De dónde proviene la electricidad de los coches eléctricos

De dónde proviene la electricidad de los coches eléctricos

21 septiembre, 2018

La industria del automóvil nos vende los coches eléctricos como "Cero Emisiones" pero esto no es cierto. Para empezar, los coches eléctricos no emiten humo, pero sí otras partículas y, además, la energía que los mueve proviene en más de un 70% de energías no renovables muy contaminantes.

Por desgracia, los coches eléctricos no son tan limpios como nos los quieren vender. En realidad, el problema no es si es más limpio el diésel, la gasolina o los coches eléctricos, es un problema de energía. En los motores de combustión la energía que consumen proviene del combustible de sus depósitos, pero ¿de dónde viene la energía eléctrica de las baterías de los coches eléctricos e híbridos enchufables?, me temo que no te gustará la respuesta, al menos si vives en España.

En los anuncios y fotografías publicitarias siempre nos ponen un coche eléctrico circulando junto a un campo de amapolas con aerogeneradores al fondo y mariposas volando. No cabe duda de que la imagen es mucho más atractiva que la mariposa estampada contra el parabrisas, atravesando un puente sobre un embalse casi seco y con una central nuclear al fondo, que sería lo más realista.

La gran mayoría de la energía eléctrica en España se genera de dos formas: de reacciones nucleares o quemando algún combustible. Apenas un 20% proviene de energías renovables como la eólica o la solar.

Los coches eléctricos se conectan a la red eléctrica para su recarga, de modo que la energía que hay en sus baterías se ha generado del mismo modo que toda la energía eléctrica que haya en la red. No hay un aerogenerador específico conectado al cargador de un coche eléctrico para poder decir que ese coche es 100% ecológico, no.

De dónde viene la energía de un coche eléctrico

Pantallazo de un gráfico real del consumo eléctrico en España según REE.
Pantallazo de un gráfico real del consumo eléctrico en España según REE.
Ampliar

Para poder comprobar de dónde viene la energía eléctrica en cada momento, Red Eléctrica tiene este enlace en el que se puede ver en tiempo real el consumo eléctrico y el origen de cada kilowatio. En concreto, en el momento en el que redacté este reportaje, el mix de producción de energía eléctrica en España era el siguiente:

  • Energía nuclear: 20,31%
  • Energía térmica de carbón: 18,38%
  • Ciclo Combinado (gas y carbón): 10,34%
  • Cogeneración y residuos: 11,38%
  • Intercambios internacionales (principalmente de Francia, nuclear): 10,86%
  • Hidráulica: 12,11%
  • Eólica: 2,91%
  • Solar fotovoltaica: 7,39%
  • Solar térmica: 4,39%
  • Otras renovables: 1,35%

Es decir, que en un coche eléctrico con el que recorramos 100 km, de ellos haremos casi 30 km con energía nuclear, algo más de 40 km quemando cosas (principalmente carbón y basura, con elevadísimas emisiones) y apenas 30 km los haremos con fuentes no contaminantes, de los cuáles, casi la mitad tendrán origen hidráulico, que tampoco está muy bien considerado por los ecologistas por las repercusiones de los embalses en los ecosistemas.

La gran ventaja del coche eléctrico: contaminan otros

Prueba Opel Ampera, La Robla, Rubén Fidalgo
La mayoría de la energía eléctrica que se genera en España proviene del carbón y del uranio.
Ampliar

A cualquiera le deprime bastante el cuadro anterior y comprobar que, el limpísimo coche eléctrico no lo es tanto en la mayoría de los países, y menos en el nuestro.

La gran ventaja del coche eléctrico -y por lo que los fabricantes nos los venden como “cero emisiones”- es que, gracias a ellos, las marcas pueden cumplir con sus objetivos de reducción de emisiones en sus gamas, ya que lo que se miden son los gases que emite el vehículo. En pocas palabras, con el coche eléctrico los fabricantes le pasan la patata caliente a otro, en este caso a los productores de electricidad.

Otro dato importante, tal vez el que más, es que los coches eléctricos son máquinas mucho más eficientes. El mejor motor de combustión del mercado transforma en movimiento sólo el 40% del combustible que quema. El resto se pierde por el tubo de escape, en rozamientos y en el circuito de refrigeración del motor. Sin embargo, los motores eléctricos son muy eficientes, transformando en movimiento alrededor del 95% de la energía que consumen.

Es decir, un coche eléctrico es una máquina que, para realizar el mismo recorrido a la misma velocidad y en las mismas condiciones, consume casi la mitad de energía que uno de combustión, simplemente porque es una máquina más eficiente.

En el fondo, da un poco igual de donde provenga la energía (lógicamente lo ideal sería que su origen fuese limpio y renovable, pero hay que ser realistas) simplemente el hecho de desperdiciar menos ya es una buena noticia.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba