Defectos y daños en el pintado (I)

13 Febrero, 2008, modificada el 9 Febrero, 2011 por

Las causas que los provocan, cómo corregirlos y cómo evitar su aparición.

Las causas que los provocan, cómo corregirlos y cómo evitar su aparición.

Los defectos que pueden producirse en la pintura pueden originarse en las distintas fases del proceso de pintado: limpieza, imprimación, masillado, lijado, etc. Y pueden afectar tanto a la estética del acabado como a su cometido como película protectora, por lo que es importante la correcta identificación de los mismos para conocer el origen que los ha provocado y evitar su repetición.

Los defectos de pintura pueden ser detectados a lo largo del proceso de pintado, pero es al finalizar éste, cuando puede evaluarse su alcance. Esto implica que el proceso de pintado no está completo sin una inspección final que garantice la ausencia de defectos.



 DESCOLGADOS
Se forman en superficies verticales y consisten en unas cortinas de pintura y goteos.


Causas
Está provocado por un exceso de fluidez, el cual puede ser debido a:


– Distancia entre la pistola y el soporte menor de la correcta.
– Movimientos de la pistola demasiado lentos.
– Temperatura ambiente baja.
– Viscosidad baja de la pintura.
– Espesores de película demasiado altos.
– Tiempo de ventilación entre cada pasada demasiado corto.
– Disolventes empleados demasiado lentos.
– Empleo de una pistola de pulverización con una boquilla demasiado grande


Prevención
Para evitar la formación de descolgados hay que preparar la pintura y realizar su aplicación de acuerdo a las condiciones presentes en el momento de la aplicación y siguiendo las recomendaciones del fabricante de los distintos productos.


Corrección
Los descolgados de dimensiones reducidas se pueden corregir pasando la cuchilla de raspar, lijando con P1000, P1200, y puliendo. En caso contrario será necesario el lijado y repintado.


 PIEL DE NARANJA
La capa de acabado presenta una superficie irregular de aspecto granuloso similar a la piel de naranja.


Causas
Es el efecto contrario a los descolgados, y por lo tanto está provocado por:


– Distancia entre la pistola y el soporte mayor de la correcta.
– Movimientos de la pistola demasiado rápidos.
– Temperatura ambiente alta.
– Viscosidad alta de la pintura.
– Espesores de película demasiado bajos.
– Tiempo de ventilación entre cada pasada demasiado largo.
– Disolventes empleados demasiado rápidos.
– Empleo de una pistola de pulverización con una boquilla demasiado pequeña.  


Prevención
Para evitar la aparición de este efecto se deben tener en cuenta las técnicas y condiciones de aplicación recomendadas por el fabricante para los materiales que se estén empleando.


Corrección
En los casos en los que sea poco acusado, puede ser suficiente un lijado fino seguido de un pulido. En caso contrario, será necesario el lijado y posterior repintado.



HUNDIMIENTOS
Los hundimientos o rechupados se caracterizan porque la superficie de la pintura de acabado no presenta un aspecto uniforme y hay distintos grados de brillo.


Causas
– La pintura de acabado se aplica sobre aparejos que no están completamente secos, por no dejar suficiente tiempo de secado o por un espesor de aparejo alto.
– Se aplica la pintura de acabado sobre un fondo inadecuado, como las masillas de poliéster, cuya porosidad absorbe la pintura quedando marcada la extensión enmasillada.
– El espesor de las pinturas de acabado es demasiado alto, de forma que los restos de disolvente sólo se evaporan después del secado, provocando un “hundimiento” de la película de pintura.
– Empleo de diluyentes no específicos que pueden alterar los fondos aplicados.
– El espesor de las capas de pintura es en conjunto, demasiado reducido.


Prevención
Para  evitar la aparición de rechupados aplicar siempre un aparejo como base de las pinturas de acabado, respetando los tiempos de evaporación y secado. Aplicar las sucesivas capas con los espesores adecuados y formular las pinturas siguiendo las especificaciones de las fichas técnicas del producto.


Corrección
En ocasiones puede subsanarse mediante un pulido, pero por lo general es necesario el lijado de la zona afectada y posterior repintado.



 HUELLAS DE LIJADO
Las marcas de lijado consisten en unos surcos que aparecen en la superficie de la pintura de acabado.


Causas
– Las pinturas de preparación, aparejo y masillas, se han lijado con abrasivos excesivamente gruesos, por lo que las estrías de lijado no se cubren con las siguientes capas de pintura.
– No se ha realizado un correcto escalonado de las etapas de lijado.
– No se ha respetado los tiempos de secado de los materiales de preparación.
– Las pinturas de acabado se han aplicado con espesores demasiado finos que no cubren el lijado.


Prevención
Se ha de respetar el tiempo de secado del aparejo y llevar a cabo un lijado del mismo de forma escalonada y con la granulometría correcta. Además debe aplicarse un espesor de pintura de acabado suficiente.


Corrección
En el caso de acabado monocapa se puede intentar eliminar mediante un pulido una vez seca la pintura, pero si el acabado es bicapa significa que las marcas además de estar en el barniz están en la base, por lo que no basta con pulir el barniz. En el caso de que las marcas fueran muy acusadas será necesario lijar y repintar.



 SANGRADOS

Consiste en una alteración del color en la capa de acabado.


Causas
-Excesiva cantidad de catalizador añadido a la masilla de poliéster, este exceso reacciona con la pintura de acabado y altera los pigmentos, provocando una coloración que tiende hacia tonos amarillos o pardos.
-Presencia en las capas de fondo de pigmentos solubles en la pintura de acabado, originando una mezcla de colores no deseada.
-Las pinturas aplicadas afectan a las pinturas preexistentes, alterándolas y mezclándose con las nuevas.


Prevención
Preparar la masilla de poliéster con la cantidad adecuada de catalizador, no añadiendo una cantidad superior a la cantidad recomendada por el fabricante. Antes de aplicar los acabados hay que asegurarse de que las superficies a repintar están en buen estado y son aptas para el repintado con pinturas acrílicas de dos componentes, en caso contrario, se debe emplear un aparejo como aislante.


Corrección
Lijar hasta la pintura de fondo que haya originado el problema, aislar con aparejo sellador de naturaleza epoxi, y repintar.


Te puede interesar...

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba