Consejo

Cómo salir de un coche sumergido en el agua

3 fotos

Ampliar

15 de septiembre, 2019

Siempre nos dicen que en caso de inundación o riada abandonemos el coche pero siempre hay personas que se quedan atrapadas. Los nervios suelen bloquearnos en estas situaciones. Vamos a ver cómo debemos actuar para saber hacerlo y tratar de tener automatizado ese instinto si llegamos a tener la mala suerte de necesitarlo.

El coche es una trampa mortal cuando estamos en el agua. El problema es que flota lo suficiente como para que lo arrastre con facilidad la corriente, pero no lo bastante como para mantenernos en la superficie y poder seguir respirando. Es vital salir del coche lo antes posible en cuanto notemos que empieza a ser arrastrado por la corriente.

Seguro que en las películas o en más de una ocasión te han dicho que es imposible abrir una puerta cuando el coche está en el agua, esto es cierto cuando ya está casi sumergido o el agua llega casi hasta la mitad de la puerta, pero es que, mucho antes de que eso suceda, empezará a querer flotar y a ser arrastrado por el agua. En ese momento ya debemos estar tratando de salir del coche y todavía podremos abrir las puertas fácilmente.

Puede que te interese: Cómo recuperar un coche inundado

En realidad, el coche intentará empezar a flotar en cuanto el agua le llegue a la altura del umbral de la puerta, de modo que hay poca presión de agua impidiendo que la abramos y la podremos abrir con relativa facilidad.

Qué hacer para salir del coche en el agua

Solo se pueden abrir las puertas cuando el coche está completamente inundado.

3 fotos

Ampliar

El primer consejo es que, si vas a cruzar una zona inundada (algo que no debes hacer en ningún caso, pero bueno, si lo vas a hacer de todas, todas…) es soltarnos el cinturón de seguridad para tener un problema menos en caso de tener que abandonar el coche y, aunque llueva a mares y te entre la lluvia dentro, bajar las ventanillas antes de meterte en el lío.

Si el agua nos sorprende de golpe y ya la tenemos casi a la altura de la ventanilla, abrir la puerta será ya imposible y no nos quedará más remedio que intentar salir por una ventanilla, o esperar a que se inunde el interior por completo para poder abrir la puerta, exactamente igual que si el coche se cae de golpe al agua.

Si el coche está completamente sumergido no se puede abrir la puerta debido a que hay más presión fuera del coche que dentro. Es muy probable que no nos funcionen los elevalunas eléctricos, así que tendremos que romper el cristal. Es más eficaz romper la luna trasera (no el parabrisas, que es laminado y no nos dejará salir)  que la ventanilla, pues es más fácil salir por un hueco lo más grande posible.

Sólo podremos abrir la puerta con bastante facilidad cuando el coche esté completamente inundado, así que, en este tiempo conviene que tratemos de mantener la calma e ir respirando profundamente para aprovechar el aire mientras lo tengamos.

Una vez con el coche completamente inundado abrimos la puerta y salimos lo más rápido que podamos.

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • Anónima

    Dicen que los reposacabezas pueden sacarse y usar las puntas metálicas del soporte para romper la ventanilla. También he oido a veces que el parabrisas puede desencajarse haciendo fuerza contra él con ambas piernas sentado en los asientos delanteros.

    • Rubén Fidalgo

      Hola, lo de los reposacabezas es un bulo. En la mayoría de los coches no es fácil desmontarlos de su soporte y no acaban en punta para romper el cristal. Casi ninguno acaba en punta viva sino que son redondeados y algo cónicos para facilitar su montaje. En cuanto al parabrisas, no es fácil desencajarlo en los coches modernos porque va pegado al marco, pero sí se rompe y se suelta con facilidad si eres capaz de sacar las piernas de debajo del volante y ponerlas contra el parabrisas y en esa postura hacer fuerza con ellas, algo que no todos podemos hacer.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche