Cómo hacer el rodaje a un coche nuevo

Cómo hacer el rodaje a un coche nuevo

21 noviembre, 2018

Sólo los más viejos se acuerdan de eso de "hacerle el rodaje" al coche. En la actualidad prácticamente ningún manual de usuario hace referencia a que se deban tener precauciones especiales en el uso de un coche cuando es nuevo. De todos modos, no es una mala costumbre empezar con prudencia, veamos por qué.

Sí, ya sé que el coche de esta portada no es precisamente un último modelo, pero sirve para ilustrar perfectamente el tema. Hace años era imprescindible hacer un buen rodaje del coche antes de pedirle el 100% de sus prestaciones, algo que venía claramente especificado en el manual de usuario. Los modelos actuales apenas dicen nada al respecto ni los vendedores nos advierten sobre ello, pero tampoco está de más ser cuidadosos los primeros kilómetros, verás por qué.

El motivo por el que se hacía un rodaje en los coches de antes era porque las piezas de los frenos, suspension, caja de cambios y motor no estaban asentadas tan a la perfección como ahora. Las máquinas con las que se mecanizaban elementos como los casquillos de biela y bancada, los cilindros, etc., no eran tan precisos como ahora. Esto hacía que las fricciones internas de estas piezas en las primeras horas de uso fuesen muy elevadas y provocaba dos cosas: que el motor se calentase más y que la superficie de esas piezas en rozamiento se templase.

El templado es un tratamiento térmico que hace que las propiedades mecánicas de un material se modifiquen.

Si durante los primeros cinco o diez mil kilómetros no se tenía esto en cuenta y se sometía a mucho esfuerzo a la mecánica, ese templado de las superficies no se hacía correctamente y, además, se recalentaban y desgastaban muy rápidamente las piezas, haciendo que ese componente quedase “herido de muerte”, con una vida útil muy mermada.

Por qué los coches modernos no hacen rodaje

El Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio es uno de los mejores deportivos del mercado.
La mayor precisión de las máquinas y la mayor calidad de los materiales han reducido mucho el proceso de rodaje.
Ampliar

Los avances en la precisión de las máquinas-herramienta (tornos y fresas) y en las aleaciones de los materiales han conseguido que prácticamente desde el principio las piezas que componen la mecánica de un vehículo estén perfectamente asentadas.

De todos modos, algunos fabricantes recomiendan llevar el coche de nuevo por el concesionario transcurridos los primeros 1.000 km para realizar una serie de verificaciones, entre ellas, la calidad del aceite. Se suele comprobar el estado del aceite, su acidez y verificar que no haya residuos metálicos en él.

Aunque ya no es necesario hacer un rodaje tan estricto como antaño, sí es recomendable hacerlo y, sobre todo, respetar muy bien los tiempos de calentamiento y enfriamiento de la mecánica, es decir, ser muy suaves con el motor frío hasta unos 10 minutos después de que el termómetro de refrigerante diga que está caliente (al aceite y a las piezas internas del motor les cuesta un poco más que al refrigerante alcanzar su temperatura óptima) y dejarlo enfriar uno o dos minutos antes de apagarlo cuando, por ejemplo, paramos a echar combustible.

Cómo hacer un buen rodaje del coche

Los consumos del Arona son correctos, pero peores que en el Ibiza o el León.
Un correcto uso del cambio, suavidad y respetar los tiempos de calentamiento son vitales para alargar la vida de la mecánica..
Ampliar

Para asegurarnos de que las piezas sometidas a rozamiento se asientan bien y crean la capa superficial idónea para alargar la vida de la mecánica deberemos seguir estos consejos:

  • Ser muy suaves conduciendo hasta que el motor alcance su temperatura de funcionamiento. No deberemos pisar el acelerador más de la mitad de su recorrido ni subir más allá de las 3.000 rpm por regla general. Obviamente si no queda más remedio lo tendremos que hacer, pero debemos evitarlo en lo posible.
  • No apagar el motor de golpe cuando está muy caliente, sobre todo cuando paramos en un peaje, a descansar en mitad de un viaje o a repostar. Cuando estamos llegando a casa sí se puede apagar casi inmediatamente porque lo normal es que llevemos un rato circulando en ciudad o maniobrando y ya se habrá reducido bastante la temperatura del motor. En los modelos con start&stop mi consejo es que lo desconectes, aunque el fabricante ha instalado sensores que impiden que se apague si no lo consideran conveniente.
  • Durante los primeros 1.000 km deberemos evitar en lo posible circular con el pedal del acelerador más allá de los dos primeros tercios de su recorrido. Si subiendo un puerto el coche nos exige pisar mucho el pedal, bajamos una marcha y reducimos ligeramente el régimen.
  • No pasarnos de vueltas: tampoco conviene circular mucho tiempo a más de 2/3 del régimen máximo del motor. Si el cuenta revoluciones tiene la zona roja a las 5.000 rpm, nuestro límite deberían estar entre las 3.500 rpm y las 4.000 rpm. Sólo si nos vemos apurados podemos usar el motor hasta su tope.
  • Evitar en lo posible los desplazamientos cortos de menos de 10 minutos en los que el motor no alcanza la temperatura correcta y funciona con un exceso de combustible (que reduce la lubricación).
  • Entre los 1.000 y los 5.000 km iremos subiendo progresivamente la exigencia que le pedimos al motor. En esta parte del rodaje es interesante viajar con el coche y variar el régimen de funcionamiento. Si, por ejemplo, hacemos un viaje de 200 km por autovía, podemos ir 40 km en la marcha más larga, otros 40 en la inmediata inferior (manteniendo la velocidad), para variar las revoluciones de trabajo sostenidas a las que funciona el motor y mejorar el asentamiento de las piezas.

En un coche moderno no es necesario estirar el rodaje más allá de los 5.000 km, a partir de ahí podemos pedirle todo lo que pueda dar.

NO SE DEBEN USAR ADITIVOS DURANTE EL RODAJE. Algunos fabricantes utilizan un lubricante especial cuando el motor es nuevo que tiene unas propiedades detergentes mayores y es menos lubricante, precisamente para que las piezas que friccionan se desgasten entre sí y se amolden a la perfección sus superficies.

Estos consejos deberemos seguirlos tanto cuando el coche es nuevo como cuando se realiza una reparación profunda de la mecánica.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

Txuchin 22 noviembre, 2018

Entonces ¿por qué muchos modelos no llevan un indicador de temperatura?

Rubén Fidalgo 26 noviembre, 2018

Pues por lo mismo que tampoco traen un sistema de extincion de incendios o cinturones de 6 puntos de anclaje, porque la ley no les obliga, nosotros como compradores no lo consideramos tan importante como para negarnos a comprar un coche sin termómetro y el fabricante ahorra cientos de miles de euros.

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba