Reportaje

Probamos el Renault Twingo por su 30 aniversario

15 de diciembre, 2022

El 5 de octubre de 1992 debutaba en el Salón de París el Renault Twingo, uno de los coches utilitarios que mejor han cumplido con esa definición. Pequeño, muy útil y repleto de soluciones prácticas, su diseño rompió moldes. Era original y uno de los coches más inteligentes para lo que fue definido.

Sin lugar a dudas, el Renault Twingo fue y sigue siendo uno de los utilitarios mejor diseñados de todos los tiempos. Sus líneas son simples pero con mucha personalidad, el interior es muy alegre y, además, en él hay espacio para 4 adultos de talla grande e incluso una cama doble. Económico de comprar, barato de mantener, espacioso y práctico, el Twingo es uno de esos coches que todo el que lo ha tenido y disfrutado se ha sentido huérfano cuando lo ha cambiado por otro modelo, tal vez más moderno y con mejores prestaciones o seguridad, pero ni la mitad de útil y servicial.

Para que un vehículo se considere oficialmente clásico tiene que cumplir al menos 30 años, que es la edad mínima que debe tener para poder matricularlo como vehículo histórico. Este año se celebra el 30 aniversario del lanzamiento en el Salón de París de 1992 del Renault Twingo, un utilitario que rompió moldes y con uno de los diseños más inteligentes de la historia. Probablemente sólo el Mini clásico supo sacarle tanto provecho a una carrocería tan compacta.

En aquellos años Renault era la marca que revolucionaba el mercado con su apuesta por lo monovolúmenes, que pegaron tan fuerte como hoy en día los SUV. Empezó por el segmento más alto con el Espace en 1984 y se pasó al otro extremo utilizando el concepto de monovolumen en un utilitario con el lanzamiento del primer Renault Twingo. Más tarde se lanzaría el Renault Scénic, que realmente fue un bombazo de ventas y supuso que varios rivales se animasen a presentar un monovolumen similar, como Citroën con el Xsara Picasso.

Tres eran las premisas con las que se diseñó el Twingo: debía ser práctico, económico y confortable. La verdad es que las cumplió todas y añadió soluciones hasta entonces no existentes, como el asiento trasero deslizable que permitía modular un maletero más o menos amplio. Incluso tenía una cualidad única que hizo famosa la primera generación: abatiendo los asientos delanteros y el trasero, el interior del pequeño Renault se convertía en una cama.

Renault Twingo: una gama optimizada

El Twingo tenía una gama muy limitada, pero cubría muchas necesidades.

83 fotos

Ampliar

Para reducir los costes de producción, el primer Twingo contaba con una gama muy reducida en la que sólo había una mecánica de gasolina de 55 CV (con el robusto bloque «Sierra» que tan buenos resultados dio desde el nacimiento del R8… el de Renault, no el de Audi), un único acabado interior y 4 colores de carrocería: amarillo, verde, rojo y azul. Sólo el aire acondicionado y un techo de lona practicable estaban disponibles como opción. Más adelante llegaría el cambio automatizado del Twingo Easy.

El diseño del Renault Twingo fue todo un acierto; su frontal estaba dotado de una imagen peculiar, con los faros «subrayados» por los indicadores de dirección. Esa «mirada» fue objeto de chistes y bromas que daban al Twingo cualidades humanas como las ojeras, y que contribuyeron a que fuese un modelo al que se le cogía cariño.

Su carrocería era muy compacta, pero permitía aprovechar cada milímetro de su espacio interior gracias a su portón trasero totalmente vertical y a su mecánica transversal, integrada en un cuerpo casi de monovolumen. El salpicadero era muy sencillo para no robar nada de espacio a los pasajeros y estaba fabricado en materiales sintéticos con colores muy llamativos, al igual que las fundas de los asientos.

No cabe duda de que la gente de Renault dotó a su «pequeñín» de mucha personalidad. Con el paso del tiempo fueron afinando pequeños detalles, gracias a lo que consiguieron mantenerlo vigente la friolera de 15 años, hasta el lanzamiento de la segunda generación en 2008.

Renault Twingo: una cama de colores

Los asientos del TWingo se convertían en una enorme cama.

83 fotos

Ampliar

Reanult supo sacar muchísimo partido en el diseño del Twingo. Los colores que se ofrecían en los primeros años tras el lanzamiento eran muy básicos y poco variados, pero muy llamativos, con tonos pastel en amarillo, turquesa, rojo… esto hizo que cada vez que un Twingo entraba en una calle se convirtiese en el foco de las miradas y captase la atención, no sólo su diseño era distinto, los colores lo convertían en protagonista. En los años sucesivos se fueron añadiendo más colores más serios al coche para satisfacer los gustos de los menos atrevidos, pero los llamativos tonos de lanzamiento cumplieron de maravilla su misión de hacer visible al Twingo.

Dentro sucedía más o menos lo mismo. Tapicerías con estampados muy coloridos y alegres, un salpicadero con plásticos de colores a juego con la carrocería y algo inusual, volantes también de colores. Sin duda el Twingo era un coche muy alegre desde el primer golpe de vista y eso fue parte de la clave del éxito. Pronto se convirtió en uno de los coches preferidos por la gente joven y los que se acababan de sacar el carnet de conducir (que adoraban la versión Easy sin embrague), el segundo coche de casa.

El habitáculo estaba muy optimizado y en él se introdujeron soluciones muy prácticas como la banqueta trasera desplazable, que permitía jugar con el espacio disponible para el maletero o las plazas traseras, pero también una máxima versatilidad. Echando los asientos delanteros hacia delante, la banqueta trasera y reclinando los respaldos, las cuatro plazas del Renault Twingo se convertían en una cama generosa que la publicidad hizo famosa al meter a dos luchadores de Sumo en ella.

Renault Twingo: versiones especiales

Las ediciones especiales fueron abundantes.

83 fotos

Ampliar

El peculiar diseño del Twingo y su carisma lo convirtieron en un modelo ideal para lanzar versiones especiales. Las más conocidas fueron la elaborada junto con la marca Benetton, que supo sacar mucho partido de los colores del pequeño Renault y su techo de lona y tal vez la Oasis, lanzada como una especie de «fin de fiesta» en los últimos meses de comercialización de la primera generación del Twingo, que se mantuvo casi 15 años en el mercado entre 1992 y 2007.

A lo largo de sus casi 15 años de vida la primera generación del Twingo tenía un diseño tan personal y bien pensado que apenas varió. En el exterior sólo la paleta de colores y la forma de los intermitentes delanteros, pilotos traseros y llantas se modificaron. Dentro hubo más cambios. Se mejoró la calidad visual de algunos plásticos cambiando su colorido diseño original por unos tonos más sobrios y el volante añadía el Airbag necesario para cumplir con la ley a partir de 2006.

El Renault Twingo, año a año

La primera generación fue la más longeva de todas, en 15 años apenas los pilotos y paragolpes variaron.

83 fotos

Ampliar
  • 1993: Lanzamiento del modelo en el Salón de París.
  • 1994: Un Twingo recorre 240.000 km atravesando Australia para demostrar su fiabilidad y robustez. Tras el periplo, su carrocería fue pintada por un artista aborigen.
  • 1994: Llega al mercado el Renault Twingo Easy, con cambio automático robotizado.
  • 1996: Lanzamiento de la edición limitada «Twingo Benetton» y «Twingo´Matic» con caja de cambios robotizada de 6 marchas. El motor Sierra sube su potencia hasta los 60 CV.
  • 1998: Llega el restyling del modelo, con unas nuevas ópticas y asientos.
  • 1999: Lanzamiento de la versión «Initiale París» como tope de gama.
  • 2000: Lanzamiento del motor con culata de 16 válvulas y 75 CV con caja de cambios «Quick shift» secuencial.
  • 2005: Se presenta la serie limitada «Kiss Cool».
  • 28 de junio de 2007: Sale de la factoría el último Twingo producido en Europa, completando una manufactura de nada menos que 2.075.300 unidades, todo un éxito.
  • 2008: Se presenta la segunda generación del Renault Twingo en Europa.
  • 2012: Finaliza la producción del Twingo I, que continuaba fabricándose en Colombia.

Ver información de los modelos

Comentarios

  • Twingo fucker

    No cama no party

Aquí está tu coche