Reportaje

Alergias y filtros, las precauciones para esta primavera

6 fotos

Ampliar

29 de marzo, 2022

Empieza la primavera y con ella vuelven los picos de alergias y demás, así que lo mejor es que nos preparemos y también revisemos un detalle imprescindible en nuestro coche: el filtro anti polen y de partículas del climatizador.

La primavera ha venido y sabemos como ha sido… además este año ha llegado con calimas muy acentuadas que también han ayudado a que, entre otras cosas, los filtros del coche se hayan visto sometidos a un duro trabajo. Si eres alérgico seguramente conozcas las precauciones que debes tener para controlar tus crisis, pero también te ayudará a minimizar los efectos de la primavera cuando conduces el tener el filtro de habitáculo en perfecto estado. El filtro del habitáculo es relativamente barato y fácil de cambiar, así que no merece la pena querer ahorrar en algo tan básico, importante y económico.

Como la calima ha sido muy severa en las semanas pasadas, con lluvias de barro que han sido históricas, también es recomendable que revises el filtro de aire del motor del coche, que habrá sufrido bastante estos días.

Todos sabemos que a la hora de ponernos a los mandos de un vehículo necesitamos una concentración y un enfoque máximos hacia la carretera y lo que pasa en ella. Sin embargo, las alergias pueden abstraernos de esa atención fundamental para la seguridad vial.

Por qué un alérgico debe tener cuidado a la hora de conducir

Muchas de las alergias -la gran mayoría- producen estornudos que, a veces, pueden llegar a convertirse en completos ataques repetidos. No resulta nada raro para un alérgico sufrir en un mismo momento una serie de cinco o diez estornudos seguidos. Esto, si sucede durante la conducción, implica perder durante unos segundos la vista y la conciencia de lo que sucede en la carretera, ya que, al estornudar, no se puede evitar cerrar los ojos, es un reflejo involuntario. En esos pocos segundos podemos recorrer alrededor de 100 metros en una vía rápida o unos 40 metros en pleno Paseo de la Castellana.

Las averías del filtro anti-partículas

Mientras estos síntomas ocurren, el conductor está expuesto a sufrir o provocar un accidente de tráfico. La causa, aunque instintiva, puede desembocar en que alcancemos a otro vehículo por detrás, en que salgamos de la vía, en que demos un volantazo o, incluso, en que originemos un atropello.

Cómo evitar los efectos de la alergia

Si bien los efectos que producen las alergias no tienen ningún remedio, existen algunas fórmulas para que se presenten en el mínimo grado posible. El elemento combatiente más común y efectivo para la alergia son los medicamentos. Estos pueden haber sido prescritos por un médico o pueden tomarse por propia elección -sin receta médica-, como sucede con los antihistamínicos, que contrarrestan los síntomas como el picor, el enrojecimiento de la piel, el lagrimeo o los estornudos, entre otros.

Calendario de alergias en España.

6 fotos

Ampliar

Las multas más caras que desconoces

Los antihistamínicos son enemigos de la conducción

Pese a que la función de los antihistamínicos suele ser eficaz a la hora de reducir las molestias de la alergia, es un medicamento totalmente inconveniente y peligroso si se une a la conducción, puesto que producen somnolencia.

Soluciones para conducir seguro a pesar de la alergia

Como hemos dicho antes, los efectos de la alergia no tienen ninguna solución. Los antihistamínicos nos ayudarían a paliar dichas secuelas, pero son totalmente incompatibles con la conducción por sus efectos secundarios. Entonces, ¿qué debo hacer si soy alérgico y voy a coger el coche? Aquí tienes los consejos que ofrece la revista oficial de la Dirección General de  Tráfico:

Los medicamentos y antihistamínicos pueden producir somnolencia al volante.

6 fotos

Ampliar

Consejos para los conductores alérgicos

  • Nunca automedicarse: los efectos secundarios pueden ser peligrosos para la seguridad vial.
  • Informar al médico de cabecera de la necesidad de conducir: él te recetará un tratamiento con los mínimos efectos de somnolencia.
  • Leer el prospecto de toda medicina que se vaya a ingerir para informarnos de su efecto en la conducción.
  • Mantener un correcto mantenimiento de los filtros de polen (aquí te enseñamos cómo hacerlo).
  • Limpiar el coche siempre que se haya transportado a algún animal.
  • No beber ningún tipo de bebida alcohólica: este punto parece obvio -no hay que beber y conducir, independientemente de ser o no  alérgico-, pero en este caso aún más, ya que el alcohol podría acrecentar el efecto de somnolencia de los medicamentos.

A estos consejos, cabe sumar algunos otros que te ayudarán, durante la conducción, a atenuar los signos alérgicos. Según la Fundación Mapfre y su estudio Alergias, un peligro invisible, te será útil tomar estas precauciones :

  • Viaja con las ventanillas del coche cerradas para no respirar directamente el polen del exterior.
  • Es mejor no utilizar el aire acondicionado o, en caso de tener filtro de polen, utilizarlo lo menos posible durante las épocas de máxima manifestación de los efectos.
  • En todo caso, las salidas de ventilación deben estar limpias, sin polvo.
  • Evita realizar viajes durante el amanecer o el atardecer, ya que son los momentos del día en que más polen se concentra.
  • Procura dejar el coche alejado de zonas húmedas.
  • Evita fumar, ya que podría agravar un ataque de tos o estornudos.
  • Es mejor empezar el tratamiento dos o tres días antes para dar tiempo de adaptación al organismo y que los efectos secundarios de los medicamentos sean menores.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche