Fiat Panda

12 Marzo, 2010, modificada el 1 Febrero, 2011 por

Se cumplen tres décadas de la aparición del fenómeno Panda, un polifacético modelo utilitario tan emblemático en su país de origen como fuera de él.

11

Nada menos que 30 años cumple el Panda. Con 6 millones de unidades matriculadas, se confirma como el city-car de mayor éxito comercial. Este aniversario se ha celebrado, con su correspondiente tarta con velas,  en el Salón de Ginebra 2010, escenario que lo vio debutar en 1980 dando vida a una larga historia de éxitos y récords. El Panda forma parte del patrimonio histórico de la marca transalpina.  Ha representado para la historia del automóvil y de los conductores europeos una manera de entender la relación cotidiana con el coche: más inmediata, desenvuelta y sencilla. Con el tiempo, su nombre se ha convertido en una institución de gran valor emotivo.


Heredero de un renombrado best-seller, en septiembre de 2003 debutó el nuevo Panda, que no sólo retoma el nombre, sino también el espíritu del modelo, interpretando en clave moderna los valores de producto y personalidad que lo han convertido en un icono del imaginario colectivo. Nació así un vehículo que en 6 años se ha impuesto como líder indiscutible del segmento: sólo hay que pensar en el millón y medio  de unidades que se han fabricado desde el lanzamiento hasta hoy. Es más, en 2009 se ha cerrado como el año récord, con más de 300.000 unidades matriculadas.
 
El éxito comercial del nuevo Fiat Panda también está acompañado de numerosos premios internacionales, como el prestigioso “Car of The Year 2004” que, por primera vez, se otorgó a un vehículo de este segmento. Asimismo, el vehículo también se ha impuesto en el segmento por algunos récords: por ejemplo, ha sido el primer modelo urbano –longitud inferior a 4 metros– en introducir una motorización diésel, en concreto en el año 1986. Y, también en esa categoría, ha sido el primero en presentar tanto tracción integral (1983) como en ofrecer una gama de motores propulsados por energías alternativas –en 1990 se comercializó el Panda Elettra, uno de los primeros vehículos eléctricos, que puede verse en el comienzo de este reportaje, de color blanco-.


Además, en 2004 sendos Pandas 4×4 fueron los protagonistas de una atrevida prueba de conducción que comenzó en Katmandú (Nepal) y finalizó en el campo base avanzado del Everest: era la primera vez que un pequeño “off-road” alcanzaba este campamento a una altitud de 5.200 metros. Una hazaña extraordinaria si se tiene en cuenta que en los 2 vehículos sólo se realizaron algunas modificaciones en el calibrado de la centralita de control del motor para adaptarlos a la gasolina local. El Panda ha sabido adaptarse al paso del tiempo tanto en términos de funcionalidad como de relación calidad/precio. Si hace 30 años un empleado medio tenía que utilizar el salario de 9 meses para poderse permitir un Panda, en la actualidad solo necesita 6 mensualidades para efectuar la misma compra.


El Panda no es simplemente un city-car, sino una verdadera “plataforma” sobre la que Fiat ha creado una familia completa de automóviles, entre los que sobresale el caprichoso remake del 500.


La gama Panda, recientemente renovada, mantiene las peculiaridades ganadoras: diseño innovador, tecnología popular moderna y soluciones inteligentes que simplifican y mejoran la vida a bordo. Hoy incluye motores tradicionales –gasolina y turbodiésel, de 54 a 100 CV– o alternativas de metano y GPL compatibles con cambios manual o secuencial robotizado Dualogic, además de versiones con tracción delantera o integral 4×4 automática enriquecida con bloqueo del diferencial electrónico o Electronic Locking Differential. Este también se conjuta con el ESP.

A todo ello, su dilatada trayectoria ha estado jalonada por numerosas series especiales, algunas tan emblemáticas como el Panda Monster, un llamativo 4×4 fruto de la colaboración con Ducati (2006); el Pandakar que participó en 2007 -líneas arriba, en rojo y con adhesivos- en la famosa competición campo a través; el Panda Capri -en la galería imágenes, de color azul y sin techo-, que llevó a cabo en 2006 un servicio exclusivo de sustitución en la famosa isla; el Panda Alessi, -en la galería de color naranja combinado con tapacubos blancos- verdadero objeto de diseño o, recientemente, el Panda Mamy, dedicado a las mamás con un amplio equipamiento de serie para el transporte con seguridad de los más pequeños.

Te puede interesar...

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba