformarla pero manteniendo su condición de Turismo (ITV mediante)

Rubén Fidalgo 26 Agosto, 2015

Buen apunte Igar73. Una opción más sencilla es hacerse con una caravana Streamline (de ésas de aluminio pulido y líneas fusiformes típicas americanas). También son llamativas y más fáciles de adaptar. Un saludo.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba