Cómo recuperar un coche inundado

Cómo recuperar un coche inundado

19 octubre, 2018

Por desgracia, las inundaciones en garajes y riadas no son nada infrecuente y muchas personas se tienen que enfrentar a recuperar su coche después de haber estado medio sumergido. Aquí van algunos consejos que te pueden servir, aunque, si ha estado completamente inundado, poco hay que hacer más que reclamar al seguro.

Vaya por delante que nuestro deseo es que jamás tengas la necesidad de hacer uso de estos consejos, pero la probabilidad existe y, debido al cambio climático, cada vez será más frecuente este problema. No sólo las lluvias torrenciales provocan inundaciones. También son relativamente frecuentes las averías en las acometidas de aguas en las viviendas que acaban por llenar de agua los garajes y arruinando decenas de coches. Por desgracia, en la mayoría de los casos la única solución es reclamar los daños al seguro correspondiente, pero a veces es posible recuperar el coche. Como con los heridos en un accidente, la gravedad de las lesiones y la rapidez de respuesta son la clave para “salvar al enfermo”.

En el caso de que el vehículo haya quedado completamente sumergido hasta el techo, salvo que el agua fuese absolutamente cristalina (algo muy improbable pues las inundaciones suelen arrastrar lodo y aguas de alcantarillado) y lo pudiésemos empezar a reparar en pocas horas, las probabilidades de poder volver a la vida el vehículo son prácticamente nulas.

Si ha sido arrastrado por una corriente todavía es más improbable que podamos volver a hacer funcionar el coche. Aquí no sólo se producen daños a los materiales del interior y centralitas electrónicas, también hay problemas mecánicos provocados por la enorme fuerza del agua, que puede arrancar o deformar partes del vehículo.

Si el vehículo está en un garaje público o privado se debe reclamar a su seguro.
Si el vehículo está en un garaje público o privado se debe reclamar a su seguro.
Ampliar

Si tu coche está estacionado en un garaje y éste se inunda deberás reclamar al seguro del edificio o del parking, eso sí, el seguro de tu vehículo deberá estar al día y en orden. Si tenemos el coche sin seguro porque no lo usamos y lo tenemos guardado en un garaje, lo más probable es que no atiendan nuestra reclamación.

Si el problema ha surgido cuando el coche estaba en la vía pública la cosa es todavía más complicada y sólo podremos reclamar a nuestro seguro, si es que está dentro de sus coberturas. La única manera de poder reclamar al ayuntamiento o a otro responsable sería si la inundación se ha producido por un fallo en la red de suministro de agua, por ejemplo, pero si se trata de causas naturales poco podremos hacer. Como mucho recuperaremos el valor venal del vehículo bastante tiempo después de reclamar los daños.

Qué hacer para intentar recuperar un coche inundado

Si el agua ha penetrado en el habitáculo, tendremos que desnudarlo por completo para secarlo bien.
Si el agua ha penetrado en el habitáculo, tendremos que desnudarlo por completo para secarlo bien.
Ampliar

Por suerte, no siempre las cosas son irrecuperables y algunos coches son reparables después de una una inundación, vamos a ver qué podemos hacer en esos casos para no empeorar las cosas y tratar de recuperarlo.

Si el agua no ha llegado a entrar en el interior del habitáculo estaremos de suerte. Bastará con, antes de intentar encender el motor, desmontar la línea de escape del coche para vaciar el agua que haya podido entrar en ella y lo más seguro es que después el coche encienda a la perfección y funcione.

Si el agua ha llegado hasta el umbral de las puertas y ha penetrado en el interior deberemos hacer más cosas.

Lo primero que debemos hacer es evitar la tentación de hacer el intento de encender el motor. Si ha entrado agua en la caja del filtro de aire o en el colector de admisión y tratamos de encenderlo, es fácil que el agua entre en los cilindros y, como los líquidos no se pueden comprimir, partir una biela, es decir, arruinar el motor.

Sí podremos poner el contacto para comprobar si funcionan los elevalunas, luces… y asegurarnos de que la instalación eléctrica está más o menos bien. En el caso de funcionar todos los elementos eléctricos será una excelente señal.

Prueba a fondo del Ford Focus RS 2016
Si hay agua en el filtro de aire no intentes encender el motor.
Ampliar

Es necesario desmontar en el motor la caja del filtro de aire para comprobar si ha entrado agua en ella. Si está seca, podremos intentar encender el motor. Si hay agua, habrá que seguir desmontando piezas de la admisión y sacando el agua que haya podido entrar en el intercooler, colector, etc. Una vez que nos hemos asegurado de quitar toda el agua del circuito de admisión, podremos encender el coche.

Lo siguiente es llevar el coche a un lugar seco y bien ventilado para desmontar los asientos y la tapicería y dejar el coche (sin asientos, moqueta ni tapicería) secando. Es conveniente secar con aire caliente todas las unidades de control eléctricas y las conexiones antes de que la humedad empiece a corroerlas.

Es necesario desmontar lo antes posible todas las cavidades en las que haya podido entrar el agua (faros, pilotos traseros, huecos de puerta, maletero, hueco de la rueda de repuesto…).

Si el agua ha dejado mucho lodo y residuos en el interior, lo más seguro es que no compense intentar limpiar los asientos ni la moqueta. Ganaremos tiempo, ahorraremos dinero y el resultado será mejor si directamente buscamos un interior completo en un desguace y lo trasplantamos.

Lo más importante es ser muy rápidos en empezar a actuar. Cuanto menos tiempo esté la humedad trabajando en nuestra contra más probabilidades tendremos de que no queden secuelas.

Qué pasa si se inunda un coche eléctrico o híbrido

Los coches eléctricos son más vulnerables en caso de inundación.
Los coches eléctricos son más vulnerables en caso de inundación.
Ampliar

Uno de los grandes temores con los coches híbridos y eléctricos es qué pasa con el agua. Todos tenemos la imagen de una persona en la bañera y que le tiran un secador y muere electrocutada… incluso aunque el secador no esté enchufado… cosas del cine.

Es cierto que el agua y la electricidad se llevan mal (salvo que sea agua destilada), pero los coches eléctricos e híbridos están fabricados de manera que sus cables y componentes sometidos a alta tensión están muy aislados y son muy herméticos.

La probabilidad de electrocutarnos al intentar entrar en el coche es casi nula, por no decir imposible. Ahora bien, los coches híbridos y eléctricos tienen muchos más componentes electrónicos y ése sí es un punto débil.

Este circuito impreso apenas ha pasado 36 horas sumergido en agua salada.
Este circuito impreso apenas ha pasado 36 horas sumergido en agua salada.
Ampliar

En la imagen superior ves el estado en el que queda una centralita electrónica moderna tras pasar sumergida en aguas residuales poco más de un día. Todos los coches tienen decenas de unidades de control como ésa, pero en los eléctricos hay todavía más y, lo que es peor, muchas de ellas están en la parte más baja del coche, pues son las que se encargan de supervisar el estado de carga de las baterías, temperatura… que están montadas en el suelo.

A esto hay que añadir otro problema y es que, así como uno mismo con un poco de habilidad puede desmontar todo el interior de su coche, en uno eléctrico es necesario acudir a un taller especializado en coches eléctricos e híbridos. Es peligrosísimo intentar desmontar nada que esté cerca de las baterías o su cableado, cualquier error puede electrocutarnos, no por la inundación sino porque la manipulación de elementos de alta tensión en un coche híbrido o eléctrico requiere de conocimientos, utillaje especial y equipos de protección individual aislantes.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba