Consejo

Cómo saber si un coche es de calidad

Ampliar

14 de enero, 2019

Aunque en la actualidad no se puede decir que haya coches malos, debemos aprender a diferenciar aquellos que son de verdad de calidad de los que sólo lo aparentan. Existen detalles que nos permiten saber si lo que parece bueno lo es realmente.

Recuerdo cuando se lanzó al mercado la cuarta generación del Volkswagen Golf y el primer Seat León. Tenían unos plásticos en el salpicadero y paneles de puerta que parecían maravillosos. Sin embargo, el tiempo se encargó de revelar que se trataba de una fina capa superficial que se acababa desprendiendo y pelando, dejando al descubierto una calidad real muy inferior a la aparente en un principio.

Debemos aprender a diferenciar lo que es calidad aparente y lo que es calidad real. Los fabricantes alemanes son unos genios en este aspecto, verdaderos maestros de la calidad aparente, pero, si rascamos un poco, en muchas ocasiones salen a la luz detalles que desvelan que la realidad no es tan buena como parecía.

Por ejemplo, un truco muy típico de los fabricantes es utilizar materiales de muy buen aspecto en las partes más visibles, cayendo en picado su tacto y su calidad en aquellas zonas más inaccesibles. Una clara demostración la tenemos en el salpicadero. Lo normal es que la parte superior sea de un material plástico de buena textura y algo gomoso. A medida que vamos bajando los plásticos empiezan a tener peor aspecto y a ser cada vez más rígidos y de peor calidad.

Ahora también empieza a ser evidente este ahorro en los paneles de puertas y cada vez más modelos tienen mejores materiales en las puertas delanteras (algunos incluso con iluminación ambiental y molduras decorativas), mientras que las traseras son de materiales rígidos y mucho más descuidadas.

En el tema de los plásticos las cosas son muy complicadas. Tendemos a pensar que un plástico de tacto blando y suave es de mejor calidad que uno rígido, pero no siempre es así. Hay salpicaderos de materiales blandos que se decoloran o agrietan fácilmente y aparecen grillos a los pocos kilómetros mientras que otros de peor aspecto inicialmente se mantienen como el primer día durante años.

Los ajustes y la homogeneidad son siempre buenas señales

Moviendo un poco el tapizado podemos ver si el armazón del asiento está pintado o no.

Moviendo un poco el tapizado podemos ver si el armazón del asiento está pintado o no.

Ampliar

Los puntos clave para detectar si un coche está bien fabricado y de calidad son aquellos en los que se unen varias piezas. Los ajustes son siempre un punto crítico y delicado para los fabricantes. Por un lado porque es más difícil de lo que nos pensamos el diseñar una pieza que tiene que convivir con otra y por otro, porque lo más probable es que esas piezas las fabriquen distintos proveedores.

Las marcas de coches prácticamente sólo fabrican ellas mismas la carrocería y los motores, el resto de componentes se subcontratan a otros fabricantes. En el interior, por ejemplo, un buen punto de control es la zona de la consola central, donde nos encontramos con las salidas de aireación, los mandos de la climatización, la tapa de la guantera… son muchas piezas juntas en un espacio concreto.

Para saber si está bien ajustado o no deberemos fijarnos en varios detalles, pero sobre todo, en que haya homogeneidad. Si la salida de aireación está más ajustada en un lado que en otro, si sobresale más arriba que abajo, o si la del lado izquierdo tiene mejor pinta que la del lado derecho. Las asimetrías y la falta de homogeneidad en los acabados y ajustes son un claro indicio de que no ha habido demasiado control a la hora de dimensionar, fabricar o montar las piezas.

Otro punto crítico es la zona en la que la puerta delantera ajusta contra el salpicadero. Lo normal es que quede un hueco similar en la del lado izquierdo que en la del lado derecho, pero en las pruebas me he encontrado modelos en los que la puerta del conductor casi roza con el salpicadero mientras que la de la derecha tiene un hueco enorme. Esto es un clara muestra de que los controles de calidad en la fábrica no prestan atención a estos detalles.

El armazón de los asientos es otro sitio donde podemos comprobar si se ha puesto esmero o no en la fabricación. Hay fabricantes que, para ahorrar, ni siquiera pintan la estructura metálica de los asientos. Al ser una parte que no va a la vista es fácil que nos la intente colar ahí. El problema es que esa estructura se oxida y con el paso del tiempo aparecerán los problemas como fallos a la hora de regular el respaldo, deformaciones, etc.

Los marcos de las puertas son sitios donde se suelen encontrar soldaduras mal acabadas.

Los marcos de las puertas son sitios donde se suelen encontrar soldaduras mal acabadas.

Ampliar

En la carrocería hay tres cosas en las que debemos fijarnos para comprobar si la calidad constructiva es buena o no:

  • La homogeneidad de la pintura: antes os decía que las marcas de coches básicamente sólo fabrican la carrocería. Bien, pues debería haber sido más conciso y decir que sólo fabrican las partes metálicas de la carrocería. Lo normal es que las partes plásticas las suministre un proveedor. Por este motivo es muy frecuente que nos encontremos con diferencias de tonalidad entre la aleta y el parachoques de un coche, porque la aleta la ha pintado la marca en su cabina de pintura y el parachoques viene pintado desde la fábrica de otra compañía. Hay modelos en los que estas diferencias de color se notan muchísimo y, una vez más, esto es un síntoma de que sus controles de calidad son mas laxos.
  • Ajustes en puntos de unión: de nuevo tenemos que jugar a buscar asimetrías y diferencias entre un lado y otro. La unión de los parachoques con las aletas o los faros, las ranuras que dejan las puertas o el capó, etc. Todo eso nos indica si la calidad de fabricación es buena.
  • Las soldaduras y entrechapas: un buen sitio para buscar soldaduras y uniones de distintas chapas de carrocería es el hueco del maletero, sobre todo en la parte superior del techo en los coches con portón trasero. Las soldaduras ahí suelen ser delicadas por la forma de las piezas y podemos ver si están bien acabadas o no. Otro sitio típico son los marcos de las ventanillas en las puertas.

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • JOSE LUIS OYAGUE

    POR ESTA RAZON NUNCA CAMBIARE A TOYOTA O LEXUS CON MODELOS EUROPEOS Y YA POR EXPERIENCIA LO DIGO

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche