*

De Madrid al Salón de Frankfurt, pasando por… ¿París?

27 Septiembre, 2011, modificada el 28 Septiembre, 2011 por

Pues sí, ya que Autocasion.com asistió al Salón del Automóvil de Frankfurt de la mano de Ford y realizó antes un rallye muy especial, que comenzó en la capital de Francia para terminar en las puertas de la muestra germana. Tres días de desafíos, pruebas y compañerismo que midieron nuestra capacidad de trabajo en equipo y la fidelidad de nuestros usuarios.

Ford tenía preparado un evento muy especial para la prensa en el Salón del Automóvil de Frankfurt. No me refiero a la “pre-presentación”, el lunes por la tarde –antes de que los eficientes operarios germanos terminaran de poner las alfombras de acceso a los pabellones-, del impresionante Evos Concept o el Focus Wagon ST, sino del rallye que había ideado para webs y bloggers europeos. Autocasion.com fue uno de los 24 medios invitados (cuatro de ellos, españoles) a la prueba en el Viejo Continente. ¿Ganaríamos?

Día 1: ¡Bienvenidos a París!

Por extraño que te parezca, para mí el Salón de Frankfurt empezó en París. Ford reunió allí a los participantes en esta curiosa competición, en un hotel muy cerca del Arco del Triunfo, y el sábado por la tarde los representantes de la marca nos dieron (casi) toda la información que necesitábamos. Hasta entonces sólo sabíamos que debíamos llevar un ordenador portátil o un smartphone, que viajaríamos durante el sábado y el domingo y que el itinerario sería París-Reims-Metz-Saarlouis-Frankfurt. Estaríamos al volante de un Ford Focus y cada día nos esperaban pruebas y desafíos en los que podíamos (y debíamos) implicar a nuestros usuarios. Sonaba divertido. Ingleses, italianos, rusos, alemanes y españoles nos fuimos a cenar dando un paseo por la fabulosa ciudad del Sena. Al día siguiente empezaba lo bueno…

Aquí tienes las fotos de nuestro primer día en París. ¡Casi de turismo!

Día 2: Pero… ¿Qué pistas son estas?

... Donde fotografiamos la estatua del fabulista Lafontaine.8
... Donde fotografiamos la estatua del fabulista Lafontaine.

Tras el desayuno, primer “briefing”: hay un reto que debe estar presente durante los dos días de la cita y es gastar la menor cantidad de carburante posible. Miro a mi compañero, el experto de km77.com, y sé que esa parte está resuelta. Entonces aparece un sobre con cinco euros y unas cartulinas con varias pistas. Al parecer, hoy toca “gymkana” y tenemos que comprar algún tipo de queso, hacer una foto a la estatua de cierto escritor en su ciudad natal y buscar “dos rosas que son una ventana al mundo”. El sobre incluye una conexión portátil a Internet para que, mientras uno de nosotros conduce, el otro encuentre –con la ayuda de Google o, mucho mejor, con la de sus seguidores en las redes sociales- la solución a los acertijos.

Decidimos que conduzca mi compañero y que yo intente desentrañar los enigmas (por suerte, no me mareo si voy leyendo en el coche). El primero de ellos es cómo salir de París con unas simples indicaciones escritas –ni siquiera hay un mapa “al uso”; la aventura es la aventura-. Me centro en escapar de la ciudad y, cuando descubro que los cinco euros son para adquirir queso Brie en una típica tienda parisina, ya es demasiado tarde para volver. Pasamos al siguiente reto: el escritor en cuestión es el fabulista Lafontaine y localizar su estatua en uno de los pueblos junto a la autopista no entraña mucho misterio. Tampoco es difícil averiguar que las “rosas” son los rosetones de la impresionante catedral de Reims, localidad en la que comemos. Al llegar, unos compañeros confiesan su “trampilla”: han comprado el queso en un supermercado, no en el establecimiento especificado por la organización. Buen truco…

Por la tarde, cuando ya pensaba en conducir de la forma más suave posible, salta otra prueba: debemos hacer fotos tomando como inspiración alguno de los “puntos fuertes” del Focus: su tecnología, su cuidado del medio ambiente, su seguridad… La originalidad tiene premio, así que me devano los sesos buscando una imagen divertida (a 80-90 km/h, nuestra media para no romper el fabuloso consumo ponderado de 4,5 l/100 km, cualquier entretenimiento es bueno).

Al fin llegamos al hotel en Metz, donde descansamos. Antes, el reto final de hoy: aparcar en línea mejor y más deprisa que el asistente de aparcamiento del Ford Focus. Mi compañero lo intenta y el crono es muy bueno, pero da un pequeño (muy pequeño, en serio) “toque” al coche que hay tras él. Eso nos resta puntos…

Éstas son las fotos de nuestra primera jornada de rallye…

Día 3: Los robots inteligentes

Esta vez no hay sobres tras el desayuno, pero nos adelantan la clasificación: los bloggers alemanes e italianos han sido los mejores con las fotos y estos últimos también han logrado el consumo más bajo. Mi compañero y yo ni siquiera estamos entre los tres primeros y nos miramos con suspicacia (una vida entera de rivalidad futbolística con los italianos da estas cosas, qué se le va a hacer). Sin embargo, todo parece indicar que van en cabeza limpiamente. Eso sí, aún deben mantenerse ahí durante esta última jornada.

Para empezar, pasamos la frontera y entramos en Alemania con el fin de visitar la planta que Ford posee en Saarlouis, la única en Europa que monta el Focus. En este punto del recorrido no nos dejan sacar fotos y es una lástima, porque resulta impresionante ver cómo trabajan los robots en las cadenas de montaje y cómo los operarios (humanos, esta vez) realizan los últimos ajustes, los más importantes. Si nunca has estado en una fábrica de coches, te lo recomiendo.

Éste es el Ford Focus que nos acompañó en nuestro viaje. Se portó "como un campeón".8
Éste es el Ford Focus que nos acompañó en nuestro viaje. Se portó "como un campeón".

Por la tarde nos esperan 200 kilómetros hasta Frankfurt y lo confieso: una vez esfumadas todas nuestras esperanzas de ganar la prueba de consumo, mi compañero y yo estamos de acuerdo en dar rienda suelta al potencial del Focus 1.6 TDCi de 115 CV (que es bastante) en los tramos sin límite de velocidad de las autopistas germanas. Llegamos al hotel y nos preparamos para la presentación que Ford da a sus invitados en exclusiva, antes de la que tendrá lugar en la inauguración del Salón. Stephen Odell, presidente y consejero delegado de la marca en Europa, destapa el Evos Concept  y los Focus y Focus Wagon ST. Anuncia más sorpresas mañana. ¿Qué podrá ser?

Aquí tienes las fotos de nuestro segundo día en el Ford Rallye.

Día 4: Entrenamiento duro

Ya me lo habían advertido: el Salón del Automóvil de Frankfurt es gigantesco, lleva ropa cómoda, zapatos planos, nada de abrigo, ya que en los edificios hace mucho calor… Agradezco de corazón todos y cada uno de los consejos que seguí a rajatabla. Aun así, la muestra es inabarcable. Hay 11 pabellones y debo estar en todos a la vez para asistir a las ruedas de prensa casi simultáneas de los fabricantes. Ford desvela el Fiesta ST Concept, que será una realidad en breve, y el resto de las marcas van levantando telas y encendiendo focos relucientes para que destaquen sus creaciones.

Corro de un pabellón a otro, sacando fotos de las novedades, y cuando me doy cuenta he de volver al primero que visité para entrevistar a Martin Smith, jefe de Diseño de Ford Europa. Está orgulloso del Evos Concept y se nota. Me asegura que el interior es tan importante como el exterior, ambos se influyen mutuamente. Insiste en que las líneas de este ejercicio de estilo marcan la futura imagen de los modelos de la marca y me señala el sofisticado habitáculo, orientado hacia el conductor. Le pregunto si las originales puertas enfrentadas también serán parte del porvenir y me adelanta que el B-Max no tendrá pilar central y que su puerta trasera será corredera. Miro de nuevo el Evos Concept. Me gusta. Vuelvo al hotel con la sensación de que debería haber trabajado más en el gimnasio esta última semana para aguantar el ritmo frenético de la muestra.

¿Quieres ver las fotos de nuestro primer día en Frankfurt?

Día 5: Vuelta a la realidad

Hemos ido y vuelto tres veces del hotel al Salón y viceversa y ninguna ha sido por el mismo sitio, lo que nos ha dado la oportunidad de conocer algo más de Frankfurt… Desde las ventanas del autocar, eso sí. Es una suerte, porque en el momento en el que empiezas a recorrer pabellones y pabellones, sin ventanas y rebosantes de luz artificial, pierdes la noción del espacio… Y del tiempo.

Ya en el Salón, pudimos ver el Touareg ganador del Dakar, que Volkswagen exhibía con orgullo.8
Ya en el Salón, pudimos ver el Touareg ganador del Dakar, que Volkswagen exhibía con orgullo.

Hoy tengo que darme más prisa que nunca, ya que sólo dispongo de una mañana y he de sacar fotos a todo lo que ayer no vi. Ideo un plan de ataque que se va al garete cuando entro en el edificio destinado a BMW, con un circuito interior por el que circulan clásicos y vehículos actuales de la marca ante los que me quedo parada más tiempo del estipulado en mi estricto horario perfecto. Los tres pisos de Mercedes también merecen un “descansito”, así como el espacio Audi en la plaza central (un poco de aire siempre se agradece).

Me cruzo con conocidos que saludo y con otros que me llaman, pero no los veo. Esquivo “in extremis” los coches eléctricos que trasladan a la prensa de un sitio a otro, silenciosos como fantasmas. Y cuando me doy cuenta, tengo que volver al pabellón más lejano (de lo contrario, esto perdería toda la gracia) para recoger la maleta y el ordenador. Vuelta a casa, por cierto, sin premio en el Ford Rallye, que finalmente ganaron… Los italianos. Aun así, vuestra ayuda fue inestimable: ¡muchas gracias a todos!

No te pierdas las fotos de nuestro segundo día en el Salón del Automóvil de Frankfurt.

Te puede interesar...

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba