*

“Compramos tu coche”: técnicas de las que desconfiar

22 Febrero, 2017 por

Ante la creciente demanda del mercado de segunda mano, profesionales de siempre y advenedizos recientes se ofrecen a comprar tu coche rápido y al mejor precio. Pero… ¿es cierto eso?

“Compramos tu coche”: técnicas de las que desconfiar4

La actualidad obliga y, por tanto, me siento obligado a dar voz a quienes acuden a mí sintiéndose decepcionados y/o defraudados por aquellos “profesionales serios y responsables” a los que, confiados en su publicidad, acudieron a venderles su automóvil usado.

Oímos todos los días en la radio, vemos en la tele o leemos en la prensa cómo tal y cual empresa te ofrece “máxima tasación”, “pago al contado”, “facilidad de trámite” o se hacen cargo de coches “en cualquier estado”. Obviamente, como ya debiéramos saber a estas alturas, “del dicho al hecho hay un trecho”, y de la publicidad a la realidad… trecho y medio. Como se decía antes, nadie da duros a peseta.

Esa publicidad es legítima, pues todo el mundo tiene derecho a anunciarse de la mejor manera posible -sin faltar a la verdad, eso sí-, para atraer hacia sí la mayor atención y la mayor cantidad de público posible.

Sin embargo, esa verdad es netamente subjetiva, y me he tomado muy en serio descubrir qué hay detrás de ella, para que, si algunos de vosotros estáis pensando en acudir a estos compra-ventas, sepáis a lo que os exponéis y, llegado el caso, os podáis ahorrar el viaje.

Almacenes de coches de segunda manoReportaje compramos tu coche.

Empezaré por decir que las casas de coches de segunda mano “de toda la vida” (Alhambra, Yamovil, Canalcar u Ocasión Plus, por poner sólo algunos ejemplos) son las que ofrecen un trato más transparente y justo, es decir, ellos compran y venden coches in situ y por cada uno que compran la idea es que se venda otro, con lo que la tasación más positiva de tu vehículo tendrá mucho que ver con si vas a entregarlo como parte de pago por otro de su exposición. Si no es así, subjetivamente tu coche perderá parte de su valor. O no les interesará por marca, modelo, estado, kilómetros, etcétera.

La verdad es que yo hice la prueba con un Saab del año 1997 y 200.000 kms (un coche, como me dijeron, bastante difícil de colocar). Y la máxima tasación era la máxima tasación de ese tasador, ese día por ese coche, distinta de la máxima tasación de otro tasador, ese mismo día por ese mismo coche. Juegan con la baza de que muchos particulares no comparan lo suficiente y acaban aceptando la primera oferta. Justo ese es el principal objetivo de este artículo, que se entienda la importancia, cuando uno va a vender su coche, de consultar su valoración en varios establecimientos, comparar y nunca quedarse con el primer precio de compra que te dan.

El pago al contado tampoco es tal, pues raro es el sitio en el que me ofrecieron un talón y mucho menos efectivo. Lo suyo es transferencia bancaria “a lo largo de esa semana”, dejando tú, eso sí, la transferencia firmada. Si se trata de un cheque, lo suyo es que sea conformado y avalado por una entidad bancaria, lo que exige un par de días para realizar el trámite. En cuanto al pago en metálico, es ilegal fiscalmente: cualquier pago de más de 1.500 euros hay que hacerlo por transferencia, no se puede hacer en mano, y eso tampoco es instantáneo; lo normal es que se hagan efectivos en un plazo de 24 a 48 horas, siempre y cuando no haya festivos ni fines de semana de por medio.

El trámite, en todo caso, resulta sencillo y se puede resolver, si todo esta “OK”, en el mismo día o al siguiente. No conviene demorarse, ya que la tasación suele tener una validez media de 48h.

El mencionado “OK” hace referencia a que el vehículo ofertado tenga toda su documentación en regla, no presente embargos, el titular sea la persona que lo ha llevado a tasar y su permiso de circulación con pertinente ITV esté vigente. En detalles mecánicos, son más laxos. Y es que es mucho más fácil pelear con un motor que con la Administración pública…

Conviene recordar que estos negocios están para ganar dinero y que soportan unos gastos que acaban pasando factura al último eslabón de la cadena: nosotros.

Siempre cabe la posibilidad de no cerrar el trato, como también hay un pequeño -muy pequeño- margen de regateo. Y, si decimos que sí, nuestro vehículo usado, tras el obligado proceso de reacondicionamiento, pasará a formar parte de su stock y exposición a un precio con el que sacar beneficio, obviamente más elevado que el que nosotros obtuvimos por él. Es lo que hay y, ciertamente, en el experimento que he hecho con le viejo Saab, no esperaba encontrar otra cosa.

Tasación online: muy lejos de la realidadReportaje compramos tu coche.

Otra cosa sí que son las centrales de compras. Especialmente una con gran presencia en los medios: compramostucoche.es.

Detrás de ella y de su filial española (Vamancia S.L.) se encuentra un grupo alemán, con sede en las afueras de Berlín, llamado WRDA Holding Gmbh. Su estructura de negocio se apoya en la publicidad y en su web, que no deja de ser otra herramienta publicitaria más. ¿Por qué? Sencillo, su “tasador online” ofrece unas tasaciones de alucine. Son un gancho, y es muy fácil morder el anzuelo.

Realizada la tasación online, que nos va a interesar seguro, ya nos han convencido en ese primer paso. A continuación, hemos de acudir a uno de sus “centros colaboradores”, que suele ser una caseta de obra en un aparcamiento público, para recibir la tasación profesional de uno de sus “expertos”.

Rompo una lanza a favor de estos “expertos”. Ellos ni pinchan ni cortan y acaban dándote el precio que una tableta misteriosa “conectada con la central” aporta. Eso tras realizar una prueba dinámica y verificar que todo lo dicho en el formulario online que rellenamos en el primer paso es verdad, claro. Y este es un asunto casi surrealista.

Nosotros, tras obtener en su web una tasación de más de 2.800 euros por un Opel Vectra 2.2 16v del año 2001 (un precio más que bueno), fijamos una cita para uno de sus centros, o sea, para una caseta de un aparcamiento. Acudimos, soportamos el paripé de la tasación con prueba de conducción incluida en la que se confirmó todo lo dicho y obtuvimos, vía tableta del experto, la tasación definitiva: 364 euros. Ahí lo llevas. Dicen que el mercado de coches de ocasión es muy “dinámico” en lo que a precios se refiere, y que cambian “día a día”… La tasación de mi Saab es clara prueba de ello.

Pues, como este caso que he protagonizado, con una diferencia extrema entre la tasación online y la real, tengo más de 20 que han llegado a mi correo electrónico. Son usuarios enfadados, claro, cuyas opiniones misteriosamente no aparecen entre las opiniones de clientes de su web.

Pero sigamos. Si aceptas el precio final de  la tasación in situ, también te pagan por transferencia, de una sociedad que desconoces, y también has de dejar firmada la orden de cambio de nombre. Quizás te preguntes qué pasa después con tu coche, una vez que pasa a sus manos. Pues sabe Dios. Puede acabar reducido a chatarra en un desguace de Bucarest (por eso sí que aceptan coches muy averiados o dañados) o puede ser vendido en un chiringuito de Bollullos del Condado.

Yo no recomiendo acudir a esta gente a menos de que tengas una necesidad muy perentoria de dinero, no te quieras complicar la vida con particulares y/o te puedas conformar con menos de la mitad del dinero que en realidad vale tu coche. Y para eso  hace falta saber cuánto vale tu coche de verdad. Esa tasación realista la puedes obtener acudiendo a los compraventas de los que hablábamos al principio, los que te dan un precio más honesto. Siempre puedes irles con la mentirijilla piadosa de que estás interesado en cualquier otro de los que hay en su exposición y hacer que te lo tasen (y luego réstale un 10% más menos).

Particulares camuflados

Reportaje compramos tu coche.4

Por último están los “particulares camuflados”, que suelen dejarte un papelito en el parabrisas. Quedas con ellos en cualquier sitio, te “tasan” el coche a la baja y están dispuestos a pagártelo en el acto, incluso en billetes. Y claro, ante la perspectiva de irte a casa con dinero contante y sonante, pues picas…

Hemos contactado con dos y, a pesar de ser gente bastante poco seria en las formas, el fondo era bueno y se podía cerrar el trato rápidamente. Eso sí, alimentando por otro lado la auténtica y genuina “economía sumergida” made in Spain (vamos, que el pago es en negro, ya me habéis entendido).

Conclusión: cómo vender bien tu coche usado

Como conclusión, diré que desconfiéis de quien os promete “duros a pesetas”, y que vender bien un coche usado es dedicarle tiempo y honestidad, y que el mercado particular nos puede ofrecer -no siempre- mejores precios y la misma seguridad a nada que vayamos con cuidado. Pero  la regla fundamental es, como siempre, hacer las cosas bien: visitar a varios tipos de compraventa, consultar incluso a esos otros tipos de compradores de los que hemos hablado. Hay que hablar con unos y con otros, realizara varias tasaciones online y también in situ. Con toda esa información, podremos saber de una forma bastante aproximada cuál es el valor de mercado de nuestro coche y, a partir de ahí, decidir a quién vendérselo. Y ojalá os pase como a mí, que de unos cuantos coches de los que me he desprendido me han salido muy buenos amigos.

Visita la página del autor de este reportaje, Curro San Miguel, pinchando aquí.

Te puede interesar...

Curro San Miguel

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba