Consejos para circular seguro en patinete eléctrico

Consejos para circular seguro en patinete eléctrico

23 noviembre, 2018

El uso de nuevos métodos de transporte urbano está en pleno auge por las normativas municipales anticontaminación que están llevando a cabo las grandes ciudades. Uno de los que más adeptos está cosechando es el patinete eléctrico. Aquí van unos consejos para circular seguro.

Una de las últimas empresas en llegar a Madrid con su particular visión sobre movilidad urbana y su flota de patinetes eléctricos ha sido Bird. Entre sus principales lemas se encuentran el civismo y la seguridad. Precisamente por eso ha elaborado una práctica guía en la que se enumera importantes consejos para circular seguro en patinete eléctrico.

Posibles reformas ante la moda de los patinetes eléctricos

Cómo circular seguro en ciudad con un patinete eléctrico

El casco no es obligatorio, pero sí muy recomendable

Aunque el uso del casco no es obligatorio (al menos, por ahora) para circular en patinete, es innegable que ofrece una valiosa protección. Bird siempre recomienda su uso y, de hecho, los regala a través de su aplicación móvil para que los usuarios circulen de la forma más segura posible.

Un trayecto sin imprudencias ni distracciones

Montar en patinete es realmente sencillo, pero su correcto manejo exige llevar siempre ambas manos en el manillar para un mejor control. Por supuesto, esto implica evitar todo tipo de distracciones, como la utilización del teléfono móvil o escuchar música con auriculares, algo que podría evadirnos del entorno vial.

La acera es para los peatones

En la actualidad hay numerosas ciudades que todavía no han regulado el uso del patinete y, entre las que sí lo han hecho o están a punto de hacerlo, hay importantes diferencias. Lo que debemos tener claro es que la acera nunca será una opción, puesto que debe quedar reservada sólo a los peatones. Lo correcto es circular por los carriles reservados a bicicletas o ciclomotores, siempre de acuerdo con el margen regulativo.

La velocidad adecuada es la que se adapta al entorno

La velocidad máxima que alcanza un patinete puede variar de un modelo a otro, así como la máxima legal puede variar de una ciudad a otra. La norma general fija el límite en 30 km/h. En cualquier caso, no hay por qué circular rozando el límite. Lo más sensato es hacerlo a una velocidad adecuada a la situación de la vía, el tráfico y, muy importante, a la experiencia de quien lleva el patinete. Bird, por ejemplo, limita la velocidad de sus patinetes a la media de una bici (24 km/h), para mayor seguridad.

Un trayecto conocido para librarse de obstáculos

Siempre que sea posible, es conveniente elegir una ruta conocida. Es la mejor opción para evitar imprevistos, como calles con mucho tráfico o zonas donde no esté permitido el uso del patinete.

Aparcamiento responsable

Una de las cuestiones que está generando más debate social es cómo y dónde deben aparcar los patinetes. Una vez más, lo más probable es que la norma no sea homogénea en todas las ciudades. Lo que nunca podrá fallar es el sentido común: jamás se debe aparcar un patinete donde suponga un obstáculo para los peatones u otros vehículos. Esto es especialmente importante en el caso de las aceras, ya que es nuestra obligación mantenerlas limpias y seguras.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba