Consejo

El mito de usar el punto muerto para gastar menos

Ampliar

05 de noviembre, 2018

¿Crees que se consume menos combustible usando el punto muerto para bajar las cuestas? Pues en la mayoría de los casos estás equivocado. Te explicamos por qué.

Muchos conductores creen que usar el punto muerto para dejar que el coche circule sin la retención del motor reduce el consumo de combustible. Es una idea que viene heredada de nuestros padres y abuelos que conducían coches con sistemas de alimentación de combustible antiguos, carburadores y bombas de inyección muy vetustas.

¿Es mejor el freno de mano eléctrico o el de palanca?

La realidad es que los modernos sistemas de inyección cortan la alimentación de combustible por completo cuando levantamos el pedal del acelerador. El motor sigue girando arrastrado por el movimiento de las ruedas, pero no se inyecta ni una gota de combustible para que gire. Es decir, cuando bajamos una pendiente y levantamos por completo el pie del acelerador con una marcha engranada, el consumo es cero.

Sin embargo, si pisamos el embrague o ponemos el punto muerto con la idea de gastar menos porque el motor gira a menos revoluciones, lo que hacemos es que el motor tenga que inyectar combustible para mantenerse encendido, ya que no gira arrastrado por las ruedas sino que necesita alimentación para girar.

Cuando pisamos el embrague o ponemos punto muerto en una cuesta abajo gastamos mucho más combustible que cuando bajamos sin acelerar y con una marcha engranada, así de claro.

Entonces ¿para qué sirve la rueda libre o rodar a vela?

El sistema de rueda libre está basado en el mismo principio que en las bicicletas.

El sistema de rueda libre está basado en el mismo principio que en las bicicletas.

Ampliar

Es absolutamente cierto que un coche bajando una pendiente en punto muerto gasta mucho más combustible que con una marcha engranada. Sin embargo, hay situaciones en las que sí se ahorra combustible usando el punto muerto.

Si, por ejemplo, queremos bajar un puerto en la autovía a 120 km/h y en la marcha más larga la rampa no tiene la suficiente pendiente como para que el coche mantenga esa velocidad sino que el freno motor nos hace ir perdiendo velocidad, esto nos obligará a pisar ligeramente el acelerador para mantener el ritmo constante. En este caso sí gastamos más combustible con una marcha engranada y un punto de acelerador para mantener la velocidad que si ponemos punto muerto y, sin freno motor, somos capaces de mantener la velocidad simplemente por la pendiente del trazado.

Es por este motivo por el que algunos coches han recuperado el mecanismo de rueda libre que se utilizaba en muchos coches de posguerra para reducir el consumo. En este reportaje te explicamos cómo funciona la rueda libre y con un vídeo.

En resumen, si levantamos por completo el pie del acelerador siempre gasta menos el coche con una marcha metida que en punto muerto o con el embrague pisado. Sólo si necesitamos acelerar ligeramente para mantener la velocidad compensa usar el punto muerto, pero siempre con mucho cuidado.

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche