Reportaje

Comprar neumáticos usados: ¿merecen la pena? ¿Son seguros?

2 fotos

Ampliar

11 de mayo, 2017

Llega la temporada del año climatológicamente más adversa y es cuando descubres que tus neumáticos andan casi tan mal como tu cartera. Pero tranquilo, hay una solución oportuna y económica…

No falla. Justo cuando empieza a llover y a hacer frío caemos en la cuenta de que nuestras ruedas van necesitando relevo. Y lo pretenden con la Navidad a la vuelta de la esquina y tu presupuesto aún recuperándose de los excesos veraniegos. Es por ello que, dada la coyuntura, no dejan de aparecer con éxito los negocios que nos ofrecen neumáticos de segunda mano con los que salir del paso a buen precio… ¿Y con unas condiciones de seguridad razonables?

Vaya por adelantado que las cubiertas son, si no el elemento más crucial en el coche, sí uno de ellos: esas cuatro tiras de goma son las únicas que, una vez en marcha, nos mantienen asidos al asfalto. De poco sirve tener un control de estabilidad “chapeau” o unos frenos “de carreras” cuando el contacto entre el terreno y nosotros viene perjudicado por el estado de nuestras ruedas. Siempre recomiendo no escatimar en este apartado, lo que no quiere decir, necesariamente, que no tratemos de ahorrar lo posible. (Si quieres los mejores consejos, no te olvides de visitar el especial  «Cómo ahorrar con tu coche«.)

Es verdad que hay cauchos “low cost” vendidos por las llamadas “marcas blancas” que nos permiten optar a unas ruedas nuevas por una fracción de lo que vale su equivalente de la marca “de siempre”. Pero también es cierto que no los hay para todos los coches ni en todas las medidas.

¿Quieres saber cuáles son las ruedas ideales para tu coche? Pues visita nuestro especial de neumáticos.

Neumáticos de segunda mano: ¿cuál es su origen?

Para los que no encuentran el suyo o para los que quieren tener más margen de elección, están las ruedas usadas. Es un mercado que genera cierta desconfianza, lo sé. Conozco fieles creyentes en el mercado de coches de ocasión que, sin embargo, no se plantean la adquisición de ruedas de ocasión. Y yo les digo que su vehículo usado, cuando lo compraron, ya montaba neumáticos usados, ¿no?

Pero bueno, contradicciones aparte, lo que despierta mayor recelo a la hora de optar por esta alternativa es lo relativo a su origen, puesto que la mayor parte del mundo piensa que nadie va a cambiar unas ruedas aún en buen estado por otras nuevas. Así, estos neumáticos de segunda mano deben de tener una “dudosa” procedencia o un estado lejos de lo que el sentido común o la seguridad recomiendan. Bien, pues aquí está el error.

Las ruedas de ocasión que comercializan la mayoría de negocios “serios” del país proceden de establecimientos especializados en cubiertas nuevas, y las sacan de las más variadas operaciones. Por ejemplo, los coches de renting. Gran parte de los contratos de renting contemplan cambios de neumáticos “gratuitos” cada 20 o 25.000 km. Los cuatro. Y según la conducción del usuario o el tipo de vehículo, es muy probable que al menos dos de esas cuatro ruedas estén más que aprovechables.

Un pinchazo puede provocar que la rueda del otro lado del eje, aún aprovechable, tenga una «segunda vida».

2 fotos

Ampliar

También vienen de “imponderables tontos”, de aquellos pinchazos o daños en un neumático que implican el cambio de su pareja al otro lado por igualar el eje.

Tan sólo una mínima parte proceden de accidentes, ya que últimamente o las piezas van directas al desguace o las aseguradoras afinan cada día más y te hacen reutilizar en la reparación los elementos que no hayan resultado “excesivamente” dañados.

Luego también hay caprichosos que cambian de medida de llanta o de marca de neumáticos para mejorar las cualidades dinámicas de su coche, entregando un par o dos de gomas aún solventes.

Aclarado el origen de estos productos, no se debe dudar de ellos, al menos, respecto a este punto.

Tampoco sobre la legalidad, pues mientras  las ruedas de ocasión se atengan a la normativa que marca una profundidad mínima de 1,6 mm en la banda principal de rodadura (en el surco más centrado, no en los flancos) nuestro coche pasará sin problemas la ITV. Además, desde que se conoce el truco de medir el dibujo con la parte dorada de una moneda de euro y la mayoría de las firmas montan indicadores de desgaste, la posibilidad de que nos den gato por liebre se ha reducido bastante.

Ruedas usadas: fíjate en estos detalles

Ahora bien, tengamos claro lo que montamos. A la hora de sustituir nuestras ruedas gastadas por unas de ocasión, y contando éstas con las medias oportunas y la profundidad adecuada, hemos de considerar otros factores.

En el cambio de las cuatro cubiertas a la vez, parecería que con poner todas iguales ya estaría resuelto el asunto; sin embargo, debemos hilar más fino y atender al código DOT de los neumáticos (se distingue bien, pues son unos números grabados en el lateral de la goma que van detrás de la palabra DOT). Ellos nos marcarán la antigüedad de la rueda en semanas y años. Si por ejemplo pone 1602, lo que nos indica es que el neumático fue fabricado la semana 16 (finales de abril) del año 2002. Y si lo que aparece es 2409, pues se traduce como semana 24 (junio) del 2009.

Tomando como referencia este dato, podemos intentar que nuestras ruedas de ocasión no sean muy dispares en antigüedad. Casi nunca van a ser iguales, pero, al menos, que no haya mucho tiempo entre la más nueva y la más antigua. Los fabricantes hablan de un año de diferencia como máximo. Lo aceptable -que no lo ideal- es que al menos sean del mismo lustro (cinco años).

Por supuesto, los códigos de velocidad (V, W, X, Y…) e índices de carga (90, 91…) deben ser iguales. Eso también te lo miran en la inspección técnica y, si lo llevas distinto a lo que marca tu ficha, no la vas a pasar.

En los cambios de las gomas de un solo eje, tomando lo anterior también como válido, has de lograr asimismo que tus «nuevas-viejas» ruedas casen con las que ya llevas. No solo en medida, especificaciones, etcétera, sino también en dibujo. Esto se consigue buscando unas de la misma marca que ya tienes montada, aunque se trate de otro modelo. Hay una matriz base para la mayoría, respetada en muchos de sus modelos de calle (los más deportivos son harina de otro costal). Eso sí, debo advertirte que no es la solución ideal.

También se puede recurrir a estos establecimientos como solución -muy válida- de manera “incidental”. Por ejemplo, en el caso de un pinchazo en un neumático ya rodadito, en lugar de “aprovechar y cambiar el juego”, puedes optar por poner sólo uno (eso sí, idéntico al del otro lado, en este caso es imprescindible) con un desgaste muy similar, con lo que el eje queda compensado y tú te ahorras una pasta… Porque la cantidad de dinero que se salva recurriendo a estos proveedores oscila entre el 30 y el 60% del precio una rueda nueva.

¡Descubre la web de Curro San Miguel y hazte con sus libros!

Comentarios

  • Alin

    Busco dos neumáticos 225-35-18

  • triumph street triple

    ¿Quieres empezar a escribir un blog cómo y dónde hacerlo?

  • JUAN

    Os cuento cómo funcionan Neumáticos Km0:
    ATENTOS
    . Publicitan neumáticos garantizados con un 90% de vida útil y si no te das cuenta te montan unos con el 50% o menos. Lo primero que hacen es pedirte la ficha del coche y de inmediato te lo suben al elevador. Empiezan a desmontar tus ruedas y a montar las supuestas ofertadas al 90% de vida útil. Les digo que paren y que me dejen ver las ruedas. Ya se ve que ni de coña llegan al 90 que enuncian. Pido que midan la profundidad y alehoop!!!, el 50%. Pido hoja de reclamaciones y me intentan vender la moto con artimañas. Me dicen que al día siguiente tengo garantizadas que me traen unas al 90%. Llego al día siguiente y nada de nada, el mismo timo. Hoja de reclamaciones de la CAM y denuncia a consumo

  • Pepe

    Os dejo mi aporte.
    Yo trabajo desde hace 10 años en una empresa DE RECICLAJE DE NEUMÁTICOS en Ribarroja del Turia , que trabaja para el SISTEMA INTEGRADO SIGNUS (una asociación de economía circular del neumático formada por los grandes fabricantes y de mayor prestigio del neumático, que tiene entre sus socios fundadores a Bridgestone, Michelin, Continenetal, Pirelli, Goodyear).
    Dentro de los objetivos que plantea esta asociación a sus recogedores autorizados es que el neumático recogido de los talleres sea reutilizado como neumático de segunda mano en un 15 % del total.
    Para ello la empresa de reciclaje cuenta con personal experimentado y cualificado para evaluar si el neumático recogido cumple las condiciones exigibles para ser reutilizado.
    En los diez años de experiencia que tengo en la empresa NUNCA ningún cliente ha manifestado ninguna queja del neumático que se le ha instalado en su vehículo; en este sector la reputación es un factor imprescindible para ganar la confianza del consumidor.
    ¿Porque utilizar neumáticos de segunda mano? : es un medio de mucho automovilista de acceder a las marcas premium a un precio asequible, frente a la alternativa que sólo tienen de poner en su vehículo neumáticos muy baratos de procedencia asiática, que esto sí que no son nada fiables.

  • Juan

    Mi humilde opinion es, que si andais en carretera todos los dias y podeis comprarlos nuevos ,ponerlos nuevos.Como dice el refrán : el dinero del mezquino….

Aquí está tu coche