*

Qué hacer si el conductor se desmaya

9 Febrero, 2017, modificada el 3 Marzo, 2017 por

¿Qué hacer si el conductor se desmaya? Aquí tenéis las claves para actuar si vais como copilotos y el conductor se desmaya. Tranquilos, es posible salvar la situación y no tener un accidente.

Qué hacer si el conductor se desmaya4

Nada podemos hacer si vamos conduciendo y nos desmayamos, pero vamos a daros las claves de qué hacer si el conductor se desmaya y vamos como copilotos. O avisamos de que no tiene nada que ver con lo que hayáis visto en cualquier película de acción y de que lo primero que hay que hacer es mantener la calma.

5 claves sobre qué hacer si el conductor se desmaya

 

  1. Mantener la calma. Fácil de decir y difícil de hacer, pero imprescindible. De nada sirve empezar a gritar o darle golpes al conductor en una autopista a 120 km/h; mejor tomar los mandos y hacerse cargo de la situación. Mirad hacia delante, calmaos y tratad de controlar el coche.
  1. Sujetar el volante. Sujetar el volante significa eso: sujetarlo, es decir, mantener la trayectoria. Nada de giros bruscos. Aunque soltemos el volante, la dirección tiene una estabilidad y mantiene la línea recta. Con sujetar suavemente el volante, mantendremos la dirección que llevamos sin problemas.
  1. Conectar el “warning”. Dudaremos de si debemos “perder el tiempo” en esto, en lugar de parar el coche, pero es necesario avisar al resto de conductores de la situación de emergencia en la que nos hallamos.
  1. Sacar la marcha insertada. Con un golpe seco con la mano, sacaremos la marcha insertada. Da igual si es 1ª o 6ª: golpetazo a la palanca para llevarla a punto muerto. Si el coche es automático, buscaremos la “N”. De esta manera, aunque el conductor pise el acelerador, el motor girará en vacío y el coche no ganará velocidad.
  1. Tirar del freno de mano. Muy suavemente, contando los “clics”, tiraremos del freno de mano. Mejor si pulsamos el botón liberador y lo levantamos poco a poco, muy poco a poco. Esto es lo más difícil, porque exige tacto y algo de pericia. Siempre muy suave. Si el coche lleva freno de mano eléctrico, mejor que mejor: tiraremos –o pulsaremos- suavemente del botón y esperaremos a que el coche se pare.
Sujetar el volante con firmeza y tratar de "orillar" el coche nos ayudará a salvar la situación.4
Sujetar el volante con firmeza y tratar de “orillar” el coche nos ayudará a salvar la situación.

Podemos parar en cualquier lugar de la autopista, carril izquierdo, derecho o central, ante una emergencia. Lo mismo ocurre en una carretera convencional o en la ciudad, nadie nos va a exigir que echemos el coche a la derecha o al arcén. Si lo hacemos, mejor para todos, sería la guinda del pastel. Pero, sí os debemos avisar de que, a lo mejor, el freno de mano no logra parar el coche. En tal caso, echaremos el coche contra el guardarraíl para pararlo rozando sin ningún miedo contra este elemento de protección y seguridad.

Te puede interesar...

Nacho Torres

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba