Cómo funcionan los radares de cinturón

8 Mayo, 2017 por

Ya están funcionando en España y ya han empezado a llegar a los infractores las primeras denuncias por no utilizar el cinturón, aunque por ahora no implican sanción. Así funcionan estas cámaras mal denominadas “radares de cinturón”, aunque en realidad no funcionan como un radar.

Cómo funcionan los radares de cinturón3

Desde el pasado 11 de abril ya son operativas las cámaras que controlan el uso del cinturón de seguridad y ya han llegado a los domicilios las primeras denuncias, que, durante los dos primeros meses, serán informativas, empezando a imponer sanciones a partir del 11 de junio, previsiblemente.

En total, la DGT ha instalado hasta ahora 225 cámaras en pórticos y postes para denunciar a aquellos conductores que no lleven correctamente abrochado el cinturón de seguridad, una infracción muy grave que conlleva una multa de 200 euros y la retirada de 3 puntos del carnet de conducir.

Las cámaras son muy precisas, pero tienen sus puntos débiles, como la dificultad para detectar si los pasajeros de un autobús llevan o no sus cinturones (cuyo uso es obligatorio), lo mismo que en las plazas traseras de los turismos. Para minimizar los posibles errores, las imágenes que son captadas por las cámaras son procesadas con posterioridad.

Cómo funcionan las cámaras de uso del cinturón de seguridad

Cómo funcionan las cámaras de control de uso del cinturón de seguridad3
Cómo funcionan las cámaras de control de uso del cinturón de seguridad

Aunque muchas veces la gente se refiere a ellas como radares, realmente se trata de cámaras de alta velocidad, capaces de realizar hasta 50 fotografías por segundo. El dispositivo cuenta con un sensor que detecta cuándo se está aproximando un vehículo y, al pasar éste por un punto concreto, realiza 7 disparos (sin flash). El punto de inicio para la toma de estas fotografías está estudiado para que se vea claramente la matrícula delantera del vehículo y las plazas delanteras a través del parabrisas.

Una vez realizadas las 7 fotografías, un sistema informático con un algoritmo de reconocimiento de imágenes interpreta si los pasajeros del vehículo están haciendo uso del sistema de seguridad o no. Si tiene la menor sospecha de que no llevamos el cinturón, el dispositivo de descarte envía estas imágenes al Centro Estrada de Tratamiento de Denuncias Automatizadas que la DGT tiene en León.

De las 7 imágenes tomadas se seleccionan las dos en las que más nítidamente se aprecie que no se lleva el cinturón puesto y se emite la denuncia correspondiente.

Las cámaras, aunque no son infalibles, son muy precisas y no es fácil engañarlas con trampas como camisetas que tienen una banda negra cruzada imitando la banda oblicua del cinturón de seguridad ni ardides similares.

Por ahora, España es pionera en este sistema y, aunque lleva desde 2015 en pruebas y es muy eficaz, todavía no lo es tanto como los radares que detectan nuestra velocidad. Algunos parabrisas pueden provocar reflejos, hay coches con cinturones de seguridad de colores claros que no son tan fáciles de identificar por parte del programa de reconocimiento de imágenes… pero, tras los numerosos filtros y controles que pasan las fotografías, las que finalmente llegan a tramitarse como denuncia es porque queda claro que, en efecto, no se lleva abrochado el cinturón de seguridad.

 

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba