Reportaje

Cómo se mide el consumo en un coche eléctrico

Ampliar

16 de julio, 2020

Todos sabemos ya lo que son l/100 km, pero con la llegada del coche eléctrico empezamos a escuchar palabras que nos resultan extrañas y que no entendemos su significado. Vamos a ver cómo se mide el consumo en un coche eléctrico y qué detalles debemos tener en cuenta.

Los coches eléctricos son infinitamente más fáciles de manejar y de utilizar a diario que los que ya conocemos de combustión, pero son una tecnología diferente y tenemos que acostumbrarnos a algunas cosas. Todos sabemos lo que son 4 litros de gasolina, pero si nos dicen que las baterías tienen 4 kWh nos quedamos con cara de sorpresa. Vamos a ver primero algunos términos para entender mejor cómo se mide el consumo de un coche eléctrico.

Lo primero que tenemos que saber es que, así como la unidad de volumen de un depósito de combustible son los litros, la capacidad de una batería se mide en kWh. Si nos dicen que la batería de un Tesla Model X es de 100 kWh sería lo mismo que decir que el depósito de un Cayenne es de 80 litros. Para saber un poco más, esos 100 kWh significan que esa batería es capaz de almacenar la energía que consumiría un motor de 100 kW funcionando a tope durante una hora.

Para saber cuánto gasta un coche con un motor térmico podemos hacer dos cosas:

  • Medir cuántos litros consume en recorrer 100 km: esto nos da el consumo el l/100 km, que es la forma a la que estamos acostumbrados a ver los consumos en Europa.
  • Medir cuántos kilómetros (o millas) podemos hacer con un litro (o galón): esta es la forma en la que se suele expresar el consumo en otros mercados, como el americano, de ahí lo de mpg (millas recorridas con un galón).

Personalmente encuentro más gráfico saber cuánta distancia puedo recorrer con una cantidad de combustible que el formato que usamos normalmente los europeos, pero es cuestión de gustos, lo importante es entender la diferencia entre expresarlo de una y de otra manera. Ambas miden consumo de energía para recorrer una distancia.

Puede que te interese: ¿Cuándo conviene un coche híbrido, un PHEV o un eléctrico?

En un motor de combustión, la energía la proporciona el combustible al ser quemado en el motor. Sin embargo, en un coche eléctrico la energía la sacamos de la que hay almacenada en las baterías. Si la cantidad de energía almacenada la medimos en kWh en vez de en litros y el consumo de un coche era de X l/100 km, el consumo de un coche eléctrico sera de X kWh/100 km.

En el caso del formato de consumo que emplean los americanos, en vez de mpg (millas por galón) será mpkWh (millas por kilowatio hora).

Qué debemos tener en cuenta en el consumo de un coche eléctrico

Los eléctricos, al contrario que los de combustión, gastan más en carretera que en ciudad.

1 fotos

Ampliar

Hay un par de detalles que debemos tener en cuenta a la hora de hablar de los consumos de un coche eléctrico. El primero de ellos es que no debemos escandalizarnos cuando nos dicen que un coche eléctrico gasta 18 kWh/100 km. Que los kWh equivalgan a litros no quiere decir que 18 kWh/100 km sean 18 l/100 km. En la actualidad, un consumo en un coche eléctrico que esté en el entorno de los 18 kWh/100 km es un consumo razonable, por debajo de esta cifra estaremos ante coches muy eficientes. Los modelos más eficientes que se comercializan en la actualidad están en el entorno de los 14 o 15 kWh/100 km. Podemos considerar un consumo elevado cuando se superan los 20 kWh/100 km.

Baterías de litio de los coches eléctricos: un problema de reciclaje y contaminación

Lo segundo que debemos tener en consideración es que tenemos que quitarnos de la cabeza ideas preconcebidas de nuestra experiencia con los coches de combustión. Los coches eléctricos consumen mucho menos en ciudad que en carretera, al contrario que los de gasolina o diésel. Donde más consumen los eléctricos es en autopista a velocidades sostenidas. En el momento en el que se superan los 100 km/h de forma sostenida, su autonomía cae en picado. Para hacernos una idea, de media, circular a más de 120 km/h sostenidamente aumenta el consumo hasta en un 50%.

El otro factor que más aumenta el consumo en un coche eléctrico es la calefacción. Estamos acostumbrados a que calentar el coche no nos cueste nada y que lo que consuma sea enfriarlo con el aire acondicionado. Esto es porque en un coche de combustión tenemos un motor que genera calor al funcionar. De hecho, de cada litro de gasolina que gastamos, apenas 0,3 litros mueven las ruedas, el resto se va en calor y en gases por el escape.

En los coches eléctricos no hay un motor queme nada para funcionar, de manera que no se genera calor como para calentar el coche. El uso de la calefacción en los días fríos aumenta el consumo de los coches eléctricos hasta en un 35%.

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • Manuel Garcia Ferre

    Convendria decir que dado que el precio medio final del kWh en estos momentos en tarifas domestica (incluyendo termino de energia, termino de potencia, impuesto sobre la electricidad e IVA) es aproximadamente de 30 centimos, o lo que es lo mismo 5.4 euros/100 km. Es decir que mas barato en comparacion con automoviles de motores temicos. (No hay que caer en el error de utilizar para efectuar este calculo solo el precio del termino de energia)

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche