*

Cómo dar de baja el seguro de un coche

2 Noviembre, 2016 por

Te contamos las indicaciones a tener en cuenta a la hora de dar de baja el seguro de un coche para que la petición del tomador a la compañía sea eficaz.

Cómo dar de baja el seguro de un coche2

Algunos conductores tienen o han tenido problemas a la hora de finalizar su póliza de seguros por desconocimiento en el proceso de anulación de la misma. Existen algunas causas principales por las que podemos dar de baja el seguro de nuestro vehículo: traspaso o venta del coche, suspensión provisional por desuso del automóvil –lo que nos permite ahorrar el dinero que no estamos aprovechando-, por cambio de compañía aseguradora, por modificación del precio o condiciones de la póliza o por caso de robo o cualquier otro infortunio.

Para realizar este proceso de cese del contrato entre ambas partes –aseguradora y tomador- de forma efectiva hay que conocer y dominar una serie de pasos que te llevarán a evitar obstáculos y contratiempos durante el desarrollo hasta la desembocadura en la anulación de dicho seguro.

Pasos para dar de baja el seguro de un coche

Lo primero que tenemos que tener en cuenta en el momento en que queremos dar de baja el seguro del coche es que la renovación de la póliza es automática, por lo que nos evitamos así ese trámite de rehabilitación durante la contratación. Hace meses existía un único tipo de contrato y pago anual para la aseguración del vehículo; el contrato comprendía de un día concreto hasta ese mismo día del año siguiente –por ejemplo: del 20 de noviembre de 2016 al 20 de noviembre de 2017, día en que se renueva de forma automática-. En la actualidad, el contrato sigue siendo anual pero se han añadido otros tipos de plazos de pago, como el trimestral o el semestral.

  • Notificar a la compañía con un mes de antelación el deseo de finalizar el contrato de póliza del seguro personándose el tomador (no sirve el asegurado ni beneficiario) con el DNI y firmar la carta de anulación. Al realizarse la renovación de modo automático por parte de la aseguradora, es necesario transmitirles que queremos finalizar el contrato. Es aconsejable que este proceso se realice de manera personal en oficina y por medio de un escrito hacia la compañía mejor que mediante otros medios, como llamada telefónica. De esta forma, se deja constancia de la recepción y de la iniciación del curso por parte del tomador para anular el contrato.
    • Para esta solicitud de anulación sólo es necesario presentar la documentación si es una compañía aseguradora, ya que si se trata de una mutualidad no te pueden reclamar el pago de la prima judicialmente. En caso de tratarse de una mutualidad no es obligatorio notificar la baja con un mes de antelación. Así pues, el mes en el que el tomador proceda a dar de baja su vehículo, la mutualidad pasará el recibo de ese mes al banco del tomador y este lo devolverá, ajuntado con una notificación escrita del propósito de baja. Es posible que la mutualidad intente entorpecer la baja ejerciendo una presión o intimidación para que el tomador siga con sus servicios –como pasa, por ejemplo, al cambiar de compañía telefónica-. El tomador tiene el derecho de dar de baja su seguro y lo que reciba de la mutualidad para que siga en sus servicios carece de toda validez legal.
    • El pasado 1 de enero se modificó el artículo 22 de la Ley de Contrato de Seguro (Ley 20/2015): antes de dicha fecha, el plazo obligatorio de preaviso a la aseguradora por parte del tomador era de dos meses. Este plazo se redujo a un mes, pero el plazo de preaviso por parte de la aseguradora al tomador en caso de alguna modificación en la póliza permanece en dos meses antes de la realización de ese cambio. Así, el tomador puede decidir con tiempo si sigue con el contrato.
      • En caso de que la aseguradora suba el precio o haga otro tipo de modificación alterando ese período de preaviso, el tomador puede exigir la continuidad de la anterior prima o póliza, e incluso, presentar la baja sin penalización y exigiendo, además, la devolución económica correspondiente al aumento de precio.
      • En caso de que la compañía reduzca el riesgo de lo asegurado durante ese plazo, debe bajar el precio del contrato; si no es así, se podrá cancelar el contrato a los 15 días.
Ejemplo de carta de anulación del seguro de un coche.2
Ejemplo de carta de anulación del seguro de un coche.
  • Tras esta fase, no te deben de dar problema alguno en la tramitación de la baja: el cliente se da de alta y de baja cuando quiera. Cabe destacar que el tomador no está obligado a comunicar a la aseguradora el motivo por el que se da de baja de esa compañía.
  • Un error frecuente en los conductores es que se olvidan de la fecha de vencimiento del contrato asegurador del vehículo, lo que puede ser un problema a la hora de la anulación. Hace meses existía un único tipo de contrato y pago anual para la aseguración del vehículo; el contrato comprendía de un día concreto hasta ese mismo día del año siguiente –por ejemplo: del 20 de noviembre de 2016 al 20 de noviembre de 2017, día en que se renueva de forma automática-. En la actualidad, el contrato sigue siendo anual pero se han añadido otros tipos de plazos de pago, como el trimestral o el semestral.
    • Por lo tanto, si el contrato vence el 20 de noviembre de 2017 y el tomador comienza el proceso de anulación pasados 30 días antes a esa fecha –mes obligatorio de preaviso a la compañía- se le cobrará la prima completa del seguro durante todo el año siguiente. Por esto es aconsejable no olvidar o tener presente en algún tipo de nota la fecha de vencimiento del contrato y manejar correctamente los tiempos en caso de querer dar de baja el seguro.
  • Otro error es confundir la fecha de vencimiento con la de los pagos fragmentados –esto se refiere a cómo es el método de pago del seguro: trimestral, semestral o anual-. La confusión entre ambas fechas puede resultar un obstáculo a la hora de dar de baja el seguro del vehículo, ya que si el tomador no ha pagado una fracción del pago completo del seguro no sólo no podrá darse de baja, sino que la compañía podrá tomar medidas legales contra el tomador para recibir ese pago.

Procediendo a realizar correctamente cada fase de la petición de baja, la aseguradora aprobará la cancelación siempre que no exista ningún tipo de pago pendiente –como se muestra en el anterior punto- o algún otro problema expuesto en el contrato firmado entre ambas partes –aseguradora y tomador-.

Te puede interesar...

Christian García

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba