Cómo comprar un coche proveniente de una herencia

Cómo comprar un coche proveniente de una herencia

Te damos las mejores pautas para que lleves a cabo de forma óptima el proceso de compra de un coche heredado o familiar, que en ocasiones puede antojarse algo difícil.

Entre todo lo que se deja atrás cuando abandonamos este mundo se encuentra nuestro vehículo, un bien mueble que frecuentemente se pone a la venta para percibir o repartir su valor económico entre los herederos. Pero… ¿es buena idea comprar un coche proveniente de una herencia?

La respuesta rápida es que sí, es tan buena opción como cualquier otra, siempre teniendo en cuenta que nos va a tocar tratar con la Administración Pública, con todo lo que eso conlleva. Porque lo ideal sería comprar un coche con la transferencia resuelta a favor del heredero, porque, en ese caso, el  asunto no pasaría de ser una transmisión entre particulares como otra de tantas.

Sin embargo, lo más habitual es encontrarte todo “manga por hombro” (no hay un heredero designado, los que lo son no se ponen de acuerdo, les faltan papeles…) y que prácticamente seas tú el que tenga que guiar paso a paso a la familia hasta poder hacerte con el coche. Obviamente, eso se ha de ver reflejado en un precio de venta más bajo, que es lo que puede mover tu interés y el de otros en el mercado.

Qué debes tener en cuenta al comprar un coche de segunda mano

Trámites para comprar un coche dado de alta a un difunto

Vamos a poner como ejemplo un coche dado de alta, pero cuyos depositarios no ostentan la propiedad ni, aun siendo familia, poseen la documentación acreditativa e identificativa del difunto. Bien, el primer paso, visto el coche y confirmada nuestra intención de comprarlo al precio pactado, es el que se da frente a cualquier otro: confirmar con Tráfico, por medio de la matrícula, que no se trata de un coche robado ni que pesan cargas, embargo o deudas sobre él (ya sabemos que el “numerito” del Ayuntamiento se suele olvidar de pagar…)

Seat 600.

Localizados y puestos de acuerdo los herederos -familiares-, se hará un contrato de compraventa entre particulares. A continuación, se habrá de ir a un notario para que dé fe de que el vehículo pertenece a quien lo ha suscrito a través de un Acta de Notoriedad o de Manifestaciones (que es lo mismo, pero sin testigos).

Luego, tendremos que regularizar el Impuesto de Circulación con el consistorio donde esté dado de alta el vehículo y abonar el año en curso. En este punto, ya tenemos el contrato de compra con el DNI vigente de uno de los familiares como propietario, el acta notarial y el impuesto de circulación pagado.

Cuál es el mejor momento para vender un coche usado al mejor precio

Llega el momento de pasar una ITV -si procede- e ir a la Delegación de Hacienda para realizar el cambio de titularidad. O sea, lo normal. La única diferencia es que tendremos que abonar dos transmisiones, la del fallecido a su familiar y la de éste a su dueño actual (nosotros). Conviene echar un ojo a las tablas de tasación de la Agencia Tributaria del coche para cuadrar el precio, aunque insisto en que, para que esta operación compense, te tiene que haber salido bien barato…

Quedaría tan solo por rellenar la solicitud de cambio de titularidad en Tráfico, firmada por el comprador y el vendedor. Una vez abonadas las tasas, nos entregarán la nueva documentación a nuestro nombre y el coche ya es nuestro.

Casos especiales al comprar un coche heredado

Obviamente, nos podemos encontrar con más problemas que los expuestos, como que el coche esté de baja (hay por aquí un artículo muy bueno sobre cómo dar de alta de nuevo un coche) o que esté indocumentado.

En ese supuesto, lo primero es inquirir por qué el coche no tiene papeles. Ojo ahí: si simplemente se han extraviado y no hay sospecha ni anotación de que se haya hecho nada turbio con ellos, se puede conseguir un duplicado de forma sencilla en las estaciones de ITV habiendo pedido ya un informe a Tráfico y otro al registro de bienes muebles. Afortunadamente, ambos se pueden solicitar por Internet, aunque tal vez te pidan firma digital y acabes teniendo que meter en el ajo a una gestoría.

Pero bueno, de una u otra manera, no hay problema insalvable con buena voluntad, mejor hacer y paciencia. Estas adquisiciones complicadas echan a muchos para atrás a pesar del ahorro, y por ello son los compraventas los auténticos especialistas: sumar otro expediente a todos los que ya gestionan no les lleva mucho tiempo ni gasto, y pueden llegar a doblar su beneficio respecto a un coche normal.

Si te ha gustado este reportaje de Curro San Miguel, puedes visitar su web

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba