Por qué las marcas eligen España para probar sus coches

24 Agosto, 2016, modificada el 7 Febrero, 2017 por

¿Por qué las marcas eligen España para probar sus coches? Además de los circuitos de pruebas privados, las marcas realizan ensayos de sus modelos en carreteras públicas. Una de ellas está en España. ¿Por qué crees que han elegido nuestro país para probar sus coches casi todas las marcas del mercado? Sigue leyendo.

Por qué las marcas eligen España para probar sus coches7

Cuando un modelo alcanza la madurez suficiente como para que sea necesario probar sus cualidades en una carretera real, las marcas tienen que elegir muy bien dónde hacer esas pruebas. Un nuevo coche es un proyecto muy caro y que debe mantenerse en secreto durante el mayor tiempo posible. Cuantos más kilómetros hagan en tráfico abierto, más expuestos están a ser cazados y copiados, de modo que hay que buscar rutas en las que poder probar la mayor cantidad de variables posibles en la menor distancia.

En todo el planeta hay varias rutas muy frecuentadas por la mayoría de los fabricantes para ensayar sus coches. En España tenemos varias de esas rutas en Vigo, Almería, Cádiz, Palencia, Aragón, Canarias… Algunas de estas rutas son elegidas por estar cerca de los centros de desarrollo de las marcas (PSA en Vigo, Renault en Palencia, etc.) La primera marca en empezar a realizar ensayos en Andalucía fue Audi en 1986. Desde entonces, las carreteras de la comunidad andaluza reciben cada año miles de coches de casi todas las marcas europeas, ¿por qué?.

Por qué eligen una ubicación para probar coches las marcas

Por qué eligen Sierra Nevada para probar coches las marcas 47
Es fácil encontrarse con laboratorios sobre ruedas en las inmediaciones de Sierra Nevada.

 

 

 

Hay cuatro motivos fundamentales por los que un gran número de marcas han elegido estas zonas para sus ensayos:

  1. Diferentes climas y temperaturas: en apenas una hora se pasa de un clima templado y a nivel del mar a un clima continental extremo en puertos de montaña que alcanzan los 2.500 m de altitud. Las diferencias de temperatura en ese recorrido pueden llegar a ser de 30ºC en invierno, por encima de los 15ºC en la costa y por debajo de los -10ºC en las zonas altas.
  2. Diferencias de presión: en menos de 100 km se pasa de estar a nivel del mar a llegar a los 2.500 m de altura. De ese recorrido, en los últimos 20 km se pasa de 700 m a 2.500 m. Este gradiente resulta ideal para poder probar la respuesta de los motores y su capacidad de adaptación a las diferencias de presión atmosférica, así como la pérdida de rendimiento debido a la menor densidad de oxígeno en el aire.
  3. Diferentes tipos de trazado: en un recorrido muy corto tienes tráfico urbano, carreteras secundarias, autovías e incluso carreteras de alta montaña, de modo que se puede probar la respuesta de las suspensiones, dirección y frenos en escenarios muy diversos.
  4. Infraestructuras: son muchos los modelos que se someten a pruebas cada año y esto implica el desplazamiento de grandes grupos de personas que realizarán los tests (conductores, ingenieros, mecánicos, electricistas, analistas, asistentes…). Esto requiere una importante intendencia. Así, la facilidad  de acceso a vías principales de comunicaciones, aeropuertos, hoteles, proveedores…, la ubicación en una palabra, es estratégica.

Además de las infraestructuras propias del lugar, los fabricantes trasladan allí sus propios dispositivos y es fácil encontrarte con remolques refrigerados para el ensayo a bajas temperaturas de los arranques en frío de los coches, auténticos bancos de pruebas rodantes como el que puedes ver en las fotos.

 

 

 

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba