Reportaje

¿Cuál fue el primer coche con control de crucero?

Ampliar

17 de mayo, 2020

El control de crucero hace pocos años que se ha vuelto un elemento común en los coches. Parece algo complicado de hacer, pero existe desde hace muchos más años de lo que te imaginas. Ya verás.

Todavía en la actualidad es un elemento que muchos conductores no han utilizado nunca, aunque cada vez es más frecuente que lo traigan de serie los coches. El control de crucero permite seleccionar una velocidad y que el coche la mantenga sin que el conductor tenga que hacer nada.

El primer coche en tener control de crucero fue el Chrysler Imperial de 1958. Como lo lees, hace 62 años que ya existía este control automático de la velocidad en los coches y fue una tecnología que se popularizó mucho en sus primeros años en EE.UU.

Puede que te interese: En qué fallan los controles de crucero adaptativos

Entre 1945 y 1970, Chrysler fue una de las marcas más prolíficas del mundo. Sus grandes berlinas no paraban de batir récords de potencia, fueron los que pusieron de moda las aletas traseras imitando a las de los aviones, los primeros en instalar una dirección asistida… Chrysler era la vanguardia.

Con el lanzamiento del año modelo 58 de su buque insignia, el Chrysler Imperial, los de la estrella de 5 puntas presentaron una especie de «piloto automático» que permitía al conductor elegir una velocidad y mantenerla sin necesidad de que tuviese que pisar el acelerador.

¿Cuál fue el primer coche con turbo?

La verdad es que en EE.UU. se daban las condiciones perfectas para un invento como ése. Es un país con distancias enormes, carreteras amplias y muy despejadas en aquella época, así que eso de poder elegir una velocidad y que el coche te llevase fue un puntazo. No sólo consiguió diferenciarse de su competencia (que pronto le copió la idea) con algo que parecía muy futurista, también mejoró mucho el confort en los largos viajes por el país.

La evolución de los controles de crucero

Control de crucero adaptativo.

1 fotos

Ampliar

Los primeros controles de crucero simplemente mantenían una velocidad constante tras haberla seleccionado, en la actualidad la cosa se ha complicado un poco más. Aunque se mantienen los sistemas básicos con esta única función, cada vez son más los coches que añaden «inteligencia» al control de crucero.

Principalmente tenemos tres tipos de controles de crucero:

  • Control de crucero normal: mantiene la velocidad seleccionada previamente
  • Control de crucero adaptativo: mantiene la velocidad y la adapta manteniendo una distancia constante al vehículo precedente.
  • Control de crucero inteligente: adapta la velocidad seleccionada en función de las señales de tráfico

Lo normal es que los dos últimos tipos de cruise funcionen conjuntamente y que el coche que tiene el control de crucero inteligente también tenga el adaptativo.

El control de crucero inteligente lo que hace es detectar las señales de tráfico y, aunque hayamos seleccionado 120 km/h de velocidad, la baja a 90 km/h al detectar la señal que indique dicho límite, recuperando los 120 km/h automáticamente al acabar dicha limitación.

En los controles de crucero adaptativos, el coche detecta la presencia de otro vehículo por delante del nuestro y se mantiene a una distancia de seguridad de éste, adaptando la velocidad para conseguirlo.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche