Hoy es el Día Europeo… ¿sin Coches?

Hoy es el Día Europeo… ¿sin Coches?

22 septiembre, 2017

Este viernes se celebra en Europa el Día Sin Coches, pero ¿es efectiva esta medida? ¿Cuánta gente la lleva a cabo? ¿Hay más perjudicados que beneficiados? Esta es nuestra breve reflexión sobre el asunto.

Hoy viernes, día 22 de septiembre, numerosas ciudades europeas celebran el Día Sin Coches, una jornada enmarcada dentro de la Semana Europea de la Movilidad en la que las administraciones buscan que los ciudadanos dejen de lado, durante 24 horas, su  vehículo privado para así fomentar el uso de bicicletas, transporte público y medios más sostenibles. Con ello se pretende mejorar la calidad del aire, frenar -aunque sea un poco- la enorme contaminación que sufre nuestro planeta y, por qué no, también hacernos ver que no somos tan dependientes del automóvil. En un contexto teórico esto está muy bien, pero la cuestión es: ¿sirve para algo? ¿Es realmente útil? ¿Acaso no es el coche una herramienta de trabajo y de ocio ya casi imprescindible en nuestro día a día?

La respuesta se antoja obvia o, al menos, polémica. Sin embargo, vamos a desgranar un poco más a fondo las consecuencias que tiene este día en los ciudadanos que, como en su rutina, salen cada mañana temprano a trabajar y se enteran por los paneles informativos de que están frente al Día Europeo Sin Coches.

¿Es una buena solución dejar a Europa un día entero sin coches?

Cartel del Día Europeo sin Coches 2017
Cartel del Día Europeo sin Coches 2017
Ampliar

Si absolutamente todo el mundo -o en este caso toda Europa- llevara a cabo esta medida, sería verdaderamente efectiva; con ella ayudaríamos al medio ambiente y, por ende, a nosotros mismos. Sin embargo, la realidad de este día -año tras año- es que pocos la aplican. Por lo tanto, no somos unos desalmados con la Tierra que, al fin y al cabo, es nuestra casa por cuestionar el Día Sin Coches, pero lo que está claro es que el porcentaje que prefiere ir ese día al trabajo en otro medio de transporte rompiendo su rutina y planteándose más problemas para llegar al destino es casi irrisorio, comparado con el que no lo hace. En este punto, como vemos, la validez antipolución de la medida se va al traste.

Para la gran mayoría de madrileños (por poner el ejemplo de la capital española) no sólo no es una alternativa viable el hecho de dejar el vehículo propio un día para ir en bicicleta o en autobús al trabajo, sino que el asunto se eleva a contratiempo para aquellos que, al entrar en la zona donde tienen sus oficinas o puestos de trabajo, se encuentran con que hay cortes de tráfico. Esas personas pueden llegar a tener problemas laborales por el Día Sin Coches.

En este sentido, resulta muy interesante el estudio publicado recientemente por el el Observatorio Español de Conductores. En el informe, que se basa en una encuesta realizada a 1.800 madrileños, los ciudadanos muestran muchas dudas acerca de la eficacia de este tipo de medidas. Además, el 65% de los encuestados afirman no tener transporte alternativo, o tenerlo pero con muchas dificultades en el caso de que el Ayuntamiento siguiera adelante con sus medidas de restricción al tráfico.

En este caso, el ejemplo de Madrid habría sido malo, ya que, según publican algunos medios, la delegada de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés, no tendría entre sus planes cerrar ninguna calle de la ciudad este viernes como hizo con el Paseo del Prado el pasado fin de semana. Pero esto no es así en toda España: Málaga, tal y como publica el diario Sur, sufrirá una serie de restricciones y, en Barcelona, por poner otro fuerte ejemplo, se cerrarán más de 70 calles. Además, sin ir más lejos, el año pasado esta medida produjo el efecto contrario y se ocasionaron más atascos que los habituales en la capital.

¿Más afectados que beneficiados?

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, durante un acto de la Semana Europea de la Movilidad en Madrid.
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, durante un acto de la Semana Europea de la Movilidad en Madrid.
Ampliar

Otro gremio que no estará nada contento este viernes será el de los comerciantes. A ellos quizá les importa poco cómo han de ir los cientos de miles de ciudadanos de Madrid a sus puestos de trabajo; estarán más preocupados por que los suministros de sus negocios les lleguen a la hora que el cliente requiere para la compra y, en muchos casos, eso no será así. Otro grupo de ciudadanos que no suele aplaudir el Día sin Coches…

La respuesta de las grandes ciudades al Día Sin Coches se hace evidente año tras año: para la mayor parte de los ciudadanos no ese posible prescindir de  su coche en el día a día (trabajo, niños, compra…), al menos no para la gente normal, que no disfruta de una posición privilegiada económicamente.

Las restricciones que se originan cuando los niveles de CO2 están por las nubes ya ocasiona multitud de multas porque implica no poder o no estar preparado para dejar tu vehículo sin usar durante un día, o porque no tienes la fortuna de poder tener/mantener dos vehículos con diferente matrícula. Y eso que es una situación obligada y penada. ¿En serio se aboga por el sacrificio de la gente que se debe a lo que tiene y que depende de sus propios medios para sobrevivir cuando quieren hacer un mundo mejor?

¿Qué opinas tú del Día Europeo Sin Coches? ¡Déjanos tu comentario!

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba