Reportaje

Te explicamos cómo evitar el riesgo del sueño al volante

Ampliar

09 de marzo, 2019

Una de las principales causas de accidentes de tráfico es la somnolencia durante la conducción. En este artículo te damos algunos consejos para evitarlo.

La somnolencia durante la conducción estuvo detrás del 10% de los accidentes de tráfico con víctimas en nuestro país (excluyendo a Cataluña y País Vasco) durante 2017 y es un factor implicado, directa o indirectamente, entre el 15 y el 30% del total de siniestros. Para que os hagáis una idea con cifras más concretas, en el último lustro se registraron 20.600 accidentes por somnolencia con el resultado de 800 fallecidos. Para evitar el sueño al volante, la Fundación para la Seguridad Vial (Fesvial) nos recuerda cuáles son las recomendaciones habituales que pueden llegar a combatirlo.

El peligro de la somnolencia al volante

Qué hacer para no dormirte cuando conduces

Sobre decir que lo primero que hay que hacer cuando notamos un mínimo síntoma de somnolencia es parar en el primer lugar seguro que haya y tomar un refresco, un café e, incluso, echar una cabezadita de media hora para reposar y despejar la mente.

Consejos para conducir de noche

A raíz de ahí, Fesvial aconseja, además, descansar bien antes de emprender un viaje, realizar una buena planificación del mismo y evitar las horas más peligrosas o los trayectos largos, especialmente de noche; descansar cada dos horas o 200 kilómetros recorridos, no inclinar demasiado el asiento, ventilar bien el interior del habitáculo, no ingerir comidas copiosas antes de viajar, conversar con otros pasajeros o poner música, ingerir bebidas e hidratarse bien y efectuar cambios de ritmo durante la conducción, siempre respetando las normas de circulación.

Asimismo, se sabe que dos de las franjas horarias en las que la somnolencia aparece con más frecuencia son a primera hora de la tarde (entre las 14 y las 16 horas) y durante la madrugada (entre las 3 y las 5 de la mañana), por tanto, también sería conveniente evitar la conducción en esas horas. De forma general, los conductores profesionales son más propensos a sufrir microsueños, debido a que pasan un mayor número de horas conduciendo. En este sentido, especialmente ellos deben ser conscientes de sus limitaciones.

La tecnología como parte aliada

Por suerte, en la actualidad son comunes cada vez más sistemas que nos ayudan a detectar la somnolencia al volante, como el detector de fatiga que muchos vehículos ya incorporan de serie, las bandas sonoras que delimitan los extremos de los carriles u otros dispositivos. Uno de ellos ha sido desarrollado por Samsung España. Se trata de una aplicación, llamada Copiloto Samsung, que hace las labores de un detector de fatiga y que en algo más de un año de uso ha registrado más de 30.000 descargas y ha lanzado cerca de 6.000 alertas.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche